Cromo de Ronaldo Nazario - Odio Eterno Al Fútbol Moderno


  • Nombre: Ronaldo Nazario
  • Nacionalidad: Brasileño
  • Posición: Delantero
  • Años en activo: 18
  • Palmarés como jugador: Cruzeiro 1 Copa de Brasil (1993) y 1 Campeonato Mineiro (1994); PSV Eindhoven 1 Copa de Holanda (1995-1996) y 1 Supercopa de Holanda (1996); FC Barcelona 1 Copa del Rey (1996-1997), 1 Supercopa de España (1997) y 1 Recopa de Europa (1996-1997);  Inter de Milán 1 Copa de la UEFA (1998-1999); Real Madrid 2 Liga Española (2002-2003, 2006-2007), 1 Supercopa de España (2003) y 1 Copa Intercontinental (2002); Corinthians 1 Copa de Brasil (2009) y 1 Campeonato Paulista (2009); Selección de Brasil 2 Copa del Mundo (1994, 20002), 2 Copa América (1997. 1999), 1 Copa Confederaciones (1997) y Medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996)
  • Distinciones individuales: 2 Balón de Oro (1997, 2002), 3 FIFA World Player (1996, 1997, 2002); Futbolista del Año en Italia (1997-1998), Máximo Goleador de la Eredivisie (1994-1995) Máximo Goleador de la Liga Española (1996-1997, 2003-2004), Máximo Goleador de la Copa América (1999), Máximo Goleador de la Copa del Mundo (2002)

Para muchos Ronaldo Nazario es sin duda el mejor delantero centro de todos los tiempos. El carioca tuvo una excelente carrera, mermada en gran parte por dos grandes lesiones de rodilla.

Pese a ello se recuperó y siguió goleando y ganando títulos, aunque quién sabe que habría sido de su carrera sin esas dolencias.

 

O Fenomeno

Jugó en 7 clubes y ganó títulos en todos excepto en el AC Milan (apenas disputó 20 encuentros), equipo en el que peor rendimiento dio. Sus cifras goleadoras son absolutamente increíbles: Cruzeiro 44 goles en 47 partidos; PSV Eindhoven 54 goles en 57 partidos, FC Barcelona 47 goles en 49 partidos; Inter de Milán 106 goles en 148 partidos; Real Madrid 104 goles en 177 partidos y Corinthians 35 goles en 69 partidos.

Además con su selección, con la que sumó dos Mundiales, dos Copas América, una Confederaciones y la medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de 1996 ,logró 62 goles en 98 partidos y es a día de hoy el tercer máximo realizador histórico, por detrás de Neymar y Pelé.

Durante sus 18 años de carrera fue dos veces galardonado con el Balón de Oro y máximo realizador en la Copa del Mundo, Campeonato Brasileño, Eredivisie y Liga Española.

 

Un ascenso meteórico

Se formó de la mano de una leyenda brasileña como Jairzinho, que con apenas 16 años recomendó su fichaje al Cruzeiro, allí permaneció dos años ganando una Copa de Brasil y el Campeonato Mineiro, para dar el salto al fútbol europeo en 1994.

Su eclosión se produjo en el PSV Eindhoven con el que sumó otros dos títulos y llamó la atención de todos los grandes clubes. Si fichaje por el FC Barcelona (2.500 millones de pesetas) se convirtió en el más elevado en la historia del fútbol.

Solo permaneció una temporada en Can Barça, ganó tres títulos y fue Pichichi regalando exhibición tras exhibición a la parroquia del Camp Nou.

Tras discrepancias con la directiva culé puso rumbo a Italia. El Inter batió el récord del traspaso más alto pagando su cláusula de rescisión que ascendía a 4.000 millones de las antiguas pesetas.

 

El resurgir de Ronaldo Nazario

En el calcio siguió con su voracidad goleadora hasta que dos graves lesiones le mantuvieron fuera de los terrenos de juego prácticamente durante dos años.

Regresó casi al final de la temporada 2001-2002 con escaso tiempo para preparar el Mundial de 2002, pero ese torneo supuso su renacer. Llevó a la verdeamarela al pentacampeonato y se convirtió en el máximo realizador en una sola edición desde 1970.

Además con 15 tantos durante 8 años fue el máximo goleador histórico del torneo, hasta que el alemán Miroslav Klose le superó en al edición de 2014.

 

Tras aquel torneo Florentino Pérez pagó 45 millones de euros para llevar a Ronaldo Nazario a su Madrid de “Los Galácticos”. Si fichaje no defraudó. Otra ristra de goles y algún que otro título de blanco.

Durante esta etapa se le empezó a acusar reiteradamente de estar pasado de peso y tras la llegada de Fabio Capello regresó a Italia para jugar en el AC Milan, donde firmó las dos peores temporadas de su carrera.

Los excesos y las lesiones le pasaban factura a un Ronaldo Nazario, que volvió a disfrutar del fútbol con un evidente sobrepeso en el Corinthians, hecho que no impidió que dejase alguna que otra obra de arte, porque la calidad y el gol nunca le abandonaron.

En 2011 colgó las botas y, tras estar un tiempo apartado del fútbol y aparecer en diversos realities brasileños en 2018 regresó a España para presidir el Real Valladolid.

Share: