Contra todo pronóstico

En plena era de las telecomunicaciones, parece una locura pensar en la manipulación de los medios, con tantas alternativas, o incluso el acceso a material inédito de protagonistas o gente de a pie de cada momento.

Aunque yo no estoy muy de acuerdo, seguimos siendo muy vulnerables a ello, ya que, no hay que olvidar que los medios de comunicación pertenecen a grandes corporaciones y trabajan al servicio de estas con unos claros intereses económicos. Nos guste o no.

Esto me ha hecho recordar una historia futbolística de otra época en la que toda España vivió engañada durante décadas. Si bien es cierto que los escasos medios y todos al servicio del régimen, hacían mucho más fácil el control por parte de las autoridades franquistas.

Esapaña conquistó la Eurocopa de 1964 con el legendario gol de Marcelino

España conquistó la Eurocopa de 1964 con el legendario gol de Marcelino (Fuente: RTVE.es)

España organizaba la segunda Eurocopa de futbol en junio de 1964. Antaño conocida como Copa de Naciones de Europa. En esa edición, solo disputaban la fase final 4 Selecciones. Aquel año participaba la talentosa Hungría, en al que ya no jugaba Puskas (nacionalizado español en 1961), pero que seguía contando con un gran elenco de jugadores.

Dinamarca, a la que se consideraba “la cenicienta” del grupo, ya que había sufrido auténticas penurias para clasificarse y la todopoderosa URSS, vigente campeona (1960) y Selección en la que jugaba Lev Yashin, considerado el mejor portero de la historia. Además de estos tres jugaba la anfitriona, España.

Lev Yashin "La Araña Negra"

Lev Yashin «La Araña Negra» era el líder de aquella URSS (Fuente: www.rusopedia.rt.com)

Nuestra Selección había sufrido un bochornoso abandono por razones políticas en la primera Eurocopa, en la que a priori partía como favorita. De este tema prometo hablar más adelante, que da para un post por sí solo.

El destino les volvía a unir

La Selección Española se presentaba ante las potencias europeas como algo más que la anfitriona, aunque no contará ya con muchas de las estrellas del malogrado europeo anterior, tenía un buen equipo.

Destacaban el extraordinario portero “El Chopo” Iribar, Amancio Amaro, Chus Pereda, o el Balón de Oro de 1960 y superviviente de la anterior edición, Luis Suarez.

Gento, que no estuvo presente en la fase final, figura entre los campeones y  marcó un gol importantísimo en Irlanda del Norte para seguir vivos en las eliminatorias.

La Selección española  de 1964 presentaba una plantilla de garantías

La Selección española  de 1964 presentaba una plantilla de garantías (Fuente: www.diarioas.com)

El torneo comenzó con victoria sobre Hungría por 2-1. El tiempo reglamentario finalizó con empate a uno. El gol de Pereda en el 35′, fue contrarrestado por un Ferenc Bene en el 84′.

En la prolongación Amancio lograba adelantar de nuevo a los españoles en el 112′ y esta vez sí sirvió para doblegar a los magiares. Como era de esperar, los soviéticos vencieron sin dificultad a Dinamarca por un contundente 3-0.

La Selección de la URSS era la más potente del torneo

La Selección de la URSS era la más potente del torneo (Fuente: equiposdefutbol2.blogspot.com)

La final se disputaría en el Santiago Bernabéu y los soviéticos, al contrario que en 1960, eran claramente favoritos. Su guardameta, Lev Yashin, acababa de conseguir el Balón de Oro.

A día de hoy sigue siendo el único portero en conseguir el galardón. Consiguió además la medalla de la Orden de Lenin o la Orden Olímpica entre otras.

Un portero estratosférico

El cancerbero soviético era apodado “La Araña Negra”. No solamente porque vestía en cada encuentro de riguroso negro. Destacaba por sus reflejos, poseía una gran agilidad, por lo que decían que parecía tener 8 brazos. Por si fuera poco, medía 1,89 m. Un gigante de una envergadura descomunal.

Lev Yashin atajando un balón

Lev Yashin atajando un balón (Fuente: mundo.sputniknews.com)

Sus inicios futbolísticos tienen una anécdota curiosa. Dejó el fútbol, tras varias cantadas y descalabros, para jugar al hockey hielo, en el equipo de la fábrica de herramientas moscovita en la que trabajaba.

La lesión del portero propició que cambiara los patines por el verde a los 17 años, comenzando así su meteórica carrera. Hay que resaltar que nunca cambió de equipo y de las 11 ligas de la URSS que tiene su club, él estuvo presente en 5.

Sus detractores, haters para los millenials, recordarán que tenía la costumbre de atizarse “un par de chupitos” de vodka antes de los partidos y que en alguna ocasión se pasó de frenada y no estuvo a la altura.

 

La verdad sobre el gol de Marcelino

En la final, España se adelantó con gol de Chus Pereda en el minuto 6. Jusainov puso la igualada en el 8 y cuando todo parecía que acabaría así, en el minuto 84 Marcelino mandaba a la red un centro desde la derecha. España ganaba su primera Euro. Hasta aquí todo normal, pero la anécdota está en la retransmisión.

 

Aquí solo se podía seguir el partido con las imágenes del NO -DO, donde Amancio centraba desde la banda derecha y Marcelino marcaba con la testa.

La realidad del asunto fue bien distinta. Las imágenes se habían perdido y el vídeo se montó con el centro de Amancio, aunque realmente Pereda había centrado tras una cola de vaca.

Esto no se hizo público hasta el año 2008 gracias a las imágenes de la televisión rusa. La verdad sobre el autor de la asistencia en el gol de Marcelino salía a la luz.

Por ello hoy pongo los dos vídeos, el NO-DO del 64 con el centro de Amancio, dorsal 7  y el vídeo original de la televisión rusa con centro de Pereda, dorsal 8.