El que no corre, vuela

En 1925, en el seno de una familia de ascendencia irlandesa, en el Puerto de la Cruz, nacía Luis Molowny.

Desde muy joven destacó por su buen manejo del balón, aunque no se lo pusieron nada fácil a la hora de practicar su amado deporte. Consciente de su valía a los 15 años solicitó realizar las pruebas en el Tenerife, pero ni siquiera recibió respuesta.

Lejos de tirar la toalla ante la falta de interés del club chicharrero, se presentó en el lugar de las pruebas el día señalado. Allí se situó tras la portería donde los otros jóvenes chutaban al realizar los ejercicios.

Una y otra vez devolvió los balones que los aspirantes tiraban fuera del campo, tal era la calidad de sus golpeos que fue invitado a realizar la prueba de admisión. La superó con facilidad.

Luis Molowny chutando a portería

Luis Molowny chutando a portería (Fuente: eldiariodemou.com)

Dada su corta edad no podía disputar partidos oficiales. Su ámbito se limitaba a amistosos y entrenamientos. Así fue puliendo sus cualidades y poco después ficho por el Marino FC, donde comenzó a hacerse un nombre en las islas

El Marino es uno de los clubes que se fusionaron para fundar la Unión Deportiva Las Palmas. El estereotipo de jugador canario marcaba gusto por el juego vistoso y buen trato de balón. En el caso de Luis Molowny se cumplía el cliché.

Los equipos canarios, dada su insularidad y las dificultades de transporte que ello conllevaba en la época, no jugaban la Liga con los equipos de la península.

Disputaban un torneo regional en el que se enfrentaban entre sí. Aunque era habitual que muchos jugaran después en la península y en la Selección.

Luis Molowny marcando con el Real Madrid

Luis Molowny marcando con el Real Madrid (Fuente: luismolowny.com)

 

Bernabéu toma la iniciativa

En 1946, con tan solo 21 años era un jugador reconocido y no solo en las islas. Su fama había llegado a la península, hasta tal punto que despertó el interés del Atlético de Madrid, que intentó infructuosamente su fichaje.

Tras esto, fue el Barcelona quien se interesó por el jugador. Entended este interés, mediados los años 40 no había Youtube y los los clubes se movían de oídas o por recomendaciones, no por el conocimiento expreso de sus habilidades.

Por casualidades de la vida aquel mes de junio Santiago Bernabéu, presidente del Real Madrid realizaba en un viaje en tren de Valencia a Barcelona.

Durante el trayecto el tren hacía parada en Reus. El mandatario blanco la aprovechó para pasear y comprar algunas cosas, entre ellas un ejemplar de La Vanguardia.

El periódico dirigido por el Conde de Godó presumía de gran afinidad al régimen de Franco y se llamada La Vanguardia Española. ¿Igualito que hoy día verdad? Lo que son las cosas…

Santiago Bernabéu presidente del Real Madrid durante 35 años

Santiago Bernabéu presidente del Real Madrid durante 35 años (Fuente: www.elindependiente.com)

En ese diario se describía minuciosamente la operación del Barcelona para fichar a Luis Molowny. El dirigente culé Ricardo Cabot había partido en barco rumbo a Las Palmas, en un viaje que duraría tres días, ya que, hacía dos escalas, en Málaga y  Cádiz.

¡Lo quiero aquí!

Santiago Bernabéu con esta información en sus manos decidió tomar la iniciativa. Buscó un teléfono y llamó a Jacinto Quincoces, secretario del Real Madrid, otrora jugador del club, y le dio ordenes específicas:

Ve al banco, coge cien mil pesetas en billetes y luego coge el primer avión que salga para Las Palmas. Cuando llegues allí, ficha a Molowny. Pero lleva el dinero y lo enseñas nada más llegar

Quincoces llegó a las Palmas con dos días de ventaja sobre su competidor. Siguiendo las órdenes de su presidente contactó con la directiva del Marino, que accedió a organizar un partidillo para que el emisario blanco pudiera comprobar con sus propios ojos las virtudes del formidable jugador.

Jacinto Quincoces, ex defensa y secretario técnico del Real Madrid

Jacinto Quincoces, ex defensa y secretario técnico del Real Madrid (Fuente: www.lagalerna.com)

Para sorpresa de Quincoces, Molowny no hizo un buen partido, cometió multitud de errores y no destacó en ningún aspecto del juego. Al ver esto decidió llamar a Madrid para advertir al presidente. Las palabras de Bernabéu zanjaron rápidamente la discusión:

Tu fíchale y déjate de hostias. Ya hablaremos

 

 

Supuestamente Luis Molowny se enteró de que iba a ir a verle un ojeador de un club de la península y atenazado por los nervios no dio una en todo el partido.

Quincoces, aunque escéptico, cumplió las órdenes de su presidente y cerró un acuerdo con la directiva del Marino. El Real Madrid pagaría alrededor de 250.000 pesetas. 175.000 para el jugador, de las cuales 100.000 se entregarían allí mismo. El resto sería para el club.

«El Mangas» vuela alto

Luis Molowny era el gran beneficiado en este fichaje. No solo en lo económico, ya que, pasaba a cobrar 10 veces la cantidad percibida en las islas. También accedía a una Liga mucho mas competitiva y daba mayor proyección a su carrera.

Cuando Cabot llegó ya estaba todo cerrado y poco pudo hacer más que volverse con las manos vacías.

Real Madrid en la temporada 49-50

Real Madrid en la temporada 49-50 (Fuente:www.marca.com)

Luis Molowny, pronto adquirió el mote que le acompañaría el resto de su vida,“El Mangas”. Acostumbrado al clima cálido del archipiélago tardó en aclimatarse a las temperaturas más frías de la capital.

Era habitual verle agarrándose los puños de la camiseta, cubriéndose las manos y dejando solo a la vista los dedos.

Su gesto característico agarrándose los puños de la camiseta

Su gesto característico agarrándose los puños de la camiseta (Fuente: www.marca.com)

Jugó en Chamartín durante 11 temporadas en las que compartió vestuario con estrellas de talla mundial como Di Stéfano, Kopa, Gento o Puskas. Junto a ellos consiguió ser el primer canario en ganar la Copa de Europa.

Antes de retirarse volvió a Las Palmas, donde ya se había fundado la actual Unión Deportiva Las Palmas. Allí colgó las botas como jugador-entrenador en la temporada 57-58.

Fue internacional, aunque en unos años en los que se celebraba hasta un 4º puesto, lejos de las glorias nacionales más recientes.

Tras su retirada se dedico a los banquillos, ahora si, a tiempo completo, llegando a ser seleccionador nacional o entrenador del Real Madrid entre otros.

En su amada Unión Deportiva consiguió el mayor hito en la historia del club hasta la fecha, un subcampeonato de Liga y un tercer puesto en Primera División.

Siempre fue muy querido, prueba de ello son los múltiples homenajes que recibió tras su fallecimiento en 2010.

Luis Molowny como entrenador del Real Madrid

Luis Molowny como entrenador del Real Madrid (Fuente: as.com)