Gómez de Lecube, de futbolista a espía nazi

Cualquiera que haya tenido la suerte de ejercer la profesión de futbolista, sabe que por muy prolífica o exitosa que sea su carrera se trata de un oficio efímero.

Hasta hace unos años y, a pesar de ser un trabajo muy bien pagado, cualquier jugador sabía que rondando los 40 debía buscar otro oficio. Los mejor parados solían ganarse la vida vinculados al fútbol como presidentes, entrenadores, directivos… etc. Pero no todos tuvieron esa suerte.

Archiconocido es el caso de Juan José “Sandokán” que, tras 13 temporadas en la élite, entre Cádiz y Real Madrid, llegando a ser internacional con la selección española, acabó “currando” en el astillero de su barriada natal.

Gómez de Lecube con la camiseta del Atlético de Madrid entre 1928 y 1930 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Gómez de Lecube con la camiseta del Atlético de Madrid entre 1928 y 1930 (Fuente: www.elmundo.es)

Precariedad laboral

Un caso especialmente curioso de trabajo para un ex futbolista fue el de Juan Emilio Gómez de Lecube.

Aunque nació en Ribadeo (Lugo) en 1902, suele atribuírsele un origen vasco, pues su padre era de Sestao.

Fue un extremo rápido de los de antes, comparado posteriormente con Gento, aunque en las antípodas del cántabro en lo que a calidad se refiere.

Solía cubrir su cabeza con un pañuelo, gesto que se interpretó como una forma de disimular su incipiente alopecia. No obstante, muchos jugadores de su época lo hicieron.

Comenzó su carrera en la Real Sociedad, de allí pasó a la Gimnástica de Torrelavega donde disputó un par de temporadas (1925-1927). Fue entonces cuando llamó la atención del Celta de Vigo. que se hizo con sus servicios.

Juan Gómez de Lecube en su madurez - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Juan Gómez de Lecube en su madurez (Fuente: www.abc.es)

En aquella época se disputaban torneos regionales y la Copa puesto que la Liga Española no se creó hasta 1929.

Tras un año en el conjunto celeste firmó por el Atlético de Madrid, con los que disputó la primera Liga  de la historia y continuó en sus filas un año más.

Su carácter difícil y díscolo le hizo salir del equipo rojiblanco, poniendo rumbo a Barcelona, aunque diversas circunstancias le llevaron a no debutar con los azulgrana y la directiva le dejó marchar.

Su carrera como futbolista termina con dos partidos amistosos vistiendo la camiseta del Valencia frente a Atlético de Madrid y Castellón.

Gómez de Lecube con la camiseta del Atlético de Madrid en 1929 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Gómez de Lecube con la camiseta del Atlético de Madrid en 1929 (Fuente: www.larazon.es)

De extremo a extremista

Aquí llegamos a lo peculiar de esta historia. Gómez Lecube se declaró admirador de Hitler y nacionalsocialista convencido. Al comenzar la Guerra Civil, se sabe que combatió, entendemos que gustosamente, en el bando nacional o insurrecto.

Tras el conflicto sus convicciones ideológicas le brindaron una nueva oportunidad laboral.

En 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, fue reclutado por el ABWEHR, formando parte del servicio de información en el extranjero de la Alemania Nazi. Un espía en toda regla.

De sus misiones no se tiene mucha constancia hasta 1942, cuando es interceptado por el MI6 en Trinidad mientras se dirigía a Panamá. Al parecer su cometido era informar del movimiento de tropas aliadas a través del canal.

Tras su detención es enviado el campo de internamiento 020 de West Ham.

Pese a su negativa constante a aceptar los cargos que se le imputaron, incluso bajo tortura, los británicos descifraron decenas de mensajes suyos gracias a la máquina Enigma.

Estoy siento tratado de manera cruel, inhumana y salvaje y sufro vejaciones e insultos - Gómez de Lecube

 

 

Sin que consiguiesen arrancarle una confesión envió varias cartas al embajador español, al Gobierno británico e incluso al Rey Jorge VI proclamando su inocencia.

El extremo "colchonero" Gómez de Lecube durante un partido portando su inseparable pañuelo - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
El extremo «colchonero» Gómez de Lecube durante un partido portando su inseparable pañuelo (Fuente: www.elmundo.es)

Una nueva salida profesional

Finalizado el conflicto el régimen de Franco logró la extradición de Gómez de Lecube, junto a la de otros españoles detenidos por las potencias aliadas.

De regreso a España comenzó su carrera como entrenador y, a pesar de no haber cambiado un ápice sus convicciones políticas, no volvió a hablar de aquel incidente ni a sus más allegados.

Como técnico fue de los primeros que dio una gran importancia a los aspectos tácticos en el fútbol español, entrenado los movimientos e incluso el intercambio de posiciones durante los partidos.

Tras dirigir a media docena de clubes catalanes de Segunda y Tercera División, la muerte le encontró en Barcelona en 1966.

Gómez de Lecube (tercero por la izquierda) en el banquillo del Camp d'Esports de Lleida - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Gómez de Lecube (tercero por la izquierda) en el banquillo del Camp d’Esports de Lleida (Fuente: www.ara.cat)

Entradas recientes

Categorías

Facebook

El equipo que fue Europa, España y Cataluña.odioeternoalfutbolmoderno.es/el-equipo-que-fue-europa-espana-y-cataluna ... Ver másVer menos
View on Facebook
La "Signora Omicidi".odioeternoalfutbolmoderno.es/la-signora-omicidi ... Ver másVer menos
View on Facebook
Hungaria, un equipo de exiliados.odioeternoalfutbolmoderno.es/hungaria-un-equipo-de-exiliados ... Ver másVer menos
View on Facebook
El gol olímpico de Maradona.odioeternoalfutbolmoderno.es/el-gol-olimpico-de-maradona ... Ver másVer menos
View on Facebook
Gigi Meroni, el futbolista que le devolvió la ilusión al Torino.odioeternoalfutbolmoderno.es/la-farfalla-granata ... Ver másVer menos
View on Facebook
La plusmarca de Pelé en el año 1959.odioeternoalfutbolmoderno.es/pele-jugo-103-partidos-en-1959 ... Ver másVer menos
View on Facebook

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

2 comentarios

  1. ¡Genial blog! ¿Tiene alguna sugerencias para aspirantes a escritores?
    Estoy planeando comenzar mi propio sitio web pronto, pero estoy un poco perdido en todo.

    ¿sugeriría comenzar con una plataforma gratuita como WordPress o optar por una opción paga?
    Hay tantas opciones por ahí que estoy completamente confundido…

    ¿Alguna ideas? Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *