Los grandes torneos de selecciones son el mejor escaparate posible para los futbolistas, principalmente los Mundiales, un torneo que desde se sigue por todo el globo terráqueo.

Desde tiempos inmemoriales son aprovechados por infinidad de líderes políticos como herramienta propagandística a fin de ganar notoriedad en el plano internacional.

Selección de la Comunidad de Estados Independientes - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Selección de la Comunidad de Estados Independientes (Fuente: jesusprietoguijo.com)


El poder de la propaganda

Desde su nacimiento en 1930, Mussolini vio el poder que tenía la Copa del Mundo y se empeñó en que Italia organizase la de 1934. Y no solo eso, hizo lo imposible para que la «azzurra» lo ganara.

Otro ejemplo lo encontramos en España. Franco vendió el triunfo en la Eurocopa ante la URSS como una gran victoria frente al comunismo.

Marcada por los caprichos de Mobutu Sese Seko estuvo la única participación mundialista de Zaire en 1974. Un torneo cargado de morbo en el que se cruzaron las dos Alemanias.

La RDA se llevó la victoria en un duelo impregnado de política, pero sus hermanos de la RFA se llevaron el premio gordo, el título de campeones del mundo.

En 1978 Videla utilizó el Mundial para la blanquear su dictadura militar en Argentina y de paso movió cielo y tierra para que la albiceleste ganara su primera Copa del Mundo.

Solo algunos ejemplo, pero hay muchos más que prueban el poder mediático de un gran torneo y por qué nadie quiere perdérselo.

Videla junto a la Copa del Mundo de 1978 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Videla junto a la Copa del Mundo de 1978 (Fuente: www.infobae.com)


Cambia el mapa. Cambia el torneo

Especialmente curioso fue el caso de la Eurocopa 1992. La fase de clasificación para el torneo concluyó el 22 de diciembre de 1991, apenas 6 meses antes de que arrancase el torneo.

En esa época disputaban el torneo ocho selecciones. La anfitriona y la siete campeones de grupo de la previa. La novena edición estuvo marcada por los vaivenes políticos del continente. Así, una de las selecciones no llegó a finalizar la fase de clasificación y dos de las siete clasificadas no llegaron a disputar la competición.

La RDA y la RFA quedaron encuadradas en el mismo grupo de clasificación. Con la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989 se inició el camino hacia la reunificación, que fue efectiva el 3 de octubre de 1990.

La selección oriental disputó su último partido el 12 de septiembre de 1990, el primero en la clasificación hacia el torneo continental que se disputó dos años después en Suecia.

Poco después las dos selecciones alemanas se integraron en una sola y aquel partido se reconoció como amistoso. Alemania, ya unificada se clasificó como campeona del grupo 5 por delante de Gales, Bélgica y Luxemburgo.

RFA vs RDA, dos selecciones de un mismo país en la Copa del Mundo de 1974 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

RFA vs RDA, dos selecciones de un mismo país en la Copa del Mundo de 1974 (Fuente: www.infobae.com)


¿La favorita expulsada?

Una de las clasificadas fue Yugoslavia, aunque no llegó a disputar aquella Eurocopa. En junio de 1991 estalló la Guerra de los Balcanes entre las distintas repúblicas que componían la antigua Yugoslavia.

A pesar del conflicto la selección siguió jugando y sorprendentemente consiguió la clasificación para el torneo. Huelga decir que Yugoslavia tenia una de las selecciones más potentes del momento. Había ganado el Mundial sub-20 en 1987, siendo aquellos jugadores la base de la selección absoluta en 1991, año en el que el Estrella Roja levantó la Copa de Europa.

Los Suker, Mijatovic, Jarni, Boban, Prosinečki, Kodro, Pancev o Savićević entre otros formaban un autentico equipazo.

El mal ambiente reinante, acabó forzando la renuncia del seleccionador Ivica Osim, de nacionalidad bosnia, cuando solo quedaba un mes para el comienzo del torneo. Tras esto los jugadores no serbios del combinado dejaron de asistir.

A solo diez días del comienzo se oficializó la expulsión de Yugoslavia y la asignación de la plaza para Dinamarca, la segunda clasificada del grupo.

Los daneses terminaron ganando la Eurocopa, cuando ni siquiera estaban clasificados.

La mítica Yugoslavia que conquistó el Mundial sub-20 de 1987 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

La mítica Yugoslavia que conquistó el Mundial sub-20 de 1987 (Fuente: www.kodromagazine.com)


Soluciones de emergencia

La otra selección clasificada que no participó fue la URSS. A pesar de quedar campeona del grupo 3 los avatares políticos del país impidieron su participación.

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se disolvió pocos días después de concluir la fase de clasificación, dando paso a un puñado de repúblicas independientes y, las autoridades ex-soviéticas idearon una forma de estado transitorio para todas ellas, la Comunidad de Estados Independientes, similar a una confederación flexible más que a un estado.

El 11 de enero de 1992 nació su selección de fútbol, reconocida por la FIFA dos días después.

Esta fue la fórmula ideada por los mandamases soviéticos para poder participar en aquella Eurocopa, ya que, de no haber sido así ninguna de las distintas selecciones podría haber disputado el torneo.

Su himno fu la novena sinfonía de Beethoven y vistieron el antiguo rojo y blanco de la URSS. El experimento solo duró 5 meses.

En ese tiempo disputaron 12 encuentros, 9 amistosos y 3 oficiales, los de la Eurocopa para la que fue creada. Su último encuentro fue el 18 de junio de 1992, perdiendo 3-0 frente a Escocia para caer eliminada como última de su grupo. Cumplido su cometido, desapareció para siempre.

Selección de CEI en 1992 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Selección de CEI en 1992 (Fuente: equiposdefutbol2.blogspot.com)

Share: