Arrollando a La Quinta

Fue el gran dominador del fútbol español a mediados de los 80, pero cayó una y otra vez en su competición predilecta. La Copa de Europa.

Dos equipos de leyenda se citaban en la semifinales de la Copa de Europa 88-89. Se avecinaban dos AC Milan vs Real Madrid apasionantes.

De un lado un club de enorme tradición que acaba de superar una tremenda crisis deportiva e institucional frente a otro bautizado como La Quinta del Buitre que ganó 5 Ligas consecutivas.

Lo sucedido aquella noche del 19 de abril de 1989 aun escuece al madridismo. Fue un auténtico recital “rossoneri”.

Gallego y Baresi antes del AC Milan vs Real Madrid de 1989 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Gallego y Baresi antes del AC Milan vs Real Madrid de 1989 (Fuente: inolvidablesdelbalon.blogspot.com)


Nada del fútbol amarrategui que vemos con frecuencia de los italianos en competiciones europeas. Desterraron el “catenaccio” de su manual de juego y desataron todo su potencial futbolístico.

Hasta esa fecha se habían enfrentado en tres ocasiones. En 1958 el Real Madrid les derrotó conquistando su segundo título. Los merengues también se habían clasificado en las eliminatorias a doble partido en las semifinales de 1956 y en los cuartos de 1964.

El 1-1 de la ida dejaba la eliminatoria completamente abierta. San Siro iba a dictar sentencia. Y de que manera. En el Santiago Bernabéu los milanistas hicieron un gran partido.

Hugo Sánchez puso en ventaja a los locales. Van Basten empató con un tremendo testarazo y Ruud Gullit marcó el 1-2 pero incomprensiblemente fue anulado por el árbitro.

Franco Baresi en el duelo frente al Real Madrid de 1989 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Franco Baresi en el duelo frente al Real Madrid de 1989 (Fuente: www.acmilan.com)


Huracán “rossoneri

La vuelta arrancó con los pupilos de Sacchi presionando muy arriba al Real Madrid para hogar su salida de balón. Pese a ello los blancos lograron la primera aproximación de peligro con un centro de la derecha que tuvo que despejar Galli de puños en el área pequeña para evitar el remate.

Poco después los locales tuvieron la réplica con un cabezazo de Van Basten que se marchó desviado. A los pocos minutos del comienzo del partido el colegiado belga Alexis Ponnet paró el encuentro.

El AC Milan de "Los Inmortales", un equipo imparable - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El AC Milan de «Los Inmortales», un equipo imparable (Fuente: lacontra.es)


El coliseo milanista enmudeció en un minuto de silenció para recordar a las 96 víctimas de la tragedia de Hillsborough sucedida en Sheffield cuatro días antes en un encuentro de la FA Cup entre Liverpool y Nottingham Forest.

Parte del estadio entonó el You’ll Never Walk Alone en honor a los 96 aficionados de los “Reds” que perdieron la vida en aquella fatídica y multitudinaria avalancha.

Reanudado el partido, en el 18’ Carlo Ancelotti recoge un balón en el medio campo se zafa de dos rivales y lanza un cañonazo ante el que Paco Buyo podía haber hecho algo más. Seamos sinceros

7 minutos después Donadoni saca un córner en corto Tassotti pone un centro al corazón del área y Frank Rijkaard con un salto imponente se eleva por encima de la defensa madridista para marcar el segundo.

El barco madridista de hundía y sus jugadores no era capaces de tapar todas las vías de agua que tenían abiertas.

 

Crónica de una muerte anunciada

Los preludios augurados semanas antes en el Bernabéu se confirmaban en el encuentro de vuelta con un Milan desatado.

Míchel pudo acortar distancias. Un espejismo. Al filo del descanso Ruud Gullit se encargó de devolverles a la cruda realidad con otro cabezazo inapelable.

Confluían en un mismo instante y en un mismo lugar el éxtasis del mejor AC Milan de todos los tiempos y el naufragio merengue. Que cuajó su mejor partido ante uno de los mejores equipos del continente.

En el 49’ llegó la catarsis milanista. Conexión tulipán. Rijkaard la cuelga a la frontal. Gullit la deja de cabeza para que Van Basten la clave en la escuadra.

Van Basten marcó el 4-0 de aquel AC Milan vs Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Van Basten marcó el 4-0 de aquel AC Milan vs Real Madrid (Fuente: www.itasportpress.it)


10 minutos más tarde  Roberto Donadoni, uno de los jugadores que pasaba casi desapercibido ante tal constelación de estrellas, pero que tenía una clase descomunal se encargó de marcar el 5-0 con un zurdazo pegado al poste.

Quedaba media hora por jugar, pero los locales sabían que tenían el trabajo hecho y decidieron echar el freno. No quisieron hacer más sangre.

Algo más doloroso si cabe para un excelente equipo visitante que aquel día se vio incapaz en todo momento ante el huracán “rossoneri”.

Donadoni cerró la goleada en aquel AC Milan vs Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Donadoni cerró la goleada en aquel AC Milan vs Real Madrid (Fuente: www.milannight.com)


Un equipo inmortal

La Quinta del Buitre, una generación destinada a recuperar el cetro continental para el Real Madrid se estrellaba en su tercera semifinal consecutiva. Antes fueron Bayern de Munich y PSV.

Ahora les apeaba del torneo un equipo legendario que modernizó el fútbol. El AC Milan de “Los Inmortales”.

Después de este AC Milan vs Real Madrid, el equipo merengue no volvería a pisar una semifinales de la Copa de Europa hasta 1998, el año de “La Séptima”.

Uno de los goles del duelo AC Milan vs Real Madrid de 1989 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Uno de los goles del duelo AC Milan vs Real Madrid de 1989 (Fuente: www.thetotallyfootballshow.com)


Galli, Maldini, Costacurta, Tassotti, Rijkaard, Baresi, Donadoni, Colombo, Ancelotti, Gullit y Van Basten infligieron la mayor goleada  recibida por el Real Madrid en Copa de Europa.

Apenas un mes después dieron otro recital ante el Steaua de Bucarest para levantar la “Orejona” tras 20 años de sequía.

La primera de las dos consecutivas que logró este equipo de leyenda. Un hito que nadie había logrado desde el sorprendente Nottingham Forest de Brian Clough.

20 años después el AC Milan volvía a alzar la Copa de Europa - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

20 años después el AC Milan volvía a alzar la Copa de Europa (Fuente: www.futbolprimera.es)