El Rayo Vallecano de Rumasa

En las últimas décadas del siglo XX casi todos los presidentes del futbol español estaban cortados por un mismo patrón y, por avatares del destino hubo uno que rompió los moldes.

Lo más común era que empresarios nacionales, de mayor o menor éxito, controlaran los equipos. Así vimos a los Jesús Gil, Ramón Mendoza, Lendoiro, Martínez Laredo o Ruiz de Lopera.

En 1991 el Rayo Vallecano se convirtió en SAD y Ruiz Mateos, conocido empresario andaluz y miembro del Opus Dei, se hizo con la mayor parte del accionariado, convirtiéndose en propietario y presidente del club.

José María Ruiz Mateos, propietario de Rumasa, en el Estadio de Vallecas - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
José María Ruiz Mateos, propietario de Rumasa, en el Estadio de Vallecas (Fuente: calleamberesfutbol.home.blog)

A principio de los años 80 poseía uno de los principales grupos empresariales del país, Rumasa, que supuestamente mantenía con vida de forma fraudulenta, arrastrando una deuda con la Seguridad Social de alrededor de 12.000 millones de las antiguas pesetas.

Sus empresas estarían en quiebra y se habrían falseado los libros de contabilidad ilícitamente.

Un empresario contra el Estado

En 1982 cambió el gobierno del país, accediendo al poder por primera vez el Partido Socialista en la aún incipiente democracia española. Miguel Boyer como ministro de Economía y Hacienda decidió zanjar de un plumazo el “caso Rumasa” acometiendo la expropiación en 1983.

Compuesto por mas de 700 empresas y con una facturación de unos 350 millones de pesetas anuales, el grupo Rumasa daba empleo a mas de 60.000 trabajadores en todo el país.

La operación gubernamental se llevó a cabo por razones de utilidad publica y amparándose en la inmensa deuda que el grupo tenía con el fisco. La justificación para ello fue la importancia del grupo dentro de la economía española y el daño que haría su quiebra arrastrando a los bancos que la avalaban, así como salvar el mayor número de empleos posibles y mantener la paz social.

Después de la expropiación forzosa, Ruiz Mateos inició un largo litigio contra el Gobierno, aunque se personificó en la figura de Miguel Boyer, llegando a propinarle un puñetazo a la salida del juzgado. Todo un show.

 

Bienvenidos al circo

El empresario lo habría intentado sin éxito en otras dos ocasiones ese mismo día y hasta había sido expulsado de la sala.

Su grito de “Que te pego leche” se popularizó en esa España de la transición.

Supuestamente Ruiz Mateos estaría detrás de varios intentos de agresión al ministro, pintadas y protestas en su domicilio y hasta del ataque mediante lanzamiento de globos.

Ruiz Mateos atacó a Boyer por dos frentes, primero el judicial y además el personal con todo tipo de artimañas.

Utilizó su poder mediático para atacar al ex ministro y se valió hasta de anuncios publicitarios para ello.

El mismo día del puñetazo que voló las gafas a Boyer se presentó allí con caretas de las ex parejas de Isabel Preysler, esposa de Miguel Boyer.

«¡Cínico, a ver si se atreve a salir porque le doy un puñetazo! Es un falso, un profesional de la mentira, un cobarde, está nervioso, descompuesto, no tiene ni media torta»

Este tipo de actuaciones y declaraciones fueron la tónica general de esos años.

Tras la perdida de su imperio empresarial, sin dejar de lado su lucha judicial, fue montando otro grupo empresarial.

Supuestamente con la ayuda de sus hijos, 13 en total, y aprovechando los restos del grupo anterior, algunos dicen que con fondos ocultos al fisco logro crear Nueva Rumasa.

Dentro de ese grupo aparece el Rayo Vallecano, adquirido en 1991 y el que preside hasta 1994.

Lo cierto es que su gestión deportiva fue buena, el club regresó a 1ª división y contrato a figuras como Hugo Sanchez o Toni Polster o al entrenador Jose Antonio Camacho.

El equipo se afianzó entre 1ª y 2ª división.

Las imágenes de los momentos más sorprendentes de la vida de José María Ruiz -Mateos
Ruiz Mateos disfrazado de Superman a la salida de los juzgados (Fuente: www.telemadrid.es)

La presidenta

En enero de 1994 la presidencia del club recayó en Teresa Rivero, esposa de Ruiz Mateos.

Convirtiéndose así en la primea mujer en presidir un club de primera división.

El día que Teresa Rivero intentó fichar a Guardiola - AS.com
Teresa Rivero durante su etapa comp presidenta del Rayo Vallecano (Fuente: as.com)

Supuestamente esto habría sido para evitar la perdida del club fruto de sus deudas.

Teresa Rivero, que en más de una ocasión declaró no tener mucha idea de futbol, hizo una gran gestión del club.

Superando ampliamente los hitos conseguidos por su marido, afianzó al club en primera y hasta disputó la Copa de la UEFA.

En agradecimiento los vallecanos votaron para renombrar el estadio de Nuevo Vallecas como Teresa Rivero.

Poco a poco el proyecto se fue agotando y el amor de la afición se tornó en critica a su gestión.

El equipo llegó a descender a 2ª B y la deuda fue creciendo hasta llegar a los 40 millones de euros.

De nuevo la quiebra de Nueva Rumasa, que llevó a Ruiz Mateos a la cárcel, forzó la venta del club.

De esta forma Raúl Martín Presa se hacía con la práctica totalidad de las acciones del club en 2011.

Si bien salvo al club de la desaparición su relación con la afición a día de hoy es similar a la de los Ruiz Mateos.

¿Se repetirá la historia que a punto estuvo de hacer desaparecer el club vallecano?

Ruiz-Mateos y sus momentos más virales
Ruiz-Mateos en unos de sus espectáculos. (Fuente: www.rtve.es)

Entradas recientes

Categorías

Facebook

Este mensaje solo es visible para los administradores.
Problema al mostrar las entradas de Facebook.
Haz clic para mostrar el error
Error: Problema de configuración del servidor

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *