A pocos metros de la emblemática Torre de Hércules, cerca de la playa de Riazor y a menos de tres kilómetros del estadio del Deportivo de La Coruña, se encuentra la calle “Hermanos de la Lejía”.

Este curioso nombre tiene un origen aun más sorprendente y cuasi desconocido. La familia García era original de Ribadeo, localidad fronteriza entre Galicia y Asturias.

De allí fue expulsado el cabeza de familia por sus fuertes convicciones socialistas y obligado a vivir su destierro a más de 150 kilómetros de su localidad natal.

Se instaló junto a su familia en la Coruña. Allí fue uno de los fundadores de la Agrupación Socialista y montó su pequeño negocio familiar, una fábrica de lejías, que dio origen al apodo de los ocho hermanos.

Bebel García García con la camiseta del Deportivo de La Coruña - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Bebel García García con la camiseta del Deportivo de La Coruña (Fuente: www.larazon.es)


De padres a hijos

Fruto de esas fuertes convicciones socialistas, solo el primogénito fue bautizado.

Lo hizo con el nombre de José, aunque siempre sería conocido como “Pepín el de la lejía”

Sus siete hermanos recibieron nombres que rendían homenaje a grandes figuras vinculadas a la izquierda;  Jaurés, Voltaire, France, Berthelot y Bebel.

Bebel, en honor al socialdemócrata y fundador del SPD alemán, August Bebel.

Bebel García García, como varios de sus hermanos siguió la tradición familiar, tanto en lo deportivo como en lo político.

Lo cierto es que en lo deportivo hubo mucha más variedad entre los hermanos que en lo político, boxeo, atletismo o fútbol, por lo que se decantó Bebel.

En 1932 con 18 años debutó en el Deportivo de La Coruña, antaño conocido como CD Coruña.

Con los herculinos disputo casi 4 temporadas, con un breve impasse en el Deportivo Granada, actual Granada CF.

Deportivo de La Coruña años 30 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Deportivo de La Coruña años 30 (Fuente: www.lavozdegalicia.es)


Zurdo para todo

En el campo era un rápido extremo, cómo no zurdo, hasta para pegarle al balón prefería la izquierda.

Desarrolló su efímera carrera deportiva en Segunda división, aunque sin tener un papel protagonista en el club, anotó 10 goles y consiguió la salvación in extremis en la primavera de 1936.

La vida política de los hermanos García giraba en torno a la lucha social y los movimientos de izquierdas, primero en las Juventudes Socialistas y luego en la JSU.

Pepín sería arrestado por su participación en la huelga general revolucionaria de 1934, permaneciendo en la cárcel hasta 1935.

Año en el que fueron detenidos Bebel y su hermano France por disturbios callejeros de carácter político.

Pepín, a su salida del presidió participó activamente en la fundación de las Juventudes Socialistas Unificadas(Socialistas y Comunistas) y sería nombrado secretario general en la región.

Siguiendo sus pasos, sus hermanos se integrarían en dicha formación.

Con el levantamiento de los sublevados el 18 de julio de 1936 y el estallido de la Guerra Civil, Pepín escapó a zona republicana a través de Francia.

No así al menos 3 de sus hermanos, que tomaron parte en el conflicto, o al menos lo intentaron.

El gobierno militar de La Coruña no se unió al golpe, por lo que los enfrentamientos entre partidarios de uno y otro bando se sucedieron en las calles durante 4 días.

Bebel, France y Jaures participaron en la defensa de la sede del gobierno civil, que llegó a ser bombardeado por los golpistas hasta su caída.

Tras la toma de la ciudad por los insurrectos, se inició una represión brutal en la ciudad que había sido el símbolo de la República en Galicia.

Placa de la calle en honor a los Hermanos de la Lejía - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Placa de la calle en honor a los Hermanos de la Lejía (Fuente: www.marca.com)


Los tres hermanos trataron de huir a zona republicana, pero fueron interceptados y detenidos.

Solo un día después, tenía lugar un juicio sumarísimo que contaría con la participación especial del que fuera presidente del Deportivo, el club de Bebel.

José María Salvador y Merino había sufrido la guerra en su familia, cuando un grupo de socialistas asaltó su casa y en ausencia de su padre asesinó a su madre.

Aquella farsa contra los hermanos de la lejía se basaba en una serie de acusaciones, sin prueba alguna, fruto su conocida posición ideológica.

Entre sus cargos estaba la quema de iglesias, ataques a personas de derechas, implicación en el asesinato de los hermanos Freire o en el atentado contra un general el mismo 18 de julio.

Jaures fue condenado a cadena perpetua, ya que era menor de edad, pero apareció muerto días después junto a la tapia del cementerio, supuestamente por aplicársele la “Ley de Fugas”.

Como era de esperar, Bebel y France fueron condenados a muerte.

Los dos hermanos, Bebel de 22 y France de 24 años, fueron llevados frente al pelotón de fusilamiento en el Campo de la Rata, el 29 de julio de 1936.

Mirando a los ojos a la muerte

Ambos hermanos encontrarían la muerte como muchos otros represaliados de la guerra civil.

Lo curioso de esta historia es la forma en la que Bebel decidió encarar su muerte.

Como última voluntad pidió orinar de cara al pelotón antes de ser ejecutado y así encontró la muerte, tras una “larga meada” frente a sus verdugos.

Hoy esa calle, muy cerca del lugar de su ejecución, recuerda a los hermanos de la Lejía.

Zurdo para jugar y para pensar - Eduardo Galeano

 

Homenaje a Bebel García uno de los Hermanos de la Lejía - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Homenaje a Bebel García (Fuente: www.laizquierdadiario.com)

Share: