Para lo bueno y para lo malo, el fútbol levanta pasiones allá donde va.

De esta forma puede provocar la comunión de un pueblo en torno a su equipo o convertirse en la chispa adecuada que enciende la mecha de un conflicto.

En ocasiones el fútbol se ha convertido en la excusa perfecta para canalizar las iras de una comunidad frente a otra, como en la Guerra de los Balcanes. Algo similar sucedió en Centroamérica en 1969.

Como en la mayor parte de Latinoamérica y el Caribe, una pequeña parte de la población controlaba la mayoría del terreno cultivable.

La Guerra del Fútbol tuvo lugar entre el 14 y el 18 de julio de 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

La Guerra del Fútbol tuvo lugar entre el 14 y el 18 de julio de 1969 (Fuente: www.telesurtv.net)


La chispa

Si tenemos en cuenta que el sector primario es prácticamente la única fuente de riqueza en esas economías eminentemente agrarias, tenemos un problema endémico gravísimo.

El Salvador y Honduras no eran una excepción, pero estas dos poblaciones vecinas experimentaron trasvase masivo de población.

Honduras tiene algo más de 100.000 km2 con unos 2,6 millones de hondureños en aquel momento.

Al mismo tiempo El Salvador, tiene aproximadamente 21.000km2 y su población rondaba los 3,6 millones.

O lo que es lo mismo con aproximadamente un 20% del territorio de Honduras, El Salvador contaba con casi un 40% más de población que su vecino.

Esto provocó un éxodo masivo de salvadoreños a Honduras, en busca de tierras de cultivo o en forma de mano obra agraria.

Inicialmente esto fue muy bien acogido por los terratenientes hondureños, ya que el país tenía una acuciante necesidad de mano de obra.

Selección de El Salvador 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Selección de El Salvador 1969 (Fuente: historico.elsalvador.com)


En 1969 unos 300.000 salvadoreños vivían en Honduras, donde componían en torno al 20% de los jornaleros del país.

Adicionalmente un minúsculo grupo había podido adquirir pequeñas parcelas convirtiéndose en propietarios, aunque en ningún caso podría hablarse de terratenientes.

Esto genero un enorme descontento entre la población local.

Esta llegada masiva de mano de obra había evitado una más que necesaria reforma agraria y había impedido una mejora de las condiciones de los jornaleros autóctonos.

Ya que la difícil situación de la que huían los salvadoreños hacía que soportasen condiciones laborales mucho peores.

Además, esos salvadoreños que habían adquirido tierras después de generaciones de trabajo en el país vecino se habían convertido, fruto de la envidia, en objeto de todas las iras.

Mapa de Centroamérica en 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Mapa de Centroamérica en 1969 (Fuente: aminoapps.com)


El chivo expiatorio

Incluso habían sido objetivo de una tímida reforma agraria que no se atrevió a tocar a los grandes terratenientes.

Las relaciones entre estos dos países llevaba tiempo tensándose.

En 1967, 45 soldados salvadoreños y dos camiones cargados de armamento fueron interceptados por el ejercito hondureño.

Supuestamente su objetivo era armar a una facción del ejercito que pretendía derrocar al presidente.

Ese mismo año, la detención en El Salvador de una amigo personal del presidente hondureño Oswaldo López Arellano, acabó derivando en una refriega fronteriza con varios soldados salvadoreños muertos o apresados.

El clima de tensión había dado origen a la organización paramilitar “Mancha Brava” que perseguía y asesinaba a salvadoreños en Honduras.

En este caldo de cultivo donde los salvadoreños se habían convertido en la fuente de todos los males para los hondureños, tuvieron que enfrentarse por una plaza en el Mundial.

Selección de Honduras 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Selección de Honduras 1969 (Fuente: www.bbc.com)


En el peor momento

Quien saliera vencedor de aquella contienda, la futbolística, no la bélica, sería el primer país centroamericano en participar en un mundial, el de México 70.

El 8 de junio de 1969 se enfrentaron por primera vez en Tegucigalpa, donde Honduras se impuso por 1-0.

La vuelta se disputó en San Salvador el 15 de junio, cuando El Salvador venció por 3-0.

En aquel momento no se tenía en cuenta la diferencia de goles por lo que habría que desempatar en un tercer partido disputado en territorio neutral.

Los medios de comunicación llevaban años alimentando un clima prebélico y esos partidos se habían convertido en algo más que una razón de estado.

Osvaldo López Arellano, presidente de Honduras en 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Osvaldo López Arellano, presidente de Honduras en 1969 (Fuente: biografiasyvidas.com)


El fútbol como excusa

El 27 de junio de 1969 se disputó el encuentro de desempate en el Estadio Azteca.

En un partido de ida y vuelta los 90 minutos dejaron un empate a dos.

No fue hasta la prorroga cuando en el 110′ El Salvador puso el 3-2 definitivo.

La respuesta hondureña no se hizo esperar y al grito de “hondureño toma un leño y mata a un salvadoreño” comenzó una persecución.

En el mejor de los casos la policía de Honduras hizo la vista gorda frente a las escenas de violencia, cuando no participó.

Ante esta situación el ejercito salvadoreño lanzó una invasión contra Honduras el 14 de julio.

La "Guerra del Fútbol" entre Honduras y El Salvador tuvo lugar entre el 14 y el 18 de julio de 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

La «Guerra del Fútbol» entre Honduras y El Salvador tuvo lugar entre el 14 y el 18 de julio de 1969 (Fuente: radioprogresohn.net)


Tras un intercambio de golpes, con sus respectivos bombardeos en territorio enemigo y solo la toma de Ocotepeque por parte de El Salvador se acordó a un alto el fuego.

Solo gracias a la mediación de la OEA se pactó el fin de la persecución.

La mal llamada guerra del fútbol se saldó con unos 6000 muertos y hasta 15000 heridos, en su mayoría civiles en un conflicto que duró apenas 4 días.

En cuanto al fútbol El Salvador disputó el mundial de México 70, siendo el primer estado centroamericano en disputar una fase final.

Su actuación fue menos que discreta, siendo eliminado en fase de grupos con 9 goles en contra, ninguno a favor, y sin puntuar.

La guerra de las 100 horas se convirtió en uno de esos vergonzosos episodios donde el fútbol se convierte en la coartada perfecta para justificar actos vergonzosos, pero en ningún caso su origen real.

Uno de los duelos entre Honduras y El Salvador disputados en 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno 

Uno de los duelos entre Honduras y El Salvador disputados en 1969 (Fuente: www.elsalvadormipais.com)

Share: