La mano de Dios

El 22 de Junio de 1986, se disputaban los cuartos de final de la Copa del Mundo en el Estadio Azteca de Ciudad de México.

De sobra era conocida la rivalidad entre ambas selecciones, más por temas políticos que futbolísticos, por la reciente guerra de las Malvinas.

Aquel día Maradona presentó formalmente la candidatura de Argentina al título con dos goles que tumbaron a los ingleses. El primera de ellos es esta «pillería» que significó el 1-0 y uno de los tantos más polémicos de la historia de los mundiales. Bautizado como la mano de Dios.