Cromo de Enzo Scifo - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 


  • Nombre: Vincenzo Scifo
  • Nacionalidad: Belga
  • Posición: Centrocampista
  • Años en activo: 18
  • Palmarés como jugador: RSC Anderlecht 4 Jupiler Pro League (1984-1985, 1985-1986, 1986-1987, 1999-2000), 2 Supercopa de Bélgica (1985, 1987) y 1 Copa de la Liga de Bélgica (2000); Torino FC 1 Copa de Italia (1992-1993); AS Mónaco 1 Ligue 1 (1996-1997) y 1 Supercopa de Francia (1997)
  • Distinciones individuales: Futbolista del Año en Bélgica (1984), Mejor Jugador Joven de la Copa del Mundo (1986), Mejor Futbolista Extranjero de la Ligue 1 (1990)

Apodado “El pequeño Pelé”, Enzo Scifo es uno de los mejores futbolistas belgas de todos los tiempos. Un centrocampista ofensivo tremendamente técnico, con gran visión de juego, regate y gran golpeo de balón.

Nombrado Futbolista del Año en Bélgica en 1984, fue galardonado como Mejor Jugador Joven de la Copa del Mundo de 1986 y cuatro veces nominado al Balón de Oro (1984, 1990, 1992, 1993).

“El pequeño Pelé”, un genio del balón

Con apenas 17 años fichó por el RSC Anderlecht debutando como profesional y apenas un año después se vistió la camiseta de la selección belga. En cuatro años con “Los violetas y blancos” ganó cinco títulos y llamó la atención de los grandes de Europa.

En 1987 recaló en el Inter de Milán, pero no se adaptó al calcio y un año después se marchó a la Ligue 1 donde jugó para Girondins de Burdeos, AJ Auxerre y AS Mónaco.

Visitó la camiseta del Torino FC con el que conquistó la Copa de Italia en 1993, siendo este el último título de los “granata” hasta la fecha. La campaña anterior alcanzaron la única final continental en su historia, la de la Copa de la UEFA, en la que cayeron ante el Ajax.

Tras una década regresó al club donde comenzó a jugar y colgó las botas en 2001 en las filas del Royal Charleroi SC tras 18 años como profesional.

Enzo Scifo fue internacional con Bélgica en 84 partidos en los que logró 18 goles y participó en cuatro ediciones de la Copa del Mundo (1986, 1990, 1994, 1998).

El mismo año que colgó las botas arrancó su carrera en los banquillos que le ha llevado a dirigir a varios clubes de su país y en las categorías inferiores “Les Diables Rouges”, mostrando su sabiduría futbolística a muchas de las grandes estrellas que tiene a día de hoy una de la selecciones más potentes del mundo.

Fuera de los terrenos de juego siempre ha sido tan atrevido como sobre el césped, ha hecho sus pinitos en el mundo del espectáculo, ha grabado un disco, regentado un restaurante y probado como piloto de rally.

Share: