El Ángel Caído

Tal día como hoy, 21 de junio, pero de 1955 nacía en el departamento de Meurthe-et-Moselle, al noreste de Francia, Michel François Platini. Una persona de rabiosa actualidad y para su desgracia no precisamente por su 64 cumpleaños.

Hijo de una familia de clase trabajadora de origen italiano. Su madre era camarera y su padre profesor, pero tal vez lo que le marcó que su progenitor fuera entrenador amateur de fútbol.

Michel Platini durante su etapa en la Juventus

Michel Platini durante su etapa en la Juventus (Fuente:www.dw.com)

Sus inicios futbolísticos son en las calles de su Joeuf natal, donde su prodigiosa habilidad con el balón pronto le valió el apodo de “Peleatini”, en honor a la estrella futbolística de la época.

Desde niño destacó por su visión de juego, pero sobre todo por su golpeo, capaz de poner el balón en cualquier parte con la precisión de un francotirador.

Por sus características pronto destacó como un gran organizador de juego, ya que, tenía todo lo que debe tener un gran mediocentro. Su técnica casi siempre tapó sus carencias físicas.

El equipo local, entrenado por Aldo Platini, pronto se le quedó pequeño y decidió presentarse a las pruebas del Metz, el club más poderoso de la región, pero fue descartado por el médico del club, que consideró que no era apto para el fútbol por algún problema cardiaco. Según dicen incluso llegó a desmayarse durante las pruebas médicas.

Michel Platini con la camiseta del Nancy

Michel Platini con la camiseta del Nancy (Fuente: futbolretro.es)

 

Haciendo historia con «Los Cardos»

Frustrado por ser descartado buscó alternativas y fue el modesto Nancy quien le brindó la oportunidad que le habían negado los servicios médicos del Metz.

Con tan solo 17 años (1973) debutaba con el primer equipo del Nancy. Aquel día, frente al Valenciennes, acabaría marcando tres goles.

En 1976 y 77 fue nombrado jugador francés del año y debutó con su Selección absoluta con tan solo 21 años. Aquel chico apuntaba maneras.

En 1978, a pesar de aquellos supuestos problemas respiratorios y el corazón débil consiguió ganar  una Copa de Francia con el modesto Nancy.

Michel Platini con su primer título

Michel Platini con su primer título (Fuente: www.retrofootball.es)

Durante el verano de 1979 decidió salir en busca de cotas más altas, tuvo ofertas del PSG y del Inter de Milan, pero se decantó por el AS Saint-Etienne, el equipo que más veces ha ganado la Ligue 1.

Allí jugó las tres siguientes campañas. Llegó dos años seguidos a la final de la Copa de Francia, pero en ambas ocasiones perdieron. En la 80-81 consiguió la décima liga para el club.

Michel Platini durante un partido con el Saint-Étienne

Michel Platini durante un partido con el Saint-Étienne (Fuente: www.pinterest.es)

 

Enamorando a la «Vieja Señora»

La temporada 82-83 se marcha a la Juventus de Turín. En su primera temporada como bianconeri ganaron la Copa de Italia (82-83). Su actuación en una Liga de primer nivel como la italiana le valió su primer Balón de oro, sin olvidar que fue máximo goleador de la competición (¡un centrocampista!)

Michel Platini con su primer Balón de Oro

Michel Platini con su primer Balón de Oro (Fuente: studiofutbol.com.)

El curso siguiente, 83-84 ganaban el Calcio, la Recopa de Europa y la Supercopa de Europa. Platini volvió a ser máximo goleador del campeonato italiano.

«Les Bleus» alcanzan la gloria

Ese verano Francia organizaba su Eurocopa y era el escenario perfecto para que Platini llevase a los suyos hasta su primer título.

Gano todos los partidos de la fase de grupos, con 9 goles a favor y 2 en contra. Ni Dinamarca, Ni Bélgica y ni Yugoslavia no fueron rivales para los galos.

Maradona y Michel Platini durante un partido frente a la Juventus

Maradona y Michel Platini durante un partido frente a la Juventus (Fuente: www.laprorroga.es)

En las semifinales apearon a los portugueses, que aguantaron hasta la prórroga. Aquí es donde todo gran equipo espera a su estrella y Platiní no iba a defraudar. Con un gol en el 119´ despachaba a los lusos y se plantaban en la final.

Como no podía ser de otra forma su estrella llevó en volandas al equipo hasta la final, la verdad es que sin demasiado esfuerzo. Todo lo contrario que su rival, España. Sufrieron lo indecible y supieron hacer de la casta y el pundonor su mejor arma.

Sendos empates y una victoria en la fase de grupos y  en semifinales un empate sin goles frente a Dinamarca. La igualdad fue tal que solo la agónica tanda de penaltis les dio el pase a la final. Destacó sobre todos el guardameta vasco Arconada, que dio varias clases magistrales de lo que debe ser un portero.

En aquella fatídica final que recordamos con por el tan injusto como cruel “Gol de Arconada”, que en un error al atajar un tiro libre de la estrella francesa daba la victoria a “Les Bleus”.

 

Aunque Bellone marcaría el 2-0 en el 90´, esto fue relegado al olvido. Michel Platini fue una vez más máximo goleador del torneo, esta vez con 9 tantos. Indiscutiblemente consiguió por méritos propios su segundo Balón de Oro. No podía ser de otra forma.

Selección de Francia en la Eurocopa de 1984

Selección de Francia en la Eurocopa de 1984 (Fuente: www.diariocordoba.com)

 

En la cima de Europa

La temporada 84-85 mejoró las dos anteriores. La Vecchia Signora ganaba su primera Copa de Europa, Platini volvía a ser máximo goleador del Calcio y hasta se alzaban con la Intercontinental.

Francia disputaba un extraña competición, creada ese año, que enfrentaba al campeón de la Eurocopa con el de la Copa América.

Para no perder la costumbre, Francia se hacía también con el Artemio Franchi. Por primera vez en la historia un jugador ganaba 3 veces consecutivas el Balón de Oro, para no… (y más de lo mismo)

Michel Platini levantando su única Copa de Europa

Michel Platini levantando su única Copa de Europa (Fuente: www.futbolprimera.es)

El Mundial de México 86 ya no fue lo mismo y los alemanes mandaron a casa a los galos en semifinales en la que parecía su gran oportunidad para ganar su primer mundial. Por si no os habéis dado cuenta, ese es el Mundial que se llevó para casa un “tonel regordete”, y más que merecidamente por cierto.

En cuanto a Platini, siguió rindiendo y jugando en Turín un año más. Colgó las botas a los 32 años alegando que había perdido la ilusión por jugar. La verdad es que no podía ganar mucho más.

De héroe a villano

Como entrenador de su Selección, asumió el cargo solo unos meses después de su retirada, no consiguió gran cosa y pasó a formar parte de la UEFA, hasta ser nombrado presidente en 2007.

De aquí en adelante, desde los despachos del fútbol, siempre ha estado en el centro de la polémica y las sospechas, relacionándole directamente con el fraude, la corrupción o las cloacas del mundo del fútbol. Incluso ha llegado a ser inhabilitado para cualquier cargo futbolístico.

Michel Platini durante su breve etapa como seleccionador francés

Michel Platini durante su breve etapa como seleccionador francés (Fuente: www.dw.com)

El pasado martes la policía detenía en Francia a Michel Platini acusado de irregularidades, cobro de comisiones y corruptelas varias, relacionadas con la designación de Qatar como sede del Mundial de 2022.

A nadie se le escapa que algo había extraño para que designaran a un desértico país arábigo, sin instalaciones deportivas apropiadas, como sede de un acontecimiento de tal magnitud.

Tal vez el sucio dinero de los despachos hizo caer al infierno a aquel ángel que el fútbol elevó en otro tiempo a los cielos. (todo presuntamente)

Prefiero quedarme con este recuerdo: