Fue la casa del Tottenham Hotspur durante 118 años,. White Hart Lane, uno de esos templos del fútbol que han ido desapareciendo durante las últimas décadas.

Diseñado por el legendario Archibald Leitch, que firmó la construcción de algunos de los grandes templos del fútbol británico como Anfield, Bramall, Lane, Celtic Park, Goodison Park, Hampden Park, Ibrox Park, Old Trafford o Stamford Bridge entre otros.

Abrió sus puertas el 4 de septiembre de 1899 con el duelo entre los Spurs y el Notts County. Su nombre se debe a la calle en la que fue erigido y, esta se llama así porque era una zona por la que solían estar los ciervos de pecho blanco propiedad de la realeza inglesa.

White Hart Lane - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

White Hart Lane (Fuente: www.eurosport.co.uk)


A través de varias remodelaciones amplió su aforo hasta alcanzar una capacidad para 75.000 espectadores, registrando su récord en 1938 en un duelo de la FA Cup contra el Sunderland.

Ya en el siglo XXI se empezó a plantear la posibilidad de que el Tottenham Hotspur se mudase a Wembley o a otro de los nuevos estadios construidos con motivo de los Juegos Olímpicos celebrados en Londres en 2012.

Finalmente se erigió en el mismo emplazamiento que White Hart Lane el Tottenham Hotspur Stadium, que fue inaugurado el 3 de abril de 2019, mientras que su vieja casa desapareció de la faz de la tierra el 15 de mayo de 2017.

Un día antes el Tottenham se despidió de su centenario hogar con una victoria 2-1 ante el Manchester United y Wayne Rooney fue el autor del último gol en la historia de este templo del fútbol.

White Hart Lane en su inauguración el 4 de septiembre de 1899 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

White Hart Lane en su inauguración el 4 de septiembre de 1899 (Fuente: en.wikipedia.org)


Del gallo al «fantasma» de White Hart Lane

Hasta 1972 White Hart Lane fue uno de los pocos recintos deportivos británicos que no lucía vallas publicitarias.

Su gran símbolo fue el gallo que presidió el estadio desde 1909 y que tras su demolición fue trasladado al Tottenham Hotspur Stadium.

Tras su instalación corrió como la pólvora la leyenda urbana de que la bola dorada sobre la que se apoyaba estaba repleta de oro. Un incauto decidió probar suerte y se encaramó hasta el techo de White Hart Lane para tratar de rescatar aquel botín, pero su aventura no tuvo final feliz y fue detenido.

El gallo de White Hart Lane - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El gallo de White Hart Lane (Fuente: twitter.com/spurs_es)


Décadas más tarde el presidente del Tottenham hizo bajar el gallo para comprobar de primera mano si había algo dentro. El resultado no fue el esperado. Ni rastro del oro.

White Hart Lane fue utilizado durante la Primera Guerra Mundial como fábrica de máscaras de gas y almacén y en la Segunda Guerra Mundial como depósito de cadáveres tras los bombardeos nazis a Londres. El fútbol no cesó y cuando sonaba la alarma se paraba el partido hasta que escuchaban la explosión.

Tras el fallecimiento de John White, una de las grandes leyendas del club, alcanzado por un rayo en 1964, cada vez que uno iluminaba el cielo del estadio de los Spurs los aficionados decían que jugaban con uno más pues había llegado “el fantasma de White Hart Lane”.

Grada abarrotada de White Hart Lane en la década de 1960 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Grada abarrotada de White Hart Lane en la década de 1960 (Fuente: www.soccer.com)

Share: