El banquillo del Real Madrid, la silla eléctrica

Curiosamente una de las etapas más gloriosas en la historia del Real Madrid, coincidió con una de las más convulsas, en cuanto a entrenadores se refiere.

Desde que Lorenzo Sanz se hizo con las riendas del club llevó a cabo una reforma estructural de la institución.

La 1995-1996, la primera con Sanz en el palco, Jorge Valdano solo aguantó hasta la jornada 22. Fue destituido tras caer ante el Rayo Vallecano en el Santiago Bernabéu y con el equipo octavo en la tabla.

En la jornada 23 visitaron San Mamés con Del Bosque como entrenador interino y sorprendentemente el Madrid dio una muy buena imagen, imponiéndose 0-5 a «Los Leones».

Presentación de Fabio Capello como entrenador el Real Madrid en 1996 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Presentación de Fabio Capello como entrenador el Real Madrid en 1996 (Fuente: www.marca.com)


La silla eléctrica del Bernabéu

Hasta el final de temporada, Arsenio Iglesias ocupó aquella trituradora en la que se estaba convirtiendo el banquillo del Real Madrid.

Pero Sanz tenía muy claro lo que quería para su proyecto y no era al «Brujo de Arteixo» y, desde comienzos de año arrancaron las negociaciones con su futuro entrenador.

El hombre elegido fue Fabio Capello, heredero del Milan de Sacchi y gran artífice de la goleada de los «rossoneri» al FC Barcelona en la final de Copa de Europa de 1994.

Con Capello al frente del proyecto remodelaron la plantilla de cabo a rabo en busca de un equipo campeón. El día de su presentación aseguró que quería convertir al Real Madrid en el mejor club del mundo y puso la primera piedra ganando la Liga 1996-1997.

Portada de Marca tras la destitución de John Benjamin Toshack - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Portada de Marca tras la destitución de John Benjamin Toshack (Fuente: twitter.com/renaldinhos)


Su estilo defensivo, muy criticado por la parroquia blanca y, sobre todo su mala relación con el presidente provocaron su dimisión al final de temporada. Jupp Heynckes, hasta entonces entrenador del CD Tenerife, se hizo con las riendas del equipo.

Del juego aburrido del italiano se pasó a uno más ofensivo, pero mucho más errático. En definitiva, la imagen no mejoró, al menos en Liga.

Lo curioso es que el equipo dio una cara en la competición doméstica y otra muy distinta en Europa, donde fue superando eliminatoria tras eliminatoria y, contra todo pronóstico levantaron la séptima Copa de Europa del club merengue, tras más de tres décadas sin conseguir el título.

Jupp Heynckes con Lorenzo Sanz durante un entrenamiento del Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Jupp Heynckes con Lorenzo Sanz durante un entrenamiento del Real Madrid (Fuente: www.marca.com)


Baile de entrenadores 

El técnico germano, que había admitido días antes de la final haber perdido por completo el control del vestuario, dejó el club al concluir la campaña 1997-1998.

El siguiente inquilino del banquillo del Real Madrid fue de nuevo un tipo duro y además de la casa, José Antonio Camacho, pero apena 22 días después de su presentación Camacho dimitió por desavenencias con la directiva.

Lorenzo volvió de decantarse por un hombre con mano izquierda y optó por el neerlandés Guus Hiddink, que llegó a la «casa blanca» durante el verano de 1998.

Presi, no puedo con la plantilla, son unos hijos de p... - Jupp Heynckes, una semana antes de conquistas la séptima Copa de Europa

 

La historia volvió a repetirse y aunque levantó la Copa Intercontinental fue cesado en el mes de febrero cuando el equipo marchaba sexto en Liga.  Le sustituyó un «sargento», John Benjamin Toshack, que volvió para poner mano dura en el vestuario blanco.

El técnico galés regresó a un sistema más defensivo, empleando cinco defensas y aunque el juego no era espacialmente vistoso fue ganando fiabilidad hasta terminar subcampeón.

José Antonio Camacho apenas duró 22 días en el banquillo del Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

José Antonio Camacho apenas duró 22 días en el banquillo del Real Madrid (Fuente: www.mundodeportivo.com)


Sin las ideas claras

La relación con la plantilla fue tensa desde el primer día, ya que relegó varios titulares al banquillo, como Seedorf o Mijatovic, que incluso llegaron a salir del club.

Sus declaraciones en rueda de prensa, siempre fueron un punto de tensión con la directiva, reclamándole que aflojara en sus críticas tanto a la plantilla como a la zona noble.

Los lunes siempre pienso en cambiar a diez jugadores, los martes a siete u ocho, los jueves a cuatro, el viernes a dos, y el sábado ya pienso que tienen que jugar los mismos cabrones - Toshack tras empatar en Salamanca

 

Toshack mantuvo un tenso pulso hasta ser llamado al orden por Sanz tras una entrevista especialmente crítica. Cuando el presidente le pidió explicaciones el entrenador respondió que todo era tal y como decía el periódico y fue destituido pocas horas después.

Tras el incidente Vicente Del Bosque se hizo cargo de nuevo del primer equipo hasta final de temporada.

Lorenzo Sanz con Hiddink tras conquistar la Intercontinental - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Lorenzo Sanz con Hiddink tras conquistar la Intercontinental (Fuente: as.com)


En Liga no hubo mucha mejoría, pero volvió a dar la cara en Champions, hasta levantar «la octava», una vez más contra todo pronóstico.

Ese verano del 2000 finalizó la presidencia de Lorenzo Sanz, tras perder las elecciones con Florentino Pérez.

Hay más posibilidades de ver a un cerdo volando por encima del Bernabéu de que yo rectifique - Toshack

 

 

Desde su llegada en 1995 al palco del Real Madrid destituyó a Valdano, Arsenio Iglesias, Hiddink y Toshack, mientras que Capello, Heynckes y Camacho huyeron por su propio pie.

A todos los anteriores hay que sumar a Del Bosque, que siguió al frente del equipo de forma interina.

Sorprendentemente, a pesar de haber tenido ocho entrenadores en menos de cinco años, el Real Madrid conquistó una Liga, una Supercopa de España, una Intercontinental y dos Copas de Europa.

Anelka, Seedorf y John Benjamin Toshack durante un entrenamiento con el Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Anelka, Seedorf y John Benjamin Toshack durante un entrenamiento con el Real Madrid (Fuente: www.marca.com)

Share: