Los fichajes de Bebeto y Mauro Silva por el Deportivo

Este año 2022 se cumplen 30 años de los dos fichajes que cambiaron la historia del Deportivo de la Coruña.

En julio de 1992 llegaban a La Coruña Mauro Silva y Bebeto, dos de los más grandes jugadores de historia del club, si no los más.

Si el Sevilla sorprendió al mundo del fútbol con la contratación de Diego Armando Maradona, lo del Depor no se quedó atrás.

En 1988, el Depor se encontraba inmerso en una crisis institucional brutal que todo hacía presagiar que se llevaría por delante al club.

Bebeto y Mauro Silva en el Deportivo de La Coruña - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Bebeto y Mauro Silva en el Deportivo de La Coruña (Fuente: as.com)


Al rescate

Entonces apareció Augusto César Lendoiro y se hizo con la presidencia.

Lendoiro había hecho del modesto club de hockey de la ciudad todo un club de referencia a nivel nacional.

Suele decirse que le rogaron que se hiciera presidente y salvara el club de la desaparición, pero hizo mucho más.

Cuando llegó, se encontró con un equipo en 2ª división que coqueteaba con el descenso a 2ªB.

Lo estabilizó y logro llevarlo a 1ª división, donde no limitaba desde 1973.

Tras un intento fallido, al perder la promoción de ascenso en 1990, volvió a la máxima categoría al año siguiente.

Pero un día todo cambió…

En su primera temporada tras volver a la élite, la 91-92, consiguió la salvación in extremis al ganar en la promoción frente al Betis.

En junio de 1992 se produjo su conversión en Sociedad Anónima Deportiva(SAD), pasando a pertenecer a multitud de pequeños inversores, lo que a la postre sería fundamental.

Fue entonces cuando decidió invertir el dinero de la conversión a SAD.

Gracias a un resquicio legal se pudo utilizar aquel dinero para fichajes, pudiendo evitar que fuera integro a reducir la deuda.

El club había sobrevivido, pero la situación económica era muy delicada y no había margen de error un error podría llevarse por delante a la entidad.

Lendoiro, el hombre que se reunía consigo mismo

Augusto César Lendoiro en Riazor (Fuente: www.lavozdegalicia.es)

Lendoiro decidió dar un arriesgado golpe de timón cambiar el rumbo del Deportivo.

Ni un cabo suelto

Siempre fue un habilísimo negociador al que le gustaba trabajar de noche.

Afrontaba los fichajes como un cortejo.

Gustaba de quedar a cenar, como a una cita, según él, porque así nadie le molestaba.

Allí agasajaba a sus objetivos con los mejores vinos y mariscos de la tierra.

Cuando ya todo el mundo estaba bien comido y mejor bebido, comenzaba una dura negociación que solía durar hasta el día siguiente.

En mas de una ocasión las negociaciones se prolongaron hasta el mediodía.

Lendoiro no dejaba ningún cabo suelto, hasta que el acuerdo estaba totalmente cerrado o hasta firmado no se acaba la reunión.

«Si vamos y nos venimos con las manos vacías habrían dicho que nos íbamos de fiesta y con amigas» Augusto César Lendoiro

Por aquel entonces el máximo goleador del trofeo carioca era Roberto Gama de Oliveira, “Bebeto”.

Según cuentan, Bebeto lo tenía hecho con el Borussia Dortmund, pero no se dio por vencido.

Viajo a Brasil para intentar un fichaje casi imposible y consiguió convencer al jugador de que fichase por el Deportivo.

Para ello convenció a su mujer que nunca podrían ser felices en Alemania, con un clima frio y lluvioso que nada tenía que ver con lo que conocían en Brasil.

En cambio, en Coruña tenían la playa de Riazor, que era tan bonita como la de Copacabana.

Brasileños en La Liga de los 90: Bebeto y Mauro Silva – Pablo Ortega

Bebeto y Mauro Silva en la playa de Riazor. (Fuente: pabloortegafutbol.wordpress.com)

Con el OK del jugador, convencer al Vasco de Gama fue bastante más sencillo, 2.500.000$ tuvieron la culpa.

En el mismo viaje, aunque mucho menos complejo, ficho a Mauro Silva por cerca de millón y medio de dólares.

Lendoiro puso todo el dinero de la conversión a SAD y algo más, todas las esperanzas del deportivismo, en esos dos brasileños.

Lo cierto es que en su momento estas dos contrataciones, sobre todo la de Bebeto, asombraron al mundo del futbol.

Nadie podría creerse como un club de tal magnitud, y que apenas se había salvado del descenso, había contratado a dos estrellas de talla mundial.

Ambos internacionales con Brasil y jugadores con un mercado brutal a nivel mundial.

«Mauro Silva, y Bebeto baila»

Lo cierto es que esos dos fichajes, con permiso de otros ilustres, como Fran o Djukic, cambiaron la historia del Deportivo.

Ellos dos significaron la piedra angular de ese glorioso proyecto.

Cambiando para siempre el destino del club

El Depor pasó de pelear por la salvación a disputar los títulos y copar los puestos más altos de la liga.

Esa misma temporada, la 92-93 fue tercero y Bebeto fue el pichichi de la liga.

El Barcelona puso sus ojos en él, pero Lendoiro una vez más ganó la partida y retuvo al jugador.

La temporada siguiente debutó en la Copa de la UEFA y a punto estuvo de ganar la liga, de no ser por el fatídico penalti de Djukic.

Así comenzó la etapa más gloriosa de la historia del Deportivo, la que llevó a sus vitrinas una liga(2000), 2 Copas del Rey y 3 Supercopas.

A parte de recuerdos poco queda de aquel glorioso equipo y hoy el club navega por la 1ª REF, la 2ªB de antaño.

Quien sabe si volveremos a ver el resurgir del Superdepor, aquel que se codeó con los grandes.

Por qué Bebeto baila? Porque Mauro Silva

Fichajes de la temporada 1992-1993 (Fuente: www.kodromagazine.com)

Share: