«El fútbol de verdad se acabó cuando entró el primer secador de pelo a un vestuario»

Alfredo Di Stéfano
Share: