Un grande en horas bajas

A día de hoy solo quedan tres clubes en la Liga que nunca han descendido a 2ª división o lo que es lo mismo, que han disputado todas las ediciones del campeonato.

Además de FC Barcelona y Real Madrid, el tercero en discordia es el Athletic Club de Bilbao. Conocido simple y llanamente como Athletic, nunca como «El Bilbao», término que rechazan unánimemente sus seguidores.

Su fundación data de 1898, cuando los marineros ingleses trajeron hasta aquí nuestro amado deporte. Los vizcaínos comenzaron a formar parte en los partidillos organizados por los marineros venidos de las islas.

Poco después decidieron formar su propio equipo de “football”, a imagen y semejanza de los clubes ingleses. Si bien es cierto que no sería registrado oficialmente hasta 1901.

Athletic Club en la temporada 1901-1902

Athletic 1901. Orbe, Ugalde, Alzola, McLenon; Mendiguren, Castellanos, Ledo;  Castelllanos, Guinea, Evans, Langford y Davies (Fuente: deia.eus)


Aunque la expresión “cantar el alirón” es mundialmente conocida, muy pocos conocen su verdadero origen, que fue precisamente en esa época en tierras vizcaínas.

En el puerto de Bilbao se embarcaba el hierro que importaban los ingleses. Según cuentan, el “patrón” que revisaba y evaluaba la mercancía, solía pintar sobre las vetas de mayor calidad el término “All iron”, (para Gutxi, todo hierro) siendo estas piezas las más preciadas y por las que los trabajadores del puerto cobraban un extra (algunos dicen que el doble de su salario).

Evidentemente esto era motivo de celebración y de su lectura castellanizada surgió el ya famoso grito de guerra, permaneciendo hasta nuestros días en la jerga futbolística.

Alirón Alirón, el Athletic campeón
             

 

En busca de unos colores

Al contrario de lo que pueda parecer, su vestimenta no siempre fue rojiblanca. En sus inicios, «Los Leones» vestían totalmente de blanco, a excepción de sus aun características medias negras.

Esto cambió en 1902. Con motivo de su participación en la Copa de la Coronación (embrión de la Copa del Rey) les regalaron unas equipaciones del Blackburn Rovers. Vistiendo camisa azul y blanca a partes iguales, con pantalón y medias azules.

El Club Bizcaya, fusión del Athletic Club y otros equipos de Bilbao fue campeón de la Copa de la Coronación en 1902

Bizcaya, fusión del Athletic y otros equipos de Bilbao ganó la Copa de la Coronación (Fuente: www.fifa.com)


No sería hasta 1909 cuando adquirirían su indumentaria habitual. Según cuentan los viejos del lugar, aprovechando el viaje de un joven estudiante bilbaíno a Londres. Querían renovar los uniformes del equipo y decidieron encargarle su compra.

Suele decirse que el chico no logró comprar las equipaciones habituales con los colores del Blackburn porque no quedaban suficientes, por lo que para no volver con las manos vacías, decidió comprar unas del equipo local de su ciudad de embarque, Southampton. Perpetuándose la camiseta a rayas rojas y blancas con calzón y medias negras como los habituales del club.

La historia oficiosa dice que el estudiante se corrió una buena juerga y fruto de la borrachera  se olvidó del encargo, hasta tal punto que estuvo a punto de perder el barco.

A última hora y justo antes de embarcar compró lo primero que pilló para salvar la papeleta y hasta hoy. Es una  versión retro de los que compran los regalos en el «duty free» del aeropuerto después de no se cuantos días de viaje…

Athletic Club con su indumentaria habitual

Athletic Club con su indumentaria habitual (Fuente bilbaohiria.com)


Años antes. En 1903, varios aficionados bilbotarras desplazados a la capital fundarían una sucursal del club en Madrid, que tras varios cambios de nombre llegaría hasta nuestros días como Atlético de Madrid.

En principio adquirió la indumentaria de su matriz, pero con el último cambio conservó el calzón azul de su indumentaria anterior y así ha perdurado hasta hoy. Actualmente no existe ninguna relación oficial entre ambos clubes, pero las historia siempre les mantendrá unidos.

Uno de los grandes

Tal vez la peculiaridad más sorprendente del Athletic Club y que ha perdurado a los largo de los años, es la de contar únicamente en su plantilla con jugadores nacidos (en algunos casos criados) en Euskal Herria.

Prácticas similares estaban muy extendidas entre muchos clubes de esa época. Sirva de ejemplo el Español de Barcelona o el AC Milan (del que se secesionó el Internazionale).

En este caso lo anómalo es que no siempre fue así, ya que, el Athletic Club (o sus clubes de origen) integraba jugadores británicos hasta 1911, cuando adoptaron esta «normativa» que ha llegado hasta nuestros días. Motivo de debate cada vez que vienen mal dadas por San Mamés.

Piru Gainza levantando la Copa del Generalísimo de 1956

Piru Gainza levantando la Copa del Generalísimo de 1956 (Fuente: www.rtve.es)


Aunque ahora sea noticia precisamente por la falta de costumbre. En otros tiempo era muy habitual que «Los Leones» conquistasen los títulos nacionales y se codeasen con los grandes. Fueron el “Rey de Copas” durante muchísimos años.

A día de hoy sigue siendo una institución con un arraigo y apoyo social como pocas, ya que, fruto de las fusiones y absorciones no existe otro club en Vizcaya que le haga sombra, por lo que goza del monopolio futbolístico de la región.

Suele decirse que si nace un niño en Vizcaya y no es del Athletic, hay que llevarle al psicólogo.

Aunque sigue siendo un grande de nuestra Liga, ha sufrido una pérdida considerable de protagonismo por la falta de títulos durante los últimos años.

Esperemos que como en ocasiones anteriores, supere esta larga travesía por el desierto y podamos ver pronto la Gabarra surcando las aguas de la ría del Nervión.

La Gabarra del Athletic Club durante el último alirón en 1984

La Gabarra del Athletic Club durante el último alirón en 1984 (Fuente: www.rtve.es)