Cromo de Eric Cantona - Odio Eterno Al Fútbol Moderno


  • Nombre: Eric Cantona
  • Nacionalidad: Francés
  • Posición: Delantero
  • Años en activo: 14
  • Palmarés como jugador: Olympique de Marsella 2 Ligue 1 (1988-1989, 1990-1991) y 1 Copa de Francia (1988-1989); Leeds United 1 Premier League (1991-1992) y 1 Charity Shield (1992); Manchester United 4 Premier League (1992-1993, 1993-1994, 1995-1996, 1996-1997), 2 FA Cup (1993-1994, 1995-1996), 5 Charity Shield (1993, 1994, 1995, 1996, 1997); Selección de Francia 1 Eurocopa sub-21 (1988)
  • Distinciones individuales: Balón de Bronce (1993), Once de Oro (1996), Mejor Futbolista de la Premier League (1993-1994), Mejor Futbolista del Año en Inglaterra (1995-1996)

Eric Cantona fue un futbolista tan excepcional como malhumorado dentro de un terreno de juego. De hecho además de sus genialidades y regates, uno de los momentos más recordados de su carrera fue la patada que le propinó a un hincha que le estaba insultando en Selhurst Park.

El rey malhumorado

Aquella agresión le supuso una condena de una semana de cárcel, de la que cumplió 24 horas, 10 meses de sanción sin poder jugar al fútbol y no volver a ser convocado con la selección nacional.

Entre su listado de fechorías también se cuentan propinar un puñetazo a un compañero, ser sancionado tres meses en la Ligue 1 tras una durísima entrada, suspendido en el Olympique de Marsella por lanzar un balón al público del Vélodrome, lanzar sus botas a un compañero del Montpellier, propinar un pelotazo a un árbitro y, declaraciones, muchas declaraciones subidas de tono, que le granjearon una merecida fama de pendenciero

Debutó como profesional en las filas del AJ Auxerre y 5 años más tardes fichó por el equipo de su ciudad, Olympique de Marsella, con el que conquistó tres títulos: 2 Ligue 1 y 1 Copa de Francia.

Antes de su desembarco en la Premier League a comienzos de la década de los 90 Eric Cantona vistió la camiseta de otros tres equipos galos, Girondins de Burdeos, Montpellier HSC y Nimes Olympique.

Con apenas 25 años, en 1991, tras una dura sanción de la Federación Francesa de Fútbol, que se vio incrementada tras insultar a los dirigentes Eric Cantona anunció su retirada del fútbol profesional.

El por entonces seleccionador galo, Michel Platini le convenció para que siguiera jugando y tras hacer una prueba con el Sheffield Wednesday fichó por el Leeds United, que pagó algo menos de un millón de libras a su antiguo club.

 

El renacer futbolístico de Eric Cantona

Esa misma temporada llevó al equipo a conquistar su última Liga inglesa hasta la fecha. Su gran rendimiento provocó que apenas un año después de llegar abandonase Elland Road rumbo a Old Trafford.

El Manchester United desembolsó algo más de un millón de libras por petición expresa de Alex Ferguson que quería suplir la baja de Dion Dublin.

De la noche a la mañana Eric Cantona pasó a ser la piedra angular de los “Fergie Boys”, convirtiéndose en la guinda del pastel de un equipo en el que ya estaban Peter Schmeichel, Paul Ince o un jovencísimo Ryan Giggs.

En los Red Devils permaneció hasta su retirada en 1997, cuatro años en los que ganaron la friolera de 11 títulos: 4 Premier League, 2 FA Cup y 5 Charity Shield.

Su ilusión era participar en la Copa del Mundo de 1998 celebrada en Francia, pero su mala relación con el seleccionador provocó que no fuera convocado, precipitando su retirada con apenas 31 años. Eric Cantona se quería retirar en lo alto de su carrera y vaya si lo hizo.

Fue 45 veces internacional con Francia logrando 19 goles y, el único gran torneo en el que participó fue la Eurocopa de 1992. Cuatro años ganó la única Eurocopa sub-21 que tienen los galos hasta la fecha.

Tras la retirada jugó varios años en la selección de fútbol playa de su país, ha participado en varias películas y es todo un activista políticos, siendo frecuentes sus mensajes reivindicativos y denuncias sobre injusticias sociales.

En la década de los 90 Eric Cantona fue una auténtico icono mediático protagonizando algunos de los anuncios más recordados por los futboleros ¿Quién no recuerda su legendario “Au revoir” en el anuncio de una conocida marca deportiva?

Share: