Ruud Gullit

«Un equipo es como un buen reloj: si se pierde una pieza todavía es bonito, pero ya no funciona igual»

Ruud Gullit