¿Desde cuándo es fútbol moderno?

Hace algunos días surgió el debate con uno de nuestros seguidores, que nos preguntaba desde cuando consideramos moderno el fútbol. Que fecha o que hecho marca el inicio del fútbol moderno.

Llamamos fútbol moderno a ese que prioriza el negocio sobre el deporte, así de sencillo. A lo largo de la historia del fútbol, siempre ha habido un componente económico, pero seguía primando lo deportivo.

Esto fue cambiando paulatinamente, de ser una parte importante, ya que, la profesionalización del fútbol obligaba a tener en cuenta la faceta económica, ésta ha ido ganando peso hasta ser la piedra angular, lo más importante, relegando la faceta deportiva a un segundo plano.

Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Odio Eterno Al Fútbol Moderno (Fuente: codigopublico.com)

Dentro de la historia del fútbol, hay varios hitos importantes que fueron cambiando esta dinámica. La irrupción de la publicidad sería la primera piedra en este cambio.

Enséñame la pasta

El modesto Eintracht Braunschweig de la baja Sajonia fue el primero en poner publicidad en su camiseta y la marca os sorprenderá aun más, Jägermeister.

Sí amigos, el licor del ciervo y la cruz, que nada tenía que ver con el fútbol, se convertía en 1973 a cambio de 100.000 Marcos anuales, en la primera marca en aparecer en una camiseta de un equipo de fútbol.

Paul Breitner jugó una temporada en el Eintracht Braunschweig

Paul Breitner jugó una temporada en el Eintracht Braunschweig (Fuente: twitter.com)

Al año siguiente fueron muchos más los clubes alemanes que se sumaron a esta moda y muchas otras marcas las que imitaron la idea de la popular bebida de cazadores.

Ese mismo año Johan Cruyff firmo un acuerdo con Puma, marca que le vestiría en exclusiva y que le impedía llevar ropa de otras marcas sin pagar una penalización.

En 1974 se disputaba en Alemania el Mundial de fútbol, la federación holandesa de fútbol vestía por un millonario contrato la marca Adidas.

El Flaco se negó a vestir esa marca si no le indemnizaban económicamente y, si no era así no jugaría con la selección de su país.

Adidas se negó y no les quedó más remedio que permitir que jugara con una camiseta de Puma, con dos rayas en lugar de 3, antes las presiones de ruptura del contrato unilateralmente por parte de la federación holandesa. Cruyff jugó aquel Mundial y vistió su marca, vistiendo una camiseta diferente a la de sus compañeros.

Cruyff jugó con una camiseta distinta a la de sus compañeros en el Mundial de 1974

Cruyff jugó con una camiseta distinta a la de sus compañeros en 1974 (Fuente: eldeportereyweb.com)

Fenómeno imparable

En Inglaterra sería el modesto Kettering Town el primero en poner el logotipo de Hitachi en 1976 a cambio de una suculenta cantidad. La federación les multó por ello.

Hasta 1981 esperamos en España para ver un club con publicidad en la camiseta. Sería el Racing de Santander  el qué «manchó» la camiseta con publicidad de la multinacional alemana de electrodomésticos Teka.

A través de estas prácticas los clubes encontraron un método para ganar dinero al margen de la taquilla, y, podían invertir estos cuantiosos beneficios en jugadores, fichas y otros gastos.

Otra fecha clave es el Mundial de Estados Unidos de 1994, cuando se otorgó la organización de un Mundial a un país sin tradición futbolística.

Una clara apuesta por exportar allí las pasiones que despertaba este deporte en el resto del mundo, encontrando un nuevo nicho de mercado y millones de nuevos posibles clientes de esta industria en ciernes.

El resultado podría decirse que fue un fiasco, ya que, tiene el triste honor de ser el Mundial con la media de asistencia de público más baja de la historia. La verdad no es que convirtieran a muchos aficionados «yanquis» a la fe futbolera, o eso parece a día de hoy.

El Mundial de 1994 fue otro avance hacia la mercantilización del fútbol

El Mundial de 1994 fue otro avance hacia la mercantilización del fútbol (Fuente: www.elcincocero.com)

Donde caben dos caben tres 

El siguiente hito vital para el cambio fue la llamada “Ley Bosman”. Me explico, Bosman era un jugador belga del RFC Lieja que pretendió fichar por el USL Dunkerque, pero la normativa limitaba el número de extranjeros por club, en España eran 3 por ejemplo.

Bosman denunció el caso ante el tribunal de justicia de la Unión Europea, ya que, los tratados reconocían la libertad de tránsito, trabajo, circulación de mercancías, etc. entre ciudadanos de países miembros, alegando que el cupo de extranjeros vulneraba esa ley.

La justicia le dio la razón y con ello acabó el cupo máximo de extranjeros (comunitarios) en las ligas de la Unión. En la practica internacionalizó mucho más las competiciones domésticas, ya que, esta regla se tenía para proteger a las canteras de los clubes y fomentar el crecimiento de jóvenes promesas.

Bosman cambió para siempre el mercado de fichajes

Bosman cambió para siempre el mercado de fichajes (Fuente: mispeloterosfavoritos.blogspot.com)

A partir de la temporada 96-97 los traspasos entre clubes de distinta nacionalidad se multiplicaron, poniéndose al mismo nivel que el mercado local. Esto multiplicó la entrada y salida de capitales entre países miembros de la Unión, lo que de facto supuso un aumento significativo de dinero en circulación por la compra-venta de jugadores.

Como era de esperar, al mismo tiempo que se incrementaban los presupuestos de los clubes, crecía la inversión en fichas, en una espiral de gasto sin precedente. A mayores ingresos, mayor gasto y así exponencialmente.

Aquí mando yo

Entonces llega el momento de la televisión, un pastel a repartir según los requisitos de cada Liga. En el caso de la española muy desigualmente.

Antaño la taquilla era la principal fuente de financiación. Ahora ya no es el socio o abonado de un club su principal valedor y cliente. Un estadio tiene localidades limitadas, pero la tecnología permite que un número infinito de seguidores de todo el mundo vea un partido.

Esto generó un lío monumental con los horarios. La coincidencia de partidos resta seguimiento de unos u otros.

Al amparo de los avances tecnológicos también creció el montante que las televisiones pagaban a la Liga y ésta a los clubes por sus derechos televisivos, convirtiéndose en la principal fuente de financiación de los clubes.

Fútbol y tv, un binomio que ha cambiado la forma de concebir este deporte

Fútbol y tv, un binomio que ha cambiado la forma de concebir este deporte (Fuente: as.com)

El reparto desigual de este dinero incrementó la desigualdad entre clubes, haciendo más poderosos a los grandes, que podían invertir mucho más en fichajes, y más pobres a los clubes modestos. La clase media simplemente desapareció.

Con el aumento de las cuantías la diferencia de nivel se incrementa cada año más y más.  En el caso de España, ha supuesto que los dos grandes clubes de la Liga tengan plaza casi vitalicia en el Olimpo de los clubes mundiales, aspiren a las competiciones europeas todos los años y se alternen casi exclusivamente entre ellos el campeonato de Liga.

En otras ligas europeas un reparto más igualitario ha hecho que sus torneos domésticos sean más competitivos y haya más clubes con opciones reales de alcanzar los títulos.

Sirva como dato que en la Premier League sólo el Manchester City ha sido capaz de ganar dos veces seguidas en los últimos 10 años.

Más que un fichaje

Volviendo al tema principal, llegó la última vuelta de tuerca, la que marca un antes y un después en el mundo del fútbol.

Durante el verano de 2000 Florentino Pérez se hace con la presidencia del Real Madrid con la promesa de fichar a Figo, capitán y estrella del Barça.

Figo, que ya había cantado aquello de «blancos llorones saludad a los campeones«, celebrando un título del eterno rival, había recibido una oferta cuantiosísima para fichar por el Real Madrid si Florentino ganaba las elecciones.

Lo primero que hizo fue prevenir a Joan Gaspart, presidente culé de las intenciones de Florentino. Gaspart no creyó a Figo, ya que las cantidades que se barajaban parecían imposibles de asumir en el fútbol de aquel momento. Algunos dicen que le cerró la puerta del despacho.

Firmó aquel precontrato pensando que Florentino no ganaría o que la operación no sería posible y que tendría que indemnizarle por no cumplir su parte del trato. Esta cláusula era para los dos partes, quien no cumpliera tendría que pagar unos 36.000 millones de pesetas a la otra parte.

El siglo XXI empezó en el mundo del fútbol con el inesperado fichaje de Figo

El siglo XXI empezó en el mundo del fútbol con el inesperado fichaje de Figo (Fuente: www.elperiodico.com)

Lorenzo Sanz, acababa de ganar su 2ª Champions como presidente. Tomaba por loco a Florentino o por falsas aquellas declaraciones, pero muchos socios merengues creyeron a este empresario de la construcción y le votaron otorgándole la presidencia.

El futbolista luso tenía una cláusula de 10.270 millones de las antiguas pesetas, cifra que pulverizaba las cantidades pagadas hasta la fecha por un jugador de fútbol y que se hacía inasumible para cualquier club.

Además, el salario del jugador estaría a la altura de la operación, se dice que 8,5 millones de euros por temporada.

El propio Futre contó que Figo le llamó llorando cuando se enteró que debía ir a Madrid porque Florentino había ganado y le era imposible asumir la cuantía por romper el precontrato.

Y todo cambió para siempre

Muchos pensareis porqué me detengo en todo esto, pues bien, ésta es la clave de todo. Florentino inventó algo que hasta la fecha no había hecho nadie en el mundo del fútbol.

Si bien los jugadores ya eran figuras mediáticas y Cruyff había iniciado el camino para explotar sus derechos de imagen 30 años antes, Florentino pensó que también «su» club podía rentabilizar  la imagen de los futbolistas y explotarla a su antojo.

De esta forma anexa al contrato de Figo iba una cláusula por la que el jugador cedía sus derechos de imagen, una parte, el porcentaje variaba dependiendo del futbolista.

Con esto empezaron a aflorar las giras asiáticas, americanas…etc., que sustituyeron a las pretemporadas para poner a punto a la plantilla de toda la vida. El objetivo ahora es pasear a las estrellas por el mundo y hacer caja.

Todo el dinero que entró en el circuito de los clubes se incrementó mucho más y siguió incrementando la diferencia entre clubes modestos, que solo sobreviven, y grandes equipos que manejan la mayor parte del pastel.

Es por esto que desde aquí marcamos el inicio del fútbol moderno, como el punto y final al fútbol clásico que tanto añoramos.

La mercadotecnia fue su sentencia de muerte. El principio del fin. Asistimos resignados a la era del fútbol-negocio, con la cada vez más lejana esperanza de revertir la situación.

Los fichajes multimillonarios están a la orden del día en el fútbol actual

Los fichajes multimillonarios están a la orden del día en el fútbol actual (Fuente: www.semana.com)