«En Checoslovaquia, el futbolista no podía fumar ni beber ni mantener relaciones sexuales tres días antes de cada partido. Entrenábamos cinco horas al día y no teníamos jornada libre»

Antonín Panenka
Share: