«Fui el mejor entrenador británico porque nunca engañé a nadie. Le rompería las piernas a mi mujer si jugase contra ella, pero nunca la engañaría»

Bill Shankly
Share: