Cromo de Giuseppe Signori - Odio Eterno Al Fútbol Moderno


  • Nombre: Giuseppe Signori
  • Nacionalidad: Italiano
  • Posición: Delantero
  • Años en activo: 22
  • Palmarés:  Foggia Calcio 1 Serie B (1990-1991); SS Lazio (1997-1998)
  • Distinciones individuales:  3 Máximo Goleador de la Serie A (1992-1993, 1993-1994 y 1995-1996) y 2 Máximo Goleador de la Coppa Italia (1992-1993 y 1997-1998)

Signori es uno de los futbolistas italianos más talentosos de la década de los 90 al que quizá no se le tiene en tanta consideración al no jugar en grandes equipos.

Giuseppe Signori fue 3 veces capocannonieri durante su etapa en la SS Lazio (1992-1998), sin duda la mejor época de su carrera futbolística. Ayudó a conquistar la Coppa ítalia en la temporada 1997-1998, de la que fue máximo goleador.

“Beppe” es el noveno máximo goleador histórico de la Serie A con 188 tantos en 344 partidos. Además es el segundo máximo anotador del SS Lazio (126) por detrás de una auténtica leyenda del fútbol italiano como Silvio Piola.

Comenzó su carrera como futbolista en el modesto UC AlbinoLeffe en 1984 y fue pasando por todas las categorías del fútbol italiano en Piacenza, Trento y Foggia Calcio (con el que ganó la Serie B en la 90-91) hasta llegar al equipo “biancocelesti”.

«Beppe», clase infinita

En 1998 lo fichó la UC Sampdoria por algo menos de 70 millones de pesetas. En Serie A también jugó en el Bologna FC hasta 2004, momento en el que abandonó el Calcio.

Se retiró en 2006 tras 22 años de prolífica carrera. Las dos últimas temporadas de su carrera deportiva las jugó en el Iraklis de Tesalónica griego y colgó las botas en el FC Sopron húngaro.

Signori disputó 28 encuentros con la selección «azzurri«, entre ellos la fase final del Mundial ’94 en el que llegaron hasta la final.

Desde entonces sigue ligado al mundo del fútbol, ya sea como comentarista o en puestos directivos de clubes modestos del país transalpino.

Se cuenta que llevaba botas con una talla menos que su pie, porque según él, así mejoraba su toque de balón. Seguro que recordáis sus míticos penaltis lanzados sin tomar carrerilla.

Share: