El hundimiento

Es normal que muchos equipos no cumplan el objetivo marcado a principio de temporada, menos habituales, pero más sonados, son aquellos que acostumbrados a copar los primeros puestos de la tabla, terminan descendiendo por extrañas circunstancias .

Uno de estos casos lo protagonizó el Atlético de Madrid en la temporada 99-00, cuyo descenso cumplió 20 años la semana pasada.

Esta es la historia de cómo un equipo ganador del doblete apenas 4 temporadas antes termina en Segunda División. Evidentemente, no hay una sola razón. Fueron muchos los condicionantes.

Atlético de Madrid en la temporada 1999-2000 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Atlético de Madrid en la temporada 1999-2000 (Fuente: www.milanuncios.com)


Proyectos que no llegan a buen puerto

El Atlético de Madrid campeón de la 95-96 se había ido reformando en busca de nuevos éxitos. Así inició varios ambiciosos proyectos en busca de la fortuna.

Si bien su proyecto ganador no había supuesto una gran inversión, esta política fue cambiando con el paso del tiempo y los esfuerzos económicos fueron incrementándose temporada tras temporada buscando la nueva fórmula del éxito.

Incorporaciones como Christian Vieri, Juninho, la vuelta de Paulo Futre, un joven Valerón, Jugovic y otros muchos fichajes de relumbrón, que no dieron los resultados esperados.

Radomir Antic dio paso al mítico Arrigo Sacchi, pero nadie parecía dar con la tecla.

La temporada 98-99 acabó con el Atletico en decimotercera posición y de nuevo con Antic intentando salvar los muebles. Como aquel que se abraza a una estampita o a un amuleto pidiendo milagros.

Atlético de Madrid en la temporada 98-99. Luciendo "Marbella" en la camiseta - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Atleti luciendo «Marbella» en la temporada 1998-1999  (Fuente:  futbolespanolrecopilacion.blogspot.com)


Para le temporada 99-00, el ex del Valencia CF, Claudio Ranieri se hizo con las riendas del equipo. Se volvió a hacer un esfuerzo importante en la incorporación de jugadores como Joan Capdevila, el portero Toni Jiménez, Carlos Gamarra, Celso Ayala, Hugo Leal o Jimmy Floyd Hasselbaink.

Con entradas, salidas y otros mimbres el Atlético tenía una muy buena plantilla. De las mejores en la historia de la entidad rojiblanca.

A los fichajes de relumbrón se le sumaban nombres como Molina, Aguilera, Gamarra, Solari, Bejbl, Baraja, Jose Mari, Kiko, Valerón, Lardín o Chamot.

En lo deportivo la cosa fue mal desde el principio. En la jornada 8 eran colistas y su juego desastroso.

El Atleti en medio de la tormenta judicial

En lo extradeportivo la cosa no iba mucho mejor. Jesús Gil compaginaba su cargo de presidente y empresario, con el de alcalde de Marbella y líder político del G.I.L, que se había hecho con otras plazas importantes como Melilla o Estepona.

Supuestamente amenazaba con saltar a la política de ámbito nacional, lo que sus hijos califican como inicio del problema judicial de Jesús Gil y Gil.

Rayo Vallecano 96-97 luciendo publicidad de Estepona, ciudad gobernada por Jesús Gil (hijo) - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Rayo Vallecano en la 96-97 luciendo publicidad de Estepona (Fuente: www.mundodeportivo.com)


Las causas judiciales empezaron a arrinconar al presidente. Primero fue el caso de las camisetas, por el que se acusaba a Gil de malversación de caudales públicos.

El fondo de la cuestión era el trasvase de dinero del Ayuntamiento de Marbella al Atlético de Madrid, supuestamente justificado por el pago de servicios publicitarios. El famoso sponsor en las camisetas rojiblancas.

Vieri de rojiblanco en la temporada 1997-1998 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Vieri de rojiblanco en la temporada 1997-1998 (Fuente: as.com)


El punto álgido del «Caso Camisetas» llegó en octubre de 1998, cuando la policía registró las oficinas del Vicente Calderón con una orden judicial de la Audiencia Nacional.

Le mecha había prendido al apreciarse ciertas irregularidades en la conversión del club en SAD (Sociedad Anónima Deportiva).

El 22 de diciembre de 1999 un club de Primera División en España era intervenido judicialmente por primera vez en la historia. Luis Manuel Rubí pasaba a gestionar el Atlético de Madrid como administrador judicial

La directiva del Atlético de Madrid era destituida en bloque y se iniciaba una investigación por los delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad en documento público y mercantil y delitos societarios, por valor de 9.427 millones.

Gil Marín, Jesús Gil y Enrique Cerezo tras el registro de las oficinas del Atleti - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Gil Marín, Jesús Gil y Enrique Cerezo tras el registro de las oficinas del Atleti (Fuente: www.abc.es)


De mal en peor

Cuando Rubí dejó el club la situación no había cambiado mucho Estaban fuera del descenso, pero la tensión se cortaba con cuchillo en el ambiente.

El informe del administrador judicial declaraba al club en quiebra técnica, aunque con viabilidad financiera, dada su masa social y su proyección.

Primero quisieron echarme de la política, y lo hicieron. Ahora se trata de hacerme quedar como un ladrón. Es el precio de la aventura de Ceuta y Melilla

Entre otras cosas supuso la venta de Chamot al AC Milan por 1.000 millones de pesetas. Una decisión muy criticada por gran parte de la afición colchonera, que veía que se anteponían otros intereses sobre los deportivos.

Hubo manifestaciones a favor de la junta directiva anterior y en contra de Rubí.

Chamot con la camiseta del AC Milan - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Chamot con la camiseta del AC Milan (Fuente: www.livefutbol.com)


Siempre se ha comentado que el rendimiento de los jugadores no fue el esperado. Se rumorea que todos tenían una parte del salario en «b» proveniente de paraísos fiscales, que al ser intervenido el club desapareció de un plumazo y redujo sus emolumentos con el consiguiente descontento de la plantilla. No existe prueba alguna de esto.

En cuanto a Ranieri, existen dos versiones. La prensa de la época indicó que se llegó a un acuerdo para rescindir su contrato, mientras que recientemente salió a la luz que Rubí amenazó a Ranieri tras la eliminación en la UEFA. Si no ganaba el siguiente partido de Liga iba a la calle.

El técnico italiano, que ya había cobrado íntegro su contrato, se puso gallito y le contestó que no le echaba. Se marchaba él.

Ranieri durante su etapa en el Atlético de Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Ranieri durante su etapa en el Atlético de Madrid (Fuente: www.telemundodeportes.com


La casa de los líos

Se sintió herido en su orgullo porque había rechazado ofertas en diciembre para ayudar al club dada la situación. Su salida no gustó al vestuario. Le acusaron de tirarse del barco al ver que se hundía.

Rubí, sabedor de sus escasos apoyos en la grada y en el club ya había buscado una solución. Llevaba días negociando con Antic, que pese a tener litigios pendientes con el club, por valor de unos 100 millones de pesetas, se había ofrecido para ayudar a salvarle. Mirando más por el Atleti que por su bolsillo.

Para marzo Antic se hizo cargo del banquillo a pesar de que Rubí no se hizo cargo las deudas contraídas con anterioridad.

El administrador judicial Luis Manuel Rubí - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El administrador judicial Luis Manuel Rubí (Fuente: elpais.com)


Lo fácil sería decir que en lo deportivo todo fue culpa de Rubí, pero el administrador judicial se hizo con la entidad en la jornada 16 y el Atleti marchaba decimoséptimo marcando la salvación, empatado a puntos con otros 4 equipos, desde el penúltimo al decimosexto.

Seguramente la presión popular influyo en la devolución del club a la directiva anterior sin haber finalizado el proceso, un club de la entidad del Atlético no es una empresa normal para intervenir.

Otra de las habladurías asegura que los Gil presionaron a los pesos pesados de la plantilla para que tensaran la cuerda con el administrador judicial.

Celebración tras un gol en la temporada 1999-2000 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Celebración tras un gol en la temporada 1999-2000 (Fuente: futbolretro.es)


La trama interminable

Esto podría dar a entender que no ganaban para «hacerle la cama» a la directiva y que la afición presionase en la calle para forzar el regreso de los Gil, Cerezo y compañía. Tampoco se puede saber cuánto de verdad tiene todo esto.

Plantilla y cuerpo técnico pidieron oficialmente la vuelta de la directiva en rueda de prensa. Los jugadores nunca estuvieron del lado de Rubí. Se llegó a rumorear con que éste amenazó a algunos futbolistas con meterles en la cárcel.

La vuelta de Antic no es que mejorase el rendimiento de la plantilla, tampoco lo hizo el regreso de la anterior directiva, el club siguió intervenido, con necesidad de autorización para cualquier movimiento hasta el verano de 2004.

Radomir Antic durante la temporada del descenso del Atlético de Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Antic durante la temporada del descenso del Atlético de Madrid (Fuente: www.mundodeportivo.com)


En cuanto a los problemas judiciales, el proceso continuó. Se acusó a la directiva de estafa. Para convertir el club en SAD, Cerezo y Gil se hicieron con aproximadamente el 95% de las acciones sin poner ni un duro, mediante una trama societaria de avales.

Para no enredarnos se puede resumir como: pidieron el dinero a “alguien”. Lo pusieron en la cuenta del club. Sacaron el extracto para demostrar el pago y devolvieron el dinero a su colega.

Ese 5% restante también desapareció, que era lo equivalente a unos 112 millones de pesetas de socios anónimos.

El trasvase de dinero entre patrimonio personal, dinero del club y caudales de las entidades públicas que gestionaban era constante y muy complejo, haciendo casi imposible diferenciar las partidas de unos y otros.

Gil, Cerezo y Del Nido saliendo de los juzgados - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Gil, Cerezo y Del Nido saliendo de los juzgados (Fuente: elpais.com)


Crónica de un descenso anunciado

Intentaron justificar algunos movimientos con la contracción de la deuda entre unos y otros. Gil saldó una deuda que había contraído con el club mediante la cesión de derechos sobre unos jugadores desconocidos.

Algunos de estas jóvenes promesas eran Abbas Lawal, Limamou Mbengue, Matías Djana, y el brasileño Maximiliano Oliveira por valor de 2.700 millones de pesetas,. Lo que se conoce como “Caso Negritos”.

En aquel momento esa cantidad era una autentica burrada. El Real Madrid pagó por Anelka 5.600 millones de pesetas en 1999 y fue el fichaje más caro de la historia.

Lástima que el momento más mediático de todos ellos fuera cuando Lawal y Mena se lesionaron mutuamente, provocándose sendas triadas la rodilla, en la disputa de un balón dividido durante un entrenamiento de pretemporada.

Amaya y Lawal en un entrenamiento con el Atlético de Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Amaya y Lawal en un entrenamiento con el Atlético de Madrid (Fuente: as.com)


Parecía un mal presagio de lo que cómo iba a terminar aquella fatídica campaña para los atléticos.

El Atlético entró de nuevo en el descenso la jornada 26, la del regresó Antic, tras un empate sin goles con el Real Betis. Ya no abandonarían los tres últimos lugares del a tabla.

En aquel vestuario no se habló de fútbol en todo el año, y así es imposible competir. Estábamos sentenciados desde el principio - Kiko Narváez

El 7 de mayo de 2000, a dos jornadas del final, los rojiblancos  no eran capaces de ganar al Real Oviedo en el Carlos Tartiere. El empate a 2 certificaba el descenso del Atlético de Madrid.

Curiosamente el conjunto carbayón estaba dirigido por entonces por un emblema colchonero, Luis Aragonés. Trágica jugarreta del destino.

La desgracia fue doble, ya que, el Atlético «B» descendió automáticamente a 2ª B, a pesar de haber estado en puestos de ascenso toda la temporada.

 

Lo que mal empieza….

Antic estuvo partido más al frente del equipo, después lo dirigió Zambrano en la última jornada y en la sorprendente final de Copa.

Los sufridores atléticos despedían a su club entre lágrimas. Otra frase de Kiko define a la perfección el sentir colchonero:

El Atlético ha sido víctima de lo que le querían hacer a Gil

 

 

Al contrario que en Liga, en Copa los colchoneros fueron pasando eliminatorias, incluso endosaron un doloroso 3-0 en semis al Barcelona. La vuelta nunca se jugó por el famoso plantón de los culés.

En el Carlos Tartiere se consumó el descenso del Atlético de Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

En el Carlos Tartiere se consumó el descenso del Atlético de Madrid (Fuente: www.elcorreo.com)


Aquella final, con el descenso del Atlético de Madrid ya consumado, fue un nuevo desastre. Las ilusiones colchoneras se esfumaban nada más comenzar, con la “cantada” de Toni Jimenez. El Espanyol levantó su tercer título de Copa.

En mayo de 2004, Gil se marchó de este mundo sin haberse resuelto el caso, pasando las responsabilidades a sus herederos. Más de 15.000 atléticos le dieron su último adiós en el Vicente Calderón.

Tras varios recursos se reconoció el saqueo sistemático del club, estimado en unos 11 mil millones de pesetas, pero se libraron de devolver el dinero porque el delito había prescrito. No así de las penas de cárcel.

Fallecido Gil, se habla de cierta indulgencia de la justicia para con sus herederos y Cerezo, en parte se achaca a su colaboración en el «Caso Malaya», aunque tampoco existen pruebas de esto.

La afición tenía muy claros los culpables del descenso del Atlético de Madrid - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

La afición tenía muy claros los culpables del descenso del Atlético de Madrid (Fuente: elpais.com)