Siempre se ha acusado al Real Madrid de cierto favoritismo por parte de los árbitros, en ocasiones con razón.

En la final de la Copa de Europa de 1960 se enfrentaron Eintracht Frankfurt y el conjunto merengue, en la que está considerada una de las mejores finales en la historia del torneo y en la que los blancos levantaron su quinto título consecutivo.

Aquel 18 de mayo de 1960 el estadio Hampden Park lleno hasta la bandera, con cerca de 135.000 espectadores, presenció un festival de goles entre dos potentes equipos.

El Real Madrid poseía por aquel entonces cuatro Copas de Europa, tantas como ediciones se habían disputado hasta esa fecha.

Futbolistas del Real Madrid celebrando su quinta Copa de Europa - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Futbolistas del Real Madrid celebrando su quinta Copa de Europa (Fuente: statsbomb.com)


Los Di Stéfano, Puskas, Del Sol, Gento o Marquitos entre otros, formaban un autentico equipazo. Los alemanes se adelantaron en el minuto 18, pero los blancos no se amilanaron y «La Saeta Rubia» empató apenas 3 minutos después.

Otros 3 más tarde Don Alfredo puso por delante a los merengues y Puskas puso tierra de por medio antes del descanso.

En el minuto 56′ llegó la jugada de la discordia que enturbió aquella victoria madridista y que es una de las más polémicas y criticadas en la historia del Real Madrid en competiciones europeas.

Si bien es cierto que no fue trascendental, ya que, los blancos se impusieron 7-3, este escándalo contribuyó muy negativamente a la imagen del equipo en el continente.

Puskas y Di Stéfano no dieron ninguna opción a los germanos, pero aquel penalti nunca debió señalarse por su inexistencia.

Share: