El mundo al revés

Si hay algo bonito en el fútbol es que es impredecible. Cuando se miden 11 contra 11 sobre el césped cualquier cosa puede pasar. Hoy os contamos dos situaciones inauditas.

Pasó mucho antes de los petrodólares, los jeques y los fichajes multimillonarios. En 1880 tres devotos de una iglesia fundaron el St. Mark’s que, tras varias reestructuraciones pasó a denominarse Manchester City en 1894.

43 años después, en la temporada 1936-1937, lograron su primer título de Liga. Para aumentar la alegría sus vecinos de rojo perdieron la categoría.

El Manchester City ganó su primer título liguero en 1937

El Manchester City ganó su primer título liguero en 1937 (Fuente: www.futbolsapiens.com)

Dura poco la alegría en casa del pobre. Apenas un año después el cielo dejó de ser azul. Bajaron a Segunda mientras los “Red Devils” hacían el camino de vuelta a la élite del fútbol británico.

La temporada 1937-1938 el City empezó la defensa del título de capa caída. En las 10 primeras jornadas solo ganaron 2 partidos. Se fueron metiendo en el pozo y terminaron enfangados hasta el cuello.

Eso sí ,no hubo un solo equipo que marcase más que ellos. En 42 partidos anotaron 80 goles, pero recibieron la friolera de 77 tantos. El equipo más goleador descendido a Segunda, no encontraréis algo igual en toda la historia de este deporte.

Tras el descenso pasaron 9 años (1947) hasta que los “citizens” regresaron a la máxima categoría.

Encuentro entre Chelsea y Manchester City en 1938

Encuentro entre Chelsea y Manchester City en 1938 (Fuente: www.mirror.co.uk)

 

La racanería por bandera  

El AIK Estocolmo o AIK Solna nació un 15 de febrero de 1891. Es el quinto club más laureado de Suecia con 12 títulos y el único de Estocolmo que puede presumir de haber participado en competiciones europeas.

Nos situamos en la temporada 97-98, los “Gnaget” llevaban 6 años sin levantar el título de la Allsvenskan, pero habían hecho historia la campaña anterior, llegando hasta los cuartos de la Recopa de Europa.

En esa ronda les eliminó el FC Barcelona de Ronaldo Nazario, a la postre campeón en la final de Rotterdam.

Su décimo campeonato doméstico fue de lo más curioso. Fueron el equipo menos goleador del torneo. Apenas 25 tantos en 26 encuentros. Eso sí también fueron el equipo menos goleado, encajando tan sólo 15.

Partido de cuartos de la Recopa entre FC Barcelona y AIK Estocolmo

Partido de cuartos de la Recopa entre FC Barcelona y AIK Estocolmo (Fuente: extra.ie)

Rentabilizaron al máximo cada gol. De sus 11 victorias, 8 fueron por la mínima y, únicamente en 3 encuentros marcaron más de un tanto.

Desde entonces este equipo de Estocolmo ha ganado otros dos campeonatos (2009 y 2018), ambos con bastante más solvencia goleadora.

AIK Estocolmo y Manchestery City dos historias que muestran como en el fútbol muchas veces nos encontramos con el mundo al revés.

El máximo goleador descendido y el que menos tantos marca gana el título. Tan impredecible como maravilloso.

AIK Estocolmo campeón de la Liga sueca en 1998

AIK Estocolmo campeón de la Liga sueca en 1998 (Fuente: ievenn.com)