El nacimiento de “La Furia”

La selección española disputó su primer partido un 28 de agosto de 1920 en los Juegos Olímpicos disputados en Amberes.

En aquel torneo con jugadores amateur nació una leyenda, «La Furia», apodo ganado a base de coraje y tesón sobre el terreno de juego

Aquellos Juegos Olímpicos disputados en la ciudad belga fueron bautizados como “Los Juegos de la Paz”. Apenas dos años atrás había finalizado la Primera Guerra Mundial y los países vencidos no fueron invitados.

"La Furia" jugó su primer partido el 28 de agosto de 1920 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

«La Furia» jugó su primer partido el 28 de agosto de 1920 (Fuente: www.libertaddigital.com)


Todavía se mascaba la tensión en el ambiente por el reciente conflicto bélico, pero se pretendía que el espíritu deportivo y sus valores sirviesen de homenaje a los millones de fallecidos y sentasen las bases para un futuro en paz.

En Amberes se enarboló por primera vez la bandera con los anillos entrelazados simbolizando la unión entre todos los países. Una unidad muy frágil, que no iba a tardar en tambalearse

Como sabéis, poco después afloraron viejas rencillas y el Viejo Continente se embarcó en otro macabro conflicto armado.

Ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Amberes 1920 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Amberes 1920 (Fuente: www.marca.com)


El comienzo de todo

España participó por primera vez en unos Juegos Olímpicos, desplazando hasta Amberes a 67 atletas y, el futbolista de la Real Sociedad Manuel Arrate ejerció como abanderado.

Los españoles obtuvieron un exiguo pero meritorio botín en aquel evento deportivo, con sendas medallas de plata en las disciplinas de fútbol y polo.

Paco Bru fue designado como el primer seleccionador español y no lo tuvo nada fácil para configurar el equipo en un deporte que no tenía nada que ver con el actual.

Estaba en pañales e imperaba el amateurismo, de hecho aún no había arrancado la Liga y el único torneo oficial era el Campeonato de España (actual Copa del Rey).

La convocatoria la formaron 22 futbolistas con preponderancia de jugadores vascos, grandes dominadores en la época. 5 de ellos fueron de la Real Sociedad, Arrate, Artola, Carrasco, Eizaguirre y Silverio.

Ricardo Zamora, uno de los grandes iconos de "La Furia" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Ricardo Zamora, uno de los grandes iconos de «La Furia» (Fuente: as.com)


El Athletic Club aportó cuatro, Acedo Belauste, “Pichichi” y Sabino. Arenas de Getxo y Real Unión aportaron dos cada uno, Pagaza y Vallana, Arabolaza y Eguizabal respectivamente.

Por su parte, del FC Barcelona fueron seleccionados otros cuatro, Sancho, Samitier, Sesúmaga y Zamora, que se ganó a base de grandes actuaciones el apodo de “El Divino”.

A ellos se les sumaron del Real Vigo Sporting y Fortuna de Vigo (de cuya fusión nació el Celta de Vigo), Gil, Otero, Ramón González y Ramón Encinas, así como Vázquez del Racing de Ferrol. Este último no obtuvo permiso en el trabajo y la convocatoria quedo reducida a 21 jugadores

Antes de partir hacia Amberes realizaron una mini gira por el norte de España, en la que fueron probando a los futbolistas y, si no eran suficientes para los partidillos, los onces se completaban con jóvenes de la zona.

Selección Española en 1920 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Selección Española en 1920 (Fuente: www.diariodeavisos.com)


Nace la leyenda

El 28 de agosto de 1920 saltaron al césped del estadio La Butte:  Zamora, Otero, Arrate, Samitier, Belauste, Eguizábal, Pagaza, Sesúmaga, Arabolaza, Pichichi y Acedo.

Los españoles vistieron camiseta roja con un león dorado bordado y pantalón blanco. En este primer encuentro derrotaron a Dinamarca con tanto de Patricio Arabolaza.

Una victoria tan celebrada como inesperada, ya que, los daneses eran los grandes favoritos y habían obtenido la medalla de plata en las dos ediciones anteriores del torneo.

Un día después. Se midieron a la anfitriona, cayendo 3-1 gracias a la soberbia actuación de Robert Coppée que anotó un hat trick.

La finalista Checoslovaquia se retiró en el descanso de la final ante Bélgica como protesta por el arbitraje. Las selecciones eliminadas se disputaron en el torneo de consolación la plata y el bronce.

Bélgica ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Bélgica ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920 (Fuente: www.martiperarnau.com)


En cuartos de final los españoles se midieron a otro rival nórdico, Suecia, que se adelantó en la primera parte por mediación de Albin Dahl.

En el minuto 51’ comienza la leyenda. Belauste , un prodigio de la naturaleza rebautizado como “El León de Amberes”, con un contundente remate metió el balón y, él mismo terminó dentro de la portería junto a algún que otro sueco. Seguidamente Acedo anotó el 2-1 definitivo.

A mí el pelotón, Sabino, que los arrollo – Belauste a Sabino

 

 

Las crónicas de los rotativos españoles ensalzaron la victoria denominando al equipo como “La Furia Española”, en clara alusión a las tropas que saquearon Amberes siglos atrás.

Belauste con la camiseta el Athletic Club - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Belauste con la camiseta el Athletic Club (Fuente:: www.lavanguardia.com)


«La Furia», soñando en plata

Muy influenciados por el estilo de los futbolistas vascos, el  juego era aguerrido y directo. Sin contemplaciones. Todos a tumba abierta a buscar el gol a imagen y semejanza de los inventores de este deporte.

El penúltimo escollo hacia la final de consolación era la siempre complicada Italia. Los españoles doblegaron a la “azzurra” con un doblete de Félix Sesúmaga (máximo goleador del torneo)

El encuentro adquirió tintes épicos con la expulsión de Zamora en el 79’, ya que, los españoles tuvieron que soportar el asedio transalpino con Silverio bajo palos.

Selección holandesa en 1920 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Selección holandesa en 1920 (Fuente: equiposdefutbol2.blogspot.com)


Como 90 años después en la final del Mundial de Sudáfrica, Holanda fue el rival en el Estadio Olímpico de Amberes. «La Furia» conquistó aquella meritoria plata ganando 3-1 con otro doblete de Sesúmaga y un tanto de “Pichichi”.

El fútbol ya era el deporte nacional y uno de sus más acérrimos aficionados, Alfonso XIII, organizó un encuentro de exhibición en San Sebastián para homenajear a los futbolistas y de paso codearse con ellos.

Tras aquella primera gesta en Amberes la selección española no volvería a ganar ningún título (y no por falta de grandes jugadores) hasta la Eurocopa de 1964.

Pichichi con la camiseta del Athletic Club - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Pichichi con la camiseta del Athletic Club (Fuente: www.sportskeeda.com)


Palo tras palo 

Hasta los éxitos más recientes el periplo de “La Furia” por Eurocopas y Mundiales ha tenido muchos más oscuros que claros.

Siempre bajo un denominador común. Se presentaba al torneo como una de las favoritas, pero los errores en las áreas, la mala suerte e incluso algún que otro factor extradeportivo terminaban con sus esperanzas.

De ahí, que entre los aficionados españoles se fuera acuñando una frase tras cada torneo: “Jugamos como nunca, perdimos como siempre.”

En la Copa el Mundo, hasta el título de 2010 la mejor clasificación era el cuarto puesto en 1950. No se clasificaron para el torneo en las ediciones de 1930, 1938, 1954, 1958, 1970 y 1974.

España vs Honduras del Mundial '82 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

España vs Honduras del Mundial ’82 (Fuente: www.rtve.es)


Para los que si lograron clasificarse tampoco fueron muy exitosos. En ocasiones fue la maldición cuartos, otras veces no pasaron ni de la primera fase. Quizá uno de los más dolorosos fue el de 1982, convirtiéndose en la peor anfitriona de la historia.

Aunque alcanzaron la segunda fase, tan solo lograron derrotar a Yugoslavia en un polémico partido, en el que el colegiado les señaló un penalti que había sido fuera del área.

El tránsito por las distintas Eurocopas fue similar, a excepción del título de 1964 y el subcampeonato 20 años después, en 1960, 1968, 1972, 1976 y 1992 “La Furia” no alcanzó la fase final.

Las ediciones que si disputaron, hasta el título de 2008, alternaron derrotas en primera fase con eliminaciones en cuartos de final.

Arconada en la final de la Eurocopa de 1984 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Arconada en la final de la Eurocopa de 1984 (Fuente: www.marca.com)


De “La Furia” a “La Roja”

Con la llegada de Luis Aragonés, se acuñó el término de “La Roja” que era más de su gusto. Ahí arrancó un nuevo ciclo en la selección española

La testiculina, brega y entrega como único argumento futbolístico quedaron desterrados para poner sobre el césped todo el talento y desarrollar un fútbol diametralmente opuesto.

Desterró “La Furia” para decantarse por los “bajitos”, de aspecto no demasiado robusto, pero con diamantes en sus botas. La que tenía que correr era la pelota, mas que los jugadores.

Y no le fue nada mal al combinado español. Tras la decepción de la Eurocopa 2004 en la que cayeron en primera fase, llegaron al Mundial de 2006 disputando la repesca, pero con las bases del juego que querían plasmar sobre el césped perfectamente definidas.

Luis Aragonés en la Eurocopa de 2008 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Luis Aragonés en la Eurocopa de 2008 (Fuente: www.estrelladigital.es)


El último coletazo del gran Zidane les echó en octavos, pero todo iba a cambiar a partir del siguiente torneo, dando comienzo a la etapa más dorada del fútbol español.

Así, a base de combinaciones que desnudaban a las defensas rivales se convirtieron en el único combinado en encadenar tres triunfos consecutivos: Eurocopa 2008, Copa del Mundo 2010 y de nuevo Eurocopa en 2012

Uno nunca debe olvidar sus orígenes, ya que, las experiencias pasadas conforman quiénes somos en el futuro. La selección española no habría alcanzado estos éxitos sin el nacimiento de “La Furia” allá por 1920.

España campeona del mundo en 2010 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

España campeona del mundo en 2010 (Fuente: www.marca.com)