Su filosofía como seña de identidad

La denominada filosofía del Athletic Club de Bilbao es, ha sido y parece que siempre será un motivo de debate para propios y ajenos.

Con motivo de la inédita final de Copa del Rey entre equipos vascos, se ha convertido en un tema muy de actualidad y bastante recurrente en las Redes Sociales y medios de comunicación.

En primer lugar, hay que desmentir esa creencia generalizada de que siempre ha sido así. La filosofía del Athletic Club tiene una fecha concreta y no nació por iniciativa del propio club.

Alfred Mills, de pie, tercero por la izquierda junto a sus compañeros del Athletic Club - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Alfred Mills, de pie, tercero por la izquierda junto a sus compañeros del Athletic Club (Fuente: www.cihefe.es)


La fundación del Athletic Club de Bilbao está fechada en 1898. Fruto de su estrecha relación con las islas británicas por motivos comerciales, los ingleses trajeron hasta Bilbao este invento que no tardó en arraigar en el País Vasco.

Tal era la vinculación entre ingleses y bilbotarras que la fundación del club se hizo de forma conjunta. Desde sus inicios parte del equipo como Mills, Cockram o Langford entre otros eran naturales de las islas británicas.

Mención especial merece Alfred Mills, conocido en Bilbao como Alfredo “El Inglés” que fue miembro de la junta directiva fundacional.

Otro ejemplo de dicha vinculación con los ingleses fue su vestimenta, compartiendo colores primero con el Blackburn Rovers y más tarde con el Southampton FC.

Jugadores del Athletic Club con la camiseta del Southampton FC - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Jugadores del Athletic Club con la camiseta del Southampton FC (Fuente: www.lavanguardia.com)


Una nueva realidad

Con la Copa de la Coronación (1902) en el horizonte no se tardó en legislar la presencia de extranjeros en los clubes, ya que el Athletic no era el único que contaba con alguno.

De acuerdo a la normativa se estableció que para participar debían demostrar que llevaban afincados en España al menos 6 meses.

Año 1911, el todavía denominado Campeonato de España, se iba a convertir en un quebradero de cabeza debido a dicha normativa. La Real Sociedad denunció irregularidades en la inscripción de dos jugadores del Athletic Club, pero la Federación desestimó el recurso y los donostiarras se retiraron de la competición.

El cisma entre clubes era total, con seguidores y detractores de aquella norma difícil de aprobar en los albores del siglo XX.

A pesar del clima de tensión la competición continuó, pero el conflicto seguía latente. Con la victoria del Barcelona sobre la Gimnástica de Madrid, se acusó al club catalán de alineación indebida por alinear extranjeros.

La federación dictaminó que se repitiera el partido sin extranjeros, pero los culés se negaron y abandonaron el torneo.

El Athletic decidió preventivamente no alinear a Smith y Martin, los ingleses de la discordia y se alzó con el título.

Athletic Club campeón del campeonato nacional de la discordia en 1911 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Athletic Club campeón del campeonato nacional de la discordia en 1911 (Fuente: es.wikipedia.org)


Guerra entre clubes

Aquella competición se convirtió en un intercambio de golpes entre clubes. Se llevó por delante a tres presidentes de la Federación. Aprendiendo de los errores anteriores, se abolió la controvertida normativa y se dictaminó que ningún jugador extranjero podría ser inscrito.

Para 1912 las plantillas debían conformarse únicamente de jugadores nacionales. De esta forma desaparecen los jugadores extranjeros de todos clubes, no solo del Athletic de Bilbao.

Años después volvía a abrirse la posibilidad de contratar jugadores extranjeros, cambios en la normativa que aprovecharon los clubes más potentes para contratar estrellas del panorama internacional y que contribuyó enormemente a la profesionalización del fútbol.

El Athletic club decidió ser fiel a su filosofía y hacer de ella su seña de identidad.

Hasta hace bien poco esta no estaba reglada por una norma escrita, por lo que siempre ha sido algo confusa.

Que si solo juegan vascos. Que si solo tiene jugadores formados en su cantera. Que si pueden jugar jugadores con ascendencia vasca… y así una larga lista de especulaciones.

Mapa del territorio de Euskal Herria - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Mapa del territorio de Euskal Herria (Fuente: www.pinterest.es)


Supuestamente la regla decía que podían jugar jugadores nacidos o formados en Euskal Herria, termino cultural (no oficial) que se compone de las provincias vascas, navarra y el País Vasco francés. Con algún pequeño matiz adicional como el Condado de Treviño (Burgos).

La página oficial del club lo ha definido recientemente de la siguiente forma:

Pueden jugar en sus filas los jugadores que se han hecho en la propia cantera y los formados en clubes de Euskal Herria, que engloba a las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera, así como, por supuesto, los jugadores y jugadoras que hayan nacido en alguna de ellas

Interpretación de la norma

Esta regla se ha retorcido, estrujado y torturado hasta encontrar algún eslabón en el árbol genealógico del jugador que permitiera su contratación.

Muchos lo han criticado como si se tratase de un tema racial, pero los hechos hablan por si solos y dichas acusaciones de una política xenófoba no se sustentan al haber jugado en el primer equipo del Athletic Club Ramalho o Iñaki Williams, ambos jugadores negros.

Iñaki Williams de ascendencia ghanesa - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Iñaki Williams de ascendencia ghanesa (Fuente: cadenaser.com)


A lo largo de la historia del club ha habido casos muy controvertidos y para todos los gustos.

Como jugador no nacido en Euskal Herria y sin sangre vasca tenemos entre otros, Ernesto Valverde, ex entrenador y jugador de Athletic y Barça.

Nació en Extremadura, pero creció desde los 2 años en Euskadi, lo que justificó que pudiera jugar con Los Leones.

El "Txingurri" Valverde durante su etapa como jugador del Athletic Club - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El «Txingurri» Valverde durante su etapa como jugador del Athletic Club (Fuente: Diario As)


Caso opuesto es el de Roberto Ríos, jugador nacido en Bilbao pero criado en Andalucía y formado en las categoría inferiores del Real Betis, ya que su padre, Eusebio Ríos fue jugador de dicho club. En su momento fue el fichaje más caro de la historia del Athletic Club, 2000 millones de pesetas.

Esta filosofía del Athletic Club indica que vascos no son necesariamente españoles. Por ejemplo Aymeric Laporte, nacido en la localidad francesa de Agén, se formó desde alevines en el Athletic justificando la incorporación en la ascendencia vasca por parte de sus bisabuelos.

Roberto Ríos con en un partido con el Athletic Club - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Roberto Ríos con en un partido con el Athletic Club (Fuente: www.mundodeportivo.com)


«Extranjeros» en el Athletic Club

Uno de los primeros «extranjeros en vestir la zamarra rojiblanca fue Bixente Lizarazu, internacional por Francia y nacido en la comuna gala de San Juan de Luz.

Los franceses no han sido los únicos no españoles que han vestido la elástica de Los Leones. Tenemos ejemplos como el de Fernando Amorebieta, venezolano de nacimiento e internacional con la «Vinotinto» o Ganea, lateral rumano de nacimiento, pero criado en Basauri desde los 11 años, aunque internacional por Rumanía.

Otro caso peculiar pero muy anterior tenemos el caso de Vicente Biurrum, cancerbero de padres vascos pero nacido en Sao Paulo, que defendió la meta bilbotarra del ’86 al ’90.

Curioso es el caso de Fernando Llorente, riojano del Rincón de Soto, población limítrofe con la comunidad foral y nacido en Pamplona, pero formado en las categorías infantiles de un club navarro ante la ausencia de clubes más cercanos.

Como estos ha habido muchos otros casos cuanto menos curiosos y parece que la historia no acaba aquí, las últimas semanas sonaba como posible fichaje Gonzalo Higuaín, del que se dice que tiene un abuelo vasco.

El club se lanzó rápidamente a desmentirlo. La idea sonaba bastante descabellada y hasta graciosa.

Bixente Lizarazu jugó en el Athletic Club durante una temporada - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Bixente Lizarazu jugó en el Athletic Club durante una temporada (Fuente: futbolretro.es)