El incidente entre Cala y Diakhaby es solo un episodio más en el largo historial de sucesos extradeportivos que salpican los terrenos de juego.

No sabemos en que quedarán estos supuestos insultos racistas, sobre todo porque la historia nos ha demostrado que muchas veces estas cosas no son lo que parecen.

En ocasiones grandes escándalos, insultos o agresiones se descubrieron finalmente como monumentales fraudes.

El "Cóndor" Roberto Rojas protagonizó "el escándalo de Maracaná" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El «Cóndor» Roberto Rojas protagonizó «el escándalo de Maracaná» (Fuente: www.infobae.com)


Este muchas ocasiones estas «tretas” son fruto de un afán desmedido por la victoria, ganar como sea, pero ganar.

Esta forma de interpretar el fútbol y la vida es muy cercana a la picaresca mediterránea y por ende a los herederos de estas culturas, como son los sudamericanos.

Solo con las “pillerías” de Bilardo da para un libro; el archiconocido “pisalo” o las botellas de agua «adulteradas» para Brasil entre otras.

Más allá del “Bilardismo”, el fútbol argentino está plagado de personas siempre pendientes de la cábala, no obstante ellos han expandido la «maldición de Kiricocho» por todo el mundo.

En lo que a interpretaciones teatrales en España es muy recordado el ridículo incidente entre Prados García y Ceballos.

El aumento de cámaras y micrófonos en los estadios ha ido en detrimento tanto de infractores como de los “cuentistas” y ha sido uno de los grandes responsables de la reducción de la dureza del fútbol.

La primera vez que el comité actuó de oficio en el fútbol español y juzgó una jugada a través del vídeo fue en 1974. La jugada en cuestión fue una durísima entrada de Fernández que lesionó de gravedad a Amancio.

Roberto Rojas en el Brasil vs Chile de 1989 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Roberto Rojas en el Brasil vs Chile de 1989 (Fuente: futbolanacronico.wordpress.com)


Tensión y más tensión

En la fase de clasificación para el Mundial de 1990 Sudamérica dispuso de 3 plazas. Una asignada a Argentina como campeona de la anterior edición y dos para los campeones de grupo, mientras que el tercer campeón con menos puntos se la jugaría el «repechaje internacional».

Las 9 selecciones de la Conmebol se dispusieron en 3 grupos de tres equipos y, solo los dos campeones con mejor puntuación aseguraban su presencia en la Copa del Mundo.

Brasil y Chile, dos de los conjuntos más potentes de aquel momento quedaron emparejadas junto a la modesta Venezuela en el grupo 3.

Brasil vs Chile disputado el 3 de septiembre de 1989 en Maracaná - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Brasil vs Chile disputado el 3 de septiembre de 1989 en Maracaná (Fuente: chile.as.com)


Los brasileños endosaron un 0-4 a «La Vinotinto» en el primer partido, mientras que los chilenos «solo» fueron capaces de imponerse por 1-3 en Caracas.

Con un ambiente prebélico repleto de provocaciones entre brasileños y chilenos se enfrentaron en Santiago de Chile el 13 de agosto de 1989.

Solo vale ganar

La FIFA aconsejó entre otras cosas que ambas selecciones salieran juntas al campo, pero los locales ignoraron las recomendaciones y salieron en primer lugar.

Cuando los brasileños superaron el túnel de vestuarios comenzó una atronadora pitada que no cesó hasta ya finalizados la ceremonia de los himnos.

Chile vs Brasil disputado el 13 de agosto de 1989 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Chile vs Brasil disputado el 13 de agosto de 1989 (Fuente: www.partidosdelaroja.com)


Llevados por el ambiente el partido se convirtió en una batalla campal desde el pitido inicial. Hubo un expulsado por cada bando, Raúl Ormeño y Romario, así como el seleccionador de «La Roja» Orlando Aravena.

El partido terminó 1-1. Un autogol de Hugo Armando González adelantó a la «verdeamarela» en el 56´e Ivo Basay igualó la contienda a 7 minutos del final.

Finalizada la segunda vuelta el empate continuaba, pero con el gol average favorable a Brasil dejaba fuera de la cita mundialista a Chile.

Los brasileños aumentaron su diferencia de goles derrotando 6-0 a Venezuela. Por su parte Chile fue obligado a jugar en campo neutral el siguiente partido por los incidentes ante Brasil y derrotaron en Mendoza (Argentina) a los venezolanos 5-0, resultado insuficiente para encaramarse a la primera posición.

Tangana en el Chile vs Brasil disputado el 13 de agosto de 1989 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Tangana en el Chile vs Brasil disputado el 13 de agosto de 1989 (Fuente: www.tvn.cl )


Comienza el espectáculo

El 3 de septiembre de 1989 Chile visitó Río de Janeiro con la necesidad de ganar sí quería estar en Italia ’90.

Además, el trato recibido por los suyos en Santiago, enrabietó a la afición de la canarinha que convirtió Maracaná en una olla a presión. Brasil pagó a los chilenos con la misma moneda.

Los locales, pese a no poder contar con Romario tenían un equipazo con los Taffarel, Careca, Alemao, Bebeto, Aldair, Dunga o Branco.

La primera parte fue de dominio local y solo tres prodigiosas intervenciones de Roberto Rojas el “Cóndor”, mantuvieron la portería chilena a cero.  Nada más comenzar la segunda parte Careca adelantaba a Brasil

Roberto Rojas llegó a tocar su disparo a bocajarro, pero no fue capaz de desviarlo lo suficiente y terminó dentro de su portería.

 

El «Condorazo»

En el al minuto 69′ sucedió algo que convirtió a Roberto Rojas en el triste protagonista de aquel duelo. El balón transitaba por el medio campo sin peligro para ninguna de las dos áreas cuando las cámaras se centraron en el meta chileno.

El «Cóndor» yací tendido en el suelo tapándose el rostro con las manos junto a una bengala llameante. Rápidamente le rodearon sus compañeros y los asistentes sanitarios.

Poco después se vio al delantero Patricio “Pato” Yáñez retar a la grada agarrándose sus partes y haciendo cortes de manga a la afición local.

Patricio Yáñez haciendo un gesto obsceno a la grada de Maracaná - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Patricio Yáñez haciendo un gesto obsceno a la grada de Maracaná (Fuente: www.guioteca.com)


Esta escena ha quedado grabado en la memoria colectiva chilena, donde aún hoy hacer un “Pato” Yáñez significa imitar aquel desafiante gesto obsceno.

Cuando el humo se disipó retiraron en camilla a un Roberto Rojas con abundante sangre que manando de su cabeza.

Los chilenos enfurecidos decidieron que no continúan jugando al no poder garantizarse su seguridad y el colegiado argentino decidió suspender el encuentro.

 

Las primeras exploraciones, aún en el estadio, desvelaron que el guardameta tenía un corte en la frente, pero ni rastro de pólvora o quemaduras.

La comitiva chilena fue recibida en Santiago como auténticos héroes y el júbilo dio lugar a una turba enfurecida que atacó la embajada de Brasil en la capital chilena. La prensa, por su parte, reclamaba la disputa de un partido de desempate en territorio neutral.

Roberto Rojas retirado de Maracaná por sus compañeros - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Roberto Rojas retirado de Maracaná por sus compañeros (Fuente: chile.as.com)


Indigno final a una gran carrera

Roberto Rojas, apodado el «Cóndor», era uno de los  mejores porteros de Sudamérica en aquel momento. Había desarrollado gran parte de su carrera en Colo Colo y en la época del incidente defendía la portería de Sao Paulo. Era capitán de su selección y una de sus grandes estrellas.

Sus buenas intervenciones habían despertado el interés de grandes clubes del Viejo Continente, algunos hablaron de la intención de ficharle por parte de Atlético de Madrid o Real Madrid.

Rápidamente identificaron a la aficionada brasileña que lanzó la bengala. Una joven de 24 años llamada Rosenery Mello, a la que rebautizaron como “La Fogueteira”.

Como artista invitada, acogió de buena gana esa fama accidental, haciendo penitencia por infinidad de platós de televisión, incluso llegó a ser portada de Playboy.

Por su parte la FIFA comenzó una investigación, en base las imágenes de Alfieri, fotógrafo argentino de El Gráfico.

"La Fogueteira" en Playboy - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

«La Fogueteira» en Playboy (Fuente: memoriasdelfutbol.com)


Castigo ejemplar

La secuencia fotográfica muestra que la bengala cayó a un metro de Roberto Rojas y, en ningún caso le había alcanzado.

Protegido por el humo, jugadores y asistencia, el propio Roberto Rojas se infringió él mismo un corte sobre la ceja con una pequeña cuchilla que llevaba escondida.

En un primer momento se pensó que podría haber ingerido algún anticoagulante que diese más dramatismo a la escena, aunque nunca llegó a probarse

La FIFA dio el partido por perdido 2-0 y sancionó a Chile sin disputar la fase de clasificación para la siguiente edición del Mundial, ya que, su billete para Italia lo había perdido sobre la cancha.

Roberto Rojas fue sancionado de por vida, poniendo fin a su carrera deportiva a los 32 años.

Astengo, segundo capitán y quien tomó la decisión de no continuar jugando fue sancionado con 5 partidos. Al seleccionador Orlando Aravena le inhabilitaron durante 5 años en su país y a perpetuidad a nivel internacional.

El médico Daniel Rojas y Sergio Stoppel, el presidente de la Federación de Fútbol de Chile, fueron inhabilitados de por vida para trabajar cualquier cosa relacionada con el mundo del fútbol.

Roberto Rojas rodeado por sus compañeros y asistentes en Maracaná - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Roberto Rojas rodeado por sus compañeros y asistentes en Maracaná (Fuente: www.as.com)


Un guion de película

Meses después varios de los protagonistas del «Condorazo» empezaron a dar sus propias versiones a los medios de comunicación, entre ellos un arrepentido Roberto Rojas.

Me corté mi propia dignidad

 

 

Según su versión, días antes del partido en un entrenamiento Aravena le dijo: “A la primera oportunidad, te das vueltas y nos vamos del partido”.

Poco después Rojas habló con Fernando Astengo que al parecer le propuso diseñar algún plan para que los capitanes decidiesen retirar al equipo con cualquier pretexto y ganar el billete para el Mundial en los despachos.

El "Cóndor" Roberto Rojas saltando a Maracaná aquel 3 de septiembre de 1989 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El «Cóndor» Roberto Rojas saltando a Maracaná aquel 3 de septiembre de 1989 (Fuente: www.as.cm)


Alejandro Kock, miembro del cuerpo médico, habría facilitado a Rojas una pequeña cuchilla envuelta en esparadrapo, dejando un pequeño filo a la vista. Al parecer el plan inicial era que Astengo se dejara caer simulando un impacto cuando recogiera un balón detrás de la portería.

El «Cóndor» con el arma del delito en la media no pudo poner en práctica lo planeado durante la primera parte, por lo que en la segunda mitad cambió la cuchilla a la muñeca de su guante y, en cuanto vio caer la bengala comenzó su actuación.

Instante en el que la bengala cae junto a Roberto Rojas en Maracaná - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Instante en el que la bengala cae junto a Roberto Rojas en Maracaná (Fuente: www.as.com)


Algunas fuentes afirman que varios compañeros conocían el plan, mientras que otros eran totalmente ajenos. Incluso se cuenta que el propio Astengo, uno de los primeros en llegar, presionó la herida con la uña porque el corte no sangraba lo suficiente.

Cuando el escándalo se destapó culparon de todo a Roberto Rojas, que sufrió una persecución mediática en su país, llegándole a acusar de ser un “agente doble” al servicio de los brasileños, país donde vivía y jugaba desde 1987

Tras la sanción comenzó a trabajar como preparador de porteros en su último club, Sao Paulo, ya que, su imagen en Brasil no se vio tan perjudicada.

Se especula que fue la propia Federación de Fútbol de Chile quien exigió a la FIFA un castigo ejemplar para Roberto Rojas, desvinculándose así del incidente.

Años después, ya en la cuarentena, recibió el perdón, que aprovecho para volver a la portería en el homenaje a Iván Zamorano.

Roberto Rojas como entrenador de porteros en Sao Paulo - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Roberto Rojas como entrenador de porteros en Sao Paulo www.ceroacero.es)

Share: