El 31 de agosto de 1997 arrancó la Serie A con el duelo entre el Inter de Milán y el Brescia.

Aquel encuentro era una fecha señalada para la afición «nerazzurri«, que esperaba el debut por todo lo alto de su flamante fichaje, Ronaldo Nazario.

El Giuseppe Meazza recibió la visita del modesto Brescia con un ambiente festivo. No esperaban que el rival de aquel día diese mucha guerra.

Recoba celebrando uno de sus goles en su debut con el Inter de Milán - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Recoba celebrando uno de sus goles en su debut con el Inter de Milán (Fuente:it.wikipedia.org)


El partido no transcurrió según lo esperado y los locales no lograban doblegar a «La Leona», que mantenía el 0-0 inicial.

Llegados al minuto 70 el entrenador local dio entrada a un joven joven uruguayo Álvaro Recoba, que como Ronaldo, debutó aquel día con el Inter.

En 73′, Hübner adelantó a a los visitantes» ante la incrédula mirada de la parroquia interista, que empezaba a temer que les aguaran la fiesta.

Poco después «El Chino» Recoba cambió el partido y con ello todas las portadas de la prensa deportiva italiana. Su doblete le convirtió el protagonista absoluto, eclipsando el estreno de su compañero Ronaldo.

El Inter se llevó los tres puntos imponiéndose por 2-1 como era de esperar, pero lo que nadie esperaba es que alguien pudiera eclipsar el debut de su flamante estrella.

Share: