Cromo de Wilfred Agbonavbare - Odio Eterno Al Fútbol Moderno


  • Nombre: Wilfred Agbonavbare
  • Nacionalidad: Nigeriano
  • Posición: Portero
  • Años en activo: 14
  • Palmarés como jugador: New Nigeria Bank FC 1 Liga Premier de Nigeria (1985) y 2 Campeonatos de Clubes de la WAFU (1983, 1984); Selección de Nigeria 1 Copa Africana de Naciones (1994)
  • Distinciones individuales: 

Con 16 años Wilfred debutó en el New Nigeria Bank FC, club cuya portería defendió durante 6 años y en el que ganó los únicos títulos de su carrera, una Liga de Nigeria y dos Campeonatos de Clubes de la WAFU.

Se probó en el Brentford FC, que terminó declinando su fichaje y jugó en otros dos equipos de su Nigeria natal, Abiola Babesy BCC Liones antes de dar el salto al fútbol europeo en 1990.

Fichó por el Rayo Vallecano, club en el que jugó durante 6 años convirtiéndose en un auténtico icono del club de la franja. Llegó a Vallecas por la insistencia de otra leyenda del club como es Félix Bardera “Felines”.

Ídolo en Vallecas

El equipo vallecano por entonces en Segunda División regresó en 1992 a la máxima categoría, más de una década después de su descenso. Wilfred fue uno de los grandes de aquella hazaña, encajando apenas 27 goles en 38 partidos.

Disputó 177 partidos con los vallecanos viviendo dos ascensos y un descenso, pero se metió a la afición en el bolsillo gracias a sus reflejos felinos, pero sobre todo por su carisma.

Fue un gran luchador contra el racismo, pero siempre con una sonrisa en el rostros, pese a tener que aguantar todo tipo de improperios por algunos campos de España.

Como ejemplo de lo que significó Wilfred para este barrio del sureste de Madrid, durante la década de los 90 todos los porteros de los futbolines fueron pintados de negro en su honor.

En la temporada 1995-1996 se vio relegado a la suplencia por el fichaje de Abel Resino, pese a ello jugó los partidos por la promoción de permanencia ante el RCD Mallorca. Wilfred mantuvo su portería a cero y los goles de Guilherme y Onésimo certificaron la permanencia de los vallecanos.

Su última temporada en activo la jugó en el Ecija Balompié. Tras colgar los guantes regresó a su país donde estuvo entrenando un breve período de tiempo.

 

Eterno Willy

Fue internacional en 14 ocasiones, formando parte la histórica plantilla de “Las Súper Águilas” que conquistó la Copa Africana de Naciones en 1994 y, ese mismo año se clasificó por primera vez en su historia para el Mundial. En ambos torneos Wilfred fue suplente de Peter Rufai.

Tras la retirada las cosas no le fueron bien. Se gastó casi todo lo que tenía en tratar de salvar la vida de su mujer, aunque lamentablemente no pudo ser.

Trabajó como mensajero, al mismo tiempo que ejercía como entrenador de porteros del CD Coslada, pese a todo lo que sufrió en su vida nunca perdió la sonrisa, como pudo verse en un famoso programa de televisión en el que apareció.

Le detectaron un cáncer óseo y en ese momento la afición rayista inició una campaña para que pudiese reunirse con sus tres hijos aún en Nigeria. Lamentablemente Wilfred falleció poco antes de que estos llegasen a España.

Recibió un sentido homenaje en el Estadio de Vallecas, cuya puerta numero 1 lleva su nombre, que pudieron presenciar en directo los tres hijos de Wilfred.

Share: