Dicen que entre los argentinos, los rosarinos, son los que miran con ojos más libidinosos a la pelota. Allí no nace futbolistas. Nacen artistas.

Todo niño que se tercie quiere triunfar en el fútbol pero ¿piensan en divertirse con el balón? ¿O más bien en la fama, dinero y todo lo que conlleva ser futbolista profesional?

Hay románticos (los menos) que juegan únicamente por placer. Hedonistas del balón, cuyo único anhelo es disfrutar y hacer disfrutar a aquellos que les miran.

Uno de estos futbolistas, en vías de extinción en nuestros días, nació en Rosario un 19 de abril de 1946. Su nombre, Tomás Felipe “Trinche” Carlovich.

Trinche Carlovich un mito del fútbol argentino - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Trinche Carlovich un mito del fútbol argentino (Fuente: notasperiodismopopular.com.ar)


Fue mejor que Maradona. Mejor que Messi. Más grande que cualquier otro que haya entrado en el Olimpo de los dioses futbolísticos.

Un humilde artista

Como dicen en Argentina un potrero. Uno de esos niños criados con “tierra en los bolsillos” por andar todo el día detrás de la pelota.

No existen jugadas suyas grabadas. Alguna que otra foto vestido de corto. Hecho por el que en ocasiones se le ha denominado como “el futbolista fantasma”.

Alto. Desgarbado. Con poca pinta de futbolista, pero con una capacidad innata para retener el balón y una elegancia sobre el campo que superaba a los más grandes de este deporte.

Quizá lento de movimientos pero con una velocidad mental tremendamente superior a todos los que estaban a su alrededor

Los que tuvieron el placer de verle sobre un terreno de juego no tienen dudas. El Trinche fue el mejor de todos los tiempos. La pelota hacía lo que él quería. Pura poesía.

Con la gambeta como arma y una imaginación sin límites, se zafaba de los rivales sin aparente esfuerzo. Los que le vieron aseguran que en un partido tuvo el balón en su posesión durante 10 minutos sin que nadie pudiera arrebatárselo.

Trinche Carlovich jugando en Central Córdoba - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Trinche Carlovich jugando en Central Córdoba (Fuente: www.telam.com.ar)


Incursión en la élite

Nacido en el seno de una familia humilde de origen yugoslavo, que tuvo que emigrar a Argentina por la crisis de 1929. Las calles de Rosario vieron los primeros pasos del ídolo. El culto por lo estético estaba por encima de todo.

Cuentan que una vez no quedó satisfecho con un túnel a un rival y esperó a que regresase para hacerle el doble caño. Un mago sin parangón.

Llegó a debutar en Primera División con Rosario Central a finales de los 60. En aquel equipo había grandes nombres del fútbol argentino como Carlos Aimar, Mario Killer o Aldo Poy.

Trinche Carlovich durante su breve paso por Club Atlético Colón - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Trinche Carlovich durante su breve paso por Club Atlético Colón (Fuente: twitter.com)


Del mismo modo que desprendía magia por los cuatro costados, tampoco era el más aplicado a la hora de entrenar. Al parecer este fue el detonante para que Miguel Ignomiriello le descartase para el primer equipo de Rosario Central.

Desde comienzos de los 70 hasta su retirada en 1986, la mayor parte de su carrera la pasó jugando en Segunda División para Central Córdoba.

En sus idas y venidas del equipo rosarino, también vistió las camisetas de Flandria (1971), Independiente de Rivadavia (1976), Colón (1977), Deportivo Maipú (1978-1979) y Andes Talleres Sport Club (1979).

Tuvo ofertas de Francia y del New York Cosmos, pero el fichaje no llegó a concretarse en ninguna de las ocasiones.

Se rumoreó que la no llegada del Trinche al equipo neoyorquino se debió a que Pelé no quería dos gallos en el mismo corral, pero nunca se ha podido confirmar la veracidad de dicha información.

Una de las escasas imágenes del Trinche Carlovich vestido de corto - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Una de las pocas imágenes del Trinche vestido de corto (Fuente: twitter.com)


Esta noche juega el Trinche

En Central Córdoba, considerado el tercer equipo de Rosario tras Newell’s Old Boys y Rosario Central, logró dos campeonatos de Primera División C, la cuarta categoría del fútbol argentino.

Los títulos no eran lo importante. El Trinche no jugó para acumular gloria. Lo importante era la diversión.

En una ocasión Trinche Carlovich fue expulsado tras una refriega con un jugador del otro equipo. La súplica de la hinchada rival exigiendo su presencia en el césped llegó a tal extremo, que el árbitro tuvo que readmitirle en el campo.

Trinche Carlovich junto a sus compañeros de Central Córdoba - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Trinche Carlovich junto a sus compañeros de Central Córdoba (Fuente: extremodiario.com.ar)


Bajo el reclamo de esta noche juega el Trinche llegaban futboleros de todos los rincones de Argentina al Estadio Gabino Sosa para verle jugar.

Personalidades del fútbol argentino como Marcelo Bielsa o José Pékerman aseguran que acudieron cada domingo durante varios años para ver al fenómeno en acción.

Uno de los grandes seguidores de Carlovich fue Menotti, que llegó a convocarle para un encuentro durante su etapa como seleccionador.

La leyenda cuenta que el Trinche no acudió a la cita porque estaba pescando, aunque él siempre aseguró que no sabía pescar.

Lo que sí es cierto es que el público acudía cada fin de semana al campo de Central Córdoba y preguntaban si jugaba el Trinche. Si la respuesta era negativa la mayoría de la gente se marchaba por done había venido.

Trinche Carlovich con la camiseta de Central Córdoba - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Trinche Carlovich con la camiseta de Central Córdoba (Fuente: mundod.lavoz.com.ar)


El gran partido

Como parte de la preparación para la Copa del Mundo de 1974, el combinado argentino realizó una gira con diversos partidos por el país.

Uno de ellos se jugó en Rosario. El equipo rival lo formaron 5 jugadores de Newell’s, 5 de Rosario Central y el Trinche Carlovich como invitado a la fiesta. Fue el mejor.

La albiceleste cayó 3-1 y se cuenta que algunos jugadores pidieron a sus contrincantes que levantaran el pie del acelerador para evitar una humillación mayor.

Combinado rosarino que jugó frente a Argentina en 1974 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Combinado rosarino que jugó frente a Argentina en 1974 (Fuente: twitter.com)


Se cuenta que durante el descanso el seleccionador argentino pidió que sustituyeran a aquel “5” que estaba minando la moral de sus jugadores.

En ese equipo había figuras como Mario Kempes, Houseman , Tarantini o Fillol. Algunos de los jugadores que ganarían la Copa del Mundo en tierras argentinas cuatro años después.

Tras la eliminación la hinchada llegó a decir que habrían tenido más posibilidades con aquel combinado rosarino que con los 22 convocados para Alemania.

Dibujo de El Trinche en el campo de Central Córdoba - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Dibujo de El Trinche en el campo de Central Córdoba (Fuente: Informe Robinson)


El mejor de todos los tiempos

Fiel a su estilo, siempre quiso vivir libre. No temía al coronavirus, tampoco a la inseguridad en las calles de su ciudad. A sus 74 años se le podía ver paseando con su bicicleta por las calles de Rosario.

La falta de imágenes no hace más que agrandar la leyenda del Trinche Carlovich. Un liricista del balón a caballo entre el mito y la realidad.

Acá en Rosario se han inventado un montón de cosas acerca de mí. Pero no son verdad… A los rosarinos les gusta contar cuentos. Algún caño de ida y vuelta habré hecho, pero no es para tanto

Incluso llegaron a dedicarle una canción.  El Trinche, mediático aún sin querer serlo.

 

Siempre quiso estar alejado de los focos. Una de sus últimas apariciones públicas fue junto a Diego Armando Maradona y este fue contundente: “Trinche vos fuiste mejor que yo

¿Cómo es posible que millones de personas idolatren a alguien al que no vieron jugar? Simplemente con el brillo en los ojos de los que tuvieron la suerte de verlo nos basta.

Una leyenda transmitida de padres a hijos. El mejor jugador de todos los tiempos. Un hombre que lo tenía todo y no quiso “triunfar” en el fútbol.

El pasado jueves unos desalmados le asaltaron para robarle una bicicleta y nos arrebataron al Trinche. Icono del fútbol romántico. Genio y figura. Descanse en paz.

Aquí os dejamos el genial Informe Robinson dedicado a la figura del Trinche Carlovich:

Share: