Celta de Marlboro

Precariedad laboral y dificultades para llevarse algo a la boca fueron el caldo de cultivo idóneo para que surgiera el estraperlo en las rías gallegas. Luego más de uno se volvió demasiado codicioso.

En zona de la desembocadura del río Miño ,conocida popularmente como “a raia mollada” y en la frontera con Portugal, denominada “a raia seca”, había tráfico ilegal de alimentos, medicamentos, gasolina y alcohol en los años de la posguerra.

Rápido se dieron cuenta de que el producto más lucrativo era el tabaco. Por toda Galicia se comercializaban los cigarros que previamente habían ocultado en bateas junto a mejillones, ostras y almejas.

El Celta de Marlboro durante la temporada 1961-1962 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
El Celta de Marlboro durante la temporada 1961-1962 (Fuente: www.farodevigo.es)

Era un negocio redondo. Rentable y con riesgo mínimo, ya que, el contrabando sólo estaba penado como una falta. A estos contrabandistas de tabaco se les conocía en la zona como “señores do Fume”.

Expandiendo el negocio

Uno de aquellos “señores do Fume” con apariencia de galán de novela, Cecilio Lorenzo Villa, se hizo con la presidencia del Celta de Vigo en 1959. Juntó a él entró a formar parte de la directiva Vicente Otero “Terito”, otro de los grandes capos del contrabando gallego.

También fue parte de aquel equipo directivo Venancio González “Capitán Veneno”. Un auténtico icono del Celta.

Vistió la camiseta celeste durante 15 temporadas y su apodo se debía al ímpetu y coraje que derrochaba subiendo la banda derecha. A esto se le sumaba un carácter aguerrido que le jugó más de una mala pasada.

"Capitán Veneno" una leyenda celeste e integrante de la directiva del Celta de Marlboro - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
«Capitán Veneno» leyenda celeste e integrante de la directiva del Celta de Marlboro (Fuente: www.marca.com)

En una ocasión, se enfrentó a un espectador que le estaba increpando. Le arrebató el paraguas y lo utilizó para resolver sus discrepancias sobre el terreno de juego.

Los contrabandistas son la gente más honrada que hay

 

 

Los celestes no pasaban por un buen momento en lo deportivo y sufrían una grave crisis económica. Esa temporada bajaron a Segunda tras 14 años en la máxima categoría del fútbol español.

Jugadores y técnicos comenzaron a viajar en un moderno autobús de la marca Dodge, que solía transportar cajas de tabaco rubio para vender al público de Balaídos. De ahí se le conociese como el Celta de Marlboro.

El nuevo presidente, que había sido piloto en el bando republicano, gustaba de marcarse piruetas con su avioneta mientras se disputaban los partidos en el campo vigués. El colmo del surrealismo.

Los objetivos de la nueva directiva eran sanear las cuentas del club y formar un proyecto deportivo para lograr el ascenso. Lo primero lo consiguieron, en la faceta deportiva no tuvieron tanta suerte.

Celso Lorenzo Villa, presidente del Celta de Marlboro - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Celso Lorenzo Villa, presidente del Celta de Marlboro (Fuente: twitter.com)

Sueño frustrado

En la 59-60 quedaron segundos a tan solo dos puntos del Racing de Santander que ascendió de forma directa. En la promoción se vieron las caras con el Real Valladolid.

El partido en Vigo terminó en empate. Todo quedaba pendiente para la vuelta en Zorrilla una semana después. Allí los pucelanos vapulearon a los “celtiñas” por 5-0.

No iban a cejar en su empeño por recuperar su sitio en la élite. La temporada siguiente volvían a quedar segundos, esta vez por detrás de Osasuna.

Su rival por un puesto en Primera fue un Real Oviedo que ganó por la mínima en el Carlos Tartiere y arrancó un empate a dos en Balaídos. Los celestes se quedaron de nuevo con la miel en los labios.

Tras el descenso el Celta tardó 9 años en regresar a Primera - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Tras el descenso el Celta tardó 9 años en regresar a Primera (Fuente: www.yojugueenelcelta.com)

En apenas 3 años al frente del club, pasaron por el banquillo hasta 4 entrenadores. El argentino Enrique Lúpiz estuvo solo cuatro jornadas al frente del equipo. Le sustituyó Baltasar Albéniz que también había ocupado el banquillo en la década de los 40.

Otro viejo conocido de la afición celeste, el legendario Ricardo Zamora formó tándem con otro icono del club, “Yayo” Sanz, para dirigir al equipo durante la promoción de ascenso. Éste último se haría cargo del equipo en solitario durante la siguiente campaña.

Tras los dos intentos frustrados de ascenso la directiva dimitió en bloque el 26 de enero de 1962. Los celestes se quedaron sin su “patrocinador” encubierto y pasaron su particular travesía por el desierto hasta recuperar la máxima categoría en 1969.

Celta de Vigo durante la temporada 1961-1962 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Celta de Vigo durante la temporada 1961-1962 (Fuente: www.yojugueenelcelta.com)

Entradas recientes

Categorías

Facebook

La sequía casi interminable de Sabadell y Castellón.odioeternoalfutbolmoderno.es/sabadell-castellon-negados-gol ... Ver másVer menos
View on Facebook
Carlos Fernando Navarro "El Mono" Montoya tuvo una dilatada carrera de 25 años bajos palos, dejando especial huella en Boca Juniors, donde ganó todos sus títulos como profesional.odioeternoalfutbolmoderno.es/mono-montoya ... Ver másVer menos
View on Facebook
En este artículo recordamos el paso de Nicolas Anelka por el Real Madrid odioeternoalfutbolmoderno.es/fichaje-anelka-real-madrid ... Ver másVer menos
View on Facebook
El equipo que fue Europa, España y Cataluña.odioeternoalfutbolmoderno.es/el-equipo-que-fue-europa-espana-y-cataluna ... Ver másVer menos
View on Facebook
La "Signora Omicidi".odioeternoalfutbolmoderno.es/la-signora-omicidi ... Ver másVer menos
View on Facebook
Hungaria, un equipo de exiliados.odioeternoalfutbolmoderno.es/hungaria-un-equipo-de-exiliados ... Ver másVer menos
View on Facebook

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *