A lo largo de la historia del fútbol se cataloga con cierta frivolidad a cualquier partido subido de tono como el partido más violento de la historia”.

En la mayoría de los casos no son más que titulares sensacionalistas en busca de lectores curiosos, pero hay ocasiones en las que alguno de estos encuentros ha dejado auténticos partes de guerra.

Muchos de estos espeluznantes enfrentamientos sucedieron entre las década de los ’60 y ’70, cuando el fútbol se tornó en un deporte mucho más violento, especialmente en Sudamérica.

Jugadores del AC Milán con la Copa Intercontinental de 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Jugadores del AC Milán con la Copa Intercontinental de 1969 (Fuente: www.sportspages.com)


Uno de esos equipos “cancheros”, en ocasiones incluso violento fue el Estudiantes de la Plata entrenado por Osvaldo Zubeldía, que tenía como máximo exponente de su forma de entender el juego a Carlos Salvador Bilardo.

Adicionalmente contaban con varios jugadores de calidad, como el habilidoso y versátil Juan Ramón Verón, padre de «La Brujita», Juan Sebastián Verón.

Estudiantes de La Plata en 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Estudiantes de La Plata en 1969 (Fuente: mazypincha.blogspot.com)


En 1969 el AC Milan de Gianni Rivera, considerado uno de los mejores jugadores italianos de todos los tiempos, conquistó su segunda Copa de Europa, obteniendo el billete para disputar la Copa intercontinental frente al campeón de la Copa Libertadores.

La polivalente estrella de aquel Milan vio reconocido su talento internacionalmente ganando el Balón de Oro ese mismo año.

Gianni Rivera con el Balón de Oro de 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Gianni Rivera con el Balón de Oro de 1969 (Fuente: footballcitizens.com)


La victoria a cualquier precio

Paralelamente, el Estudiantes de la Plata de Osvaldo Zubeldía había ganado su segunda Copa Libertadores consecutiva y era el vigente campeón de la Intercontinental.

Era un club que destacaba especialmente en el apartado físico y táctico. Un bloque en el que no importaba demasiado la técnica individual. La historia de aquel equipo que ganó tres Libertadores seguidas nunca ha estado exenta de polémica.

Su forma de interpretar el fútbol, aguerrido y al límite del reglamento, ha sido el caldo de cultivo para infinidad de leyendas que ensombrecen su grandeza.

Se cuenta que los jugadores «Pincharrata» utilizaban todo tipo de artimañas. Llevaban alfileres para pinchar a sus rivales y desconcertarles en las jugadas a balón parado y tiraban tierra a los ojos de los porteros en los saques de esquina.

Dejando de lado todas esas acusaciones de malas artes, aquel equipo sin grandes estrellas competía a las mil maravillas contra los grandes de la época.

Zubeldía y los jugadores de Estudiantes con la Copa Libertadores de 1968 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Zubeldía y los jugadores de Estudiantes con la Copa Libertadores de 1968 (Fuente: diariohoy.net)


El AC Milan golpea primero

El partido de ida se celebró en territorio lombardo el 8 de octubre de 1969. Un San Siro abarrotado fue el escenario propicio para la exhibición de su equipo.

La superioridad de los «rossoneri» fue tan apabullante que no dieron ninguna opción a los argentinos, que acabaron sucumbiendo por 3-0. Fue auténtico recital en el que Sormani en dos ocasiones y Combin pusieron los goles.

Néstor Combin, un delantero nacido en Argentina, nacionalizado francés e internacional por Francia, que desarrolló su carrera futbolística entre Francia e Italia. Mientras que Angelo Benedicto Sormani, nacido en Brasil y nacionalizado italiano desarrolló toda su carrera en el Calcio.

AC Milan  en 1969 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

AC Milan  en 1969 (Fuente: mazypincha.blogspot.com)


El primero de ellos fue uno de los tristes protagonistas del partido de vuelta disputado dos semanas después en La Bombonera, el estadio de Boca Juniors en el que aquel 22 de octubre de 1969 Estudiantes de La Plata ejerció como anfitrión.

Aquel encuentro se recuerda como “La masacre de La Bombonera”. Un partido considerado como uno de los detonantes que llevó prácticamente a la extinción del torneo.

Bochorno televisado

Los equipos europeos campeones de Europa se quejaban amargamente de la extrema violencia a la que se veían sometidos en sus visitas a Sudamérica para disputar este trofeo.

Clubes como el Ajax de Ámsterdam y el Bayern de Múnich incluso renunciaron a disputar la competición, invitándose al subcampeón,  Panathinaikos y Atlético de Madrid respectivamente.

Néstor Combin tuvo que ser retirado del campo en "La masacre de La Bombonera" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Néstor Combin tuvo que ser retirado del campo en «La masacre de La Bombonera (Fuente: elpais.com)


La conocida como masacre de La Bombonera, considerada como muchos otros partidos el encuentro más violento de la historia, fue retransmitida por televisión en medio mundo, lo que contribuyó enormemente a extender la leyenda negra de Estudiantes y el fútbol sudamericano de la época.

Los locales confiaban en remontar aquel 3-0, agraviados por el polémico arbitraje y sin renunciar a nada para conseguir su objetivo, llevando la maquiavélica frase “el fin justifica los medios” a su máxima expresión.

El resultado fue una auténtica carnicería, las imágenes hablan por sí solas.

 

Las consecuencias del encuentro fueron tanto o más dramáticas que el propio partido. El gol de Rivera en el ’30 ponía muy cuesta arriba la remontada para Estudiantes, que pagaron su frustración con una violencia desmedida contra los jugadores italianos.

Las consecuencias de aquel partido duraron mucho más de 90 minutos.

Nestor Combin terminó con una fractura en el pómulo tras ser agredido por sus compatriotas en varias ocasiones, pero su calvario no concluyó con el pitido final.

A la salida del estadio fue detenido por orden del juez acusado de deserción al no haber realizado el servicio militar en Argentina.

Pasó horas detenido hasta que la presión internacional y la mediación del cuerpo diplomático francés consiguió su puesta en libertad.

El rostro de Néstor Combin quedó visiblemente magullado tras "La masacre de La Bombonera" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Combin quedó muy magullado tras «La masacre de La Bombonera» (Fuente: www.sportmediaset.mediaset.it)


Una historia de violencia 

Temiendo un grave conflicto diplomático, el dictador argentino Juan Carlos Onganía, ordenó la detención de tres jugadores de Estudiantes de La Plata.

El guardameta Alberto Poletti y los zagueros Ramón Aguirre y Eduardo Manera, estos dos últimos fueron expulsados durante el encuentro.

Los tres detenidos fueron encarcelados en la prisión de Bariloches, en cuyas puertas inició Bilardo, líder de aquel equipo, una huelga de hambre pidiendo la liberación de sus compañeros.

Ramón Aguirre fue el mayor damnificado, ya que, fue suspendido en Argentina por lo que emigró a España para seguir jugando al fútbol en el Granada CF, otro equipo acusados de practicar una violencia desmedida durante la década de los 70.

El guardameta Poletti corrió la misma suerte, aunque el castigo fue revocado poco después.

En lo meramente futbolístico, Conigliano y Aguirre, dieron la victoria a Estudiantes, pero no pudieron evitar que el título fuese a parar a las vitrinas «rossoneri«.

La masacre de La Bombonera hirió de muerte a la Intercontinental, que cambió de formato para subsistir unos años más, aunque su imagen se vio seriamente dañada y nunca recuperó su prestigio inicial.

Final de la Intercontinental 1969 conocida como "La masacre de La Bombonera" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Final de la Intercontinental 1969 conocida como «La masacre de La Bombonera» (Fuente: www.telam.com.ar)

Share: