Predrag Mijatovic llegó a Valencia en 1993 como mejor jugador del año en Yugoslavia. El conjunto che pagó algo más de 1500 millones de las antiguas pesetas al Partizán de Belgrado para hacerse con los servicios de uno de los delanteros con más futuro en el Viejo Continente.

El montenegrino permaneció tres campañas en Mestalla, convirtiéndose en el ídolo de la afición gracias a sus 68 goles en 128 encuentros, que les llevaron a rozar el título de Liga en la temporada 1995-1996, algo que no lograban desde 1971.

Mijatovic en su regreso a Mestalla con el Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Mijatovic en su regreso a Mestalla con el Real Madrid (Fuente: www.marca.com)


De ídolo a villano

Pero todo comenzó a torcerse entre el Valencia CF y Mijatovic a comienzos de 1996, cuando entró en escena un Real Madrid que buscaba hacer una profunda renovación de su plantilla tras quedar sextos y no clasificarse para competiciones europeas por primera ves en 40 años.

Los blancos pagaron la cláusula de rescisión del delantero montenegrino al término de la temporada, desatando la ira de la directiva e hinchas ches.

Mijatovic celebrando un gol con el Valencia - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Mijatovic celebrando un gol con el Valencia (Fuente: www.superdeporte.es)


El 1 de julio de 1996 se hizo oficial el fichaje. Mijatovic era del Real Madrid, aunque las negociaciones entre club y jugador habían comenzado varios meses atrás, mientras el delantero continuaba afirmando que se quedaría en el Valencia, algo que entendieron como una traición en la capital del Turia.

Ambas directivas tuvieron un agrio cruce de declaraciones y el jugador avivó el incendio cuando a su llegada a Madrid afirmó que en Valencia lo tenía todo menos los títulos.

Presentacion de Mijatovic con el Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Presentación de Mijatovic con el Real Madrid (Fuente: as.com)


Enemigos para siempre

Paco Roig acusó a su homónimo Lorenzo Sanz de haber financiado aquel fichaje con el dinero que había empezado a entrar de Antena 3 tras el reciente cambio en el reparto de los derechos televisivos.

Su regreso a Mestalla el 21 de abril de 1997 fue en medio de uno de los ambientes más hostiles que se recuerdan en el fútbol español, quizá solo superado por la vuelta de Luis Figo al Camp Nou, tras su marcha al eterno rival, en el conocido como “Clásico del cochinillo”.

Pancarta en Mestalla contra el Real Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Pancarta en Mestalla contra el Real Madrid (Fuente: www.marca.com)


Lejos quedaban los tiempos en los que el Valencia CF cedió al Real Madrid su estadio en dos eliminatorias europeas al ser clausurado el Santiago Bernabéu tras sendos encuentros ante el Bayern de Múnich en la 1975-1976 y 1986-1987 respectivamente.

Hay algunas voces que aseguran que antes de 1996 eran acogidos con cierto agrado los goles merengues cuando saltaban en el videomarcador del Luis Casanova en las jornadas ligueras.

 

El héroe de “La Séptima”

No cabe duda que el rendimiento de Mijatovic en el Real Madrid fue menor que en Valencia. Los números están ahí. Marcó 36 goles en 118 partidos. Eso sí, alcanzó el cielo blanco como autor del gol que dio al club “La Séptima” el 20 de mayo de 1998, tras 32 años de sequía en su competición fetiche.

Apenas un año después de aquel tanto salió por la puerta de atrás del Santiago Bernabéu. Jugó tres años en la ACF Fiorentina y colgó las botas en 2003 en el Levante UD.

Muchas veces declaró que se equivocó en su salida del equipo blanco y tres años después de la retirada, durante la presidencia de Ramón Calderón, regresó como director deportivo, una época en la que cerró la contratación de futbolistas como Higuaín, Marcelo, Pepe, Robben o Van Nistelrooy.

Mijatovic con una bolsa de naranjas en el Santiago Bernabéu - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Mijatovic con una bolsa de naranjas en el Santiago Bernabéu (Fuente: as.com)


En lo que a las relaciones institucionales, entre Valencia CF y Real Madrid quedaron totalmente rotas, desde entonces los primeros no se han vuelto a sentar a negociar un fichaje con los blancos (solo Rául Albiol hizo en 2009 el viaje Valencia-Madrid) y, los recibimientos en Mestalla son de un duelo de la máxima rivalidad.

Cuentan las malas lenguas que poco antes del traspaso de Gaizka Mendieta al SS Lazio, el conjunto che puso una cláusula “anti-Madrid”, para que otro de sus iconos jamás vistiese de blanco.

Mijatovic marcó el gol que dio al Real Madrid la séptima Copa de Europa - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Mijatovic marcó el gol que dio al Real Madrid la séptima Copa de Europa (Fuente: as.com)

Share: