No se entiende este mundo

Tras deslumbrar al planeta fútbol en el Mundial de 1970, Brasil firmó un cuarto y tercer puesto en las otras dos citas de la década. No fueron malas actuaciones, pero todo lo que no sea ganar no cuenta para la “verdeamarela”.

Para la edición de 1982 celebrada en España se presentaron con un auténtico equipazo en el que sobresalían figuras como Sócrates, Falcao, Eder, Toninho Cerezo,  Dirceu o Zico, dirigidos por un virtuoso de los banquillos como Tele Santana.

Arrasaron en la fase de clasificación imponiéndose en sendos partidos a Bolivia y Venezuela, con un balance de 11 goles a favor y solo 2 en contra.

Paolo Rossi con un hat trick decidió el Brasil vs Italia de 1982 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Paolo Rossi con un hat trick decidió el Brasil vs Italia de 1982 (Fuente: oxigeno.bo)

Trayectorias dispares

Ya en tierras españolas siguieron su camino triunfal contando sus partidos por victorias en la fase de grupos. Primero ante la URSS (2-1) y después con sendas goleadas ante Escocia (4-1) y Nueva Zelanda (4-0).

La segunda fase deparó un auténtico “grupo de la muerte” con tres campeones del mundo, Argentina (vigente campeona), Italia (bicampeona desde los años 30) y Brasil (única tricampeona hasta ese momento).

No solo ganaban. Daban espectáculo y estaban haciendo el mejor fútbol del torneo. La victoria 1-3 frente a sus archienemigos de la albiceleste, les dejaba a un empate de meterse en semifinales.

Argentina vs Brasil del Mundial 1982 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Argentina vs Brasil del Mundial 1982 (Fuente: ar.pinterest.com)

El siguiente escollo era una Italia, que había llegado al campeonato tras el escándalo “Totonero”, que supuso el descenso administrativo de AC Milan y SS Lazio, así como sanciones a varios y a más de una veintena de futbolistas, entre ellos Paolo Rossi, que tras dos años de inactividad y pese a haber disputado apenas tres encuentros tras su regreso, contó con la confianza de Enzo Bearzot para acudir al Mundial.

Aterrizaron en el Mundial de Naranjito cargados de dudas, que continuaron durante un torneo en el que lograron clasificarse para la segunda ronda sin ganar ningún partido

Empataron con Polonia, Perú y Camerún, obteniendo el pase al haber marcado un gol más que la selección africana.

Tras derrotar 2-1 a la Argentina de un Diego Armando Maradona desesperado por el pegajoso marcaje de Claudio Gentile, se jugarían el billete a semifinales con Brasil el 5 de julio de 1982 en Sarriá. A la azzurra solo le valía ganar.

El marcaje de Gentile a Maradona en 1982 es uno de los más célebres de la historia - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
El marcaje de Gentile a Maradona en 1982 es uno de los más célebres de la historia (Fuente: www.pinterest.co.uk)

Antecedentes del Brasil vs Italia

Hasta ese decisivo encuentro se habían visto las caras en tres ocasiones. En 1938 Italia ganó en semifinales y a la postre consiguió su segundo trofeo consecutivo, convirtiéndose en el primer equipo en lograrlo.

32 años después se citaron en el Estadio Azteca en una final en la que el Brasil de los Pelé, Gerson, Rivelino, Tostao y Jairzinho, no dio opción a una Italia que llegaba exhausta tras “El Partido del Siglo” frente a Alemania.

Su última cita había sido el 24 de junio de 1978 en el partido por el tercer puesto disputado en el Estadio Monumental. Brasil se llevó la victoria gracias a los goles de Nelinho y Dirceu, remontando el tanto inicial de Franco Causio.

Brasil vs Italia del Mundial 1978 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Brasil vs Italia del Mundial 1978 (Fuente: br.pinterest.com)

Monumento al fútbol

Fue un partido a la altura de las expectativas generadas. Los italianos llegaban inmersos en un agrio debate entre los partidarios de Paolo Rossi y los que pedían su cabeza, ya que, en los cuatro partidos anteriores no había marcado.

En Sarriá el “Bambino d’Oro” se encargó de cambiar las críticas por elogios. Logró los seis goles que le valieron la Bota de Oro del torneo en tres partidos. 3 a Brasil, 2 a Polonia y 1 en la final ante Alemania.

El goleador de la Toscana tardó apenas cinco minutos en cambiar el rictus de sus paisanos rematando con la testa un centro desde la izquierda de Cabrini.

Sócrates y Zoff en los prolegómenos del Brasil vs Italia de 1982 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Sócrates y Zoff en los prolegómenos del Brasil vs Italia de 1982 (Fuente: www.futbol-tactico.com)

La reacción de la “verdeamarela” no se hizo esperar. En el 12’ Sócrates, tras una sublime combinación con Zico, batió por bajo a Zoff para poner las tablas.

Si algo fallaba en aquel brillante Brasil era la retaguardia, algo que no preocupaba en exceso a los de Tele Santana, porque tenían calidad más que de sobra para marcar al menos uno más que el rival. Aquel día su talón de Aquiles les costó la eliminación.

Llegados al minuto 25 un error garrafal de Toninho Cerezo en un pase horizontal, fue aprovechado por Paolo Rossi para batir por segunda vez a Waldir Peres. Parecía no estar, pero sus dos picotazos metían a Italia en semifinales.

Gol de Sócrates en el Brasil vs Italia de 1982 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Gol de Sócrates en el Brasil vs Italia de 1982 (Fuente: www.jotdown.es)

Magia vs pragmatismo

Los brasileño continuaron con su juego alegre y eminentemente ofensivo, pero en Sarriá iba a triunfar la eficacia de la “azzurra”. Estaban a escasos 45 minutos de quedarse fuera del torneo, cuando casi todos les daban como favoritos al título.

El alivio para la “canarinha” llegó en el 68’. Con un amago soberbio dejó fuera de juego a su marcador y su potente zurdazo se coló en la portería italiana.

Pero ese era el día de “Pablito”. Solo 6 minutos después del empate. Rossi, de nuevo el más listo de la clase resolvió un barullo en el área Otro a la jaula. Hat trick. La gran favorita quedaba fuera del torneo.

Primer gol de Rossi en el Brasil vs Italia de 1982 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Primer gol de Rossi en el Brasil vs Italia de 1982 (Fuente: www.pinterest.es)

Quedaban 16 minutos por jugar, pero el marcador ya no se volvió a mover. Ganó Italia 3-2 en uno de los mejores partidos en la historia de la Copa del Mundo.

El colegiado anuló un gol por fuera de juego de Antognoni y en el último suspiro el “cuarentón” Zoff le hizo la parada del torneo a Oscar.

Después Falcao aseguró que pese a saber que el empate les bastaba, ellos no sabían nadar y guardar la ropa. Solo conocían un camino, el ataque.

¿Perdimos? Mala suerte y peor para el fútbol - Sócrates

 

 

En Sarriá cambió el fútbol. A partir de ese encuentro Brasil perdió la magia, eso que ellos llaman “Ginga”. Se volvieron cautos. Con el freno de mano echado por el miedo a perder. Volvieron a ganar en 1994, pero con un equipo europeizado, con estricto rigor táctico. Sin su característica anarquía sobre el césped. Sin la brillantez de antaño.

 

Héroes y villanos

Como todos los grandes partidos, aquel Brasil vs Italia de 1982 dejó un reguero de héroes y villanos. Futbolistas que en sus carnes personificaron la gloria de la victoria o el amargo dolor de la derrota.

Paolo Rossi espantó de un plumazo los fantasmas que rondaban su cabeza con un oportunista triplete.

En el bando italiano volvió a sobresalir la figura de Gentile, que unos días antes había desesperado a base de agarrones y patadas a un joven Maradona y que lo volvió a hacer atando en corto a Zico, el más que digno heredero del “10” de Pelé.

Zico marcado por Gentile en el Brasil vs Italia de 1982 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Zico marcado por Gentile en el Brasil vs Italia de 1982 (Fuente: www.marca.com)

La cara de la derrota la protagonizaron los dos jugadores más flojos del once brasileño. Serginho, ese torpón delantero que se empeñó en alinear Tele Santana por la baja de Careca, que falló varios goles cantados.

El otro “villano”  fue Waldir Peres y es que hasta hace bien poco, Brasil no fue tierra de porteros. Por suerte para él, no tuvo que sufrir la tortura a la que sometieron a su paisano Moacir Barbosa tras el archiconocido Maracanazo.

Todo lo contrario que su colega de profesión Dino Zoff. A la vejez viruela que diría aquel. Tras más de dos décadas bajo palos y superada la cuarentena salvó a su equipo en momentos clave y poco después se retiró con el trofeo más bonito de todos bajo el brazo. Con 40 años y 133 días es el más veterano en haberlo conseguido.

 

¿La muerte del fútbol arte?

En Italia, como en el resto del planeta alucinaron con aquella victoria. Incluso en el país transalpino salieron voces señalando la injusticia de aquel triunfo ante el mejor equipo del torneo, que bautizaron como la muerte del fútbol arte.

El Diario Andalucía título el día siguiente sobre el Brasil vs Italia del Mundial 1982: “No se entiende más este mundo”.

Visto con la perspectiva que da el tiempo, aquel Brasil era maravilloso y hasta el duelo e Sarriá se había visto la Italia más rácana de la historia, pero a partir de ahí lo bordaron para empatar con la “canarinha” a tres Copas del Mundo,.

Rossi fue el héroe italiano en la Copa del Mundo de 1982 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Rossi fue el héroe italiano en la Copa del Mundo de 1982 (Fuente: www.jotdown.es)

No es menos cierto que tras aquel Mundial hubo un cambio de tendencia en el fútbol mundial. Hasta entonces casi siempre los ataques predominaron sobre las defensas. A partir de este torneo muchos equipos empezaron a priorizar la faceta defensiva descaradamente.

4 años después llegó la Argentina de Bilardo. Un equipo reservón que carburaba gracias a los chispazos de un estratosférico Maradona. En Italia ’90 asistimos a uno de los Mundiales más sosos de la historia y en 1994 Brasil ganó, pero no fue Brasil.

Con un medio campo eminentemente destructor con los Dunga, Zinho, Mauro Silva y Mazinho, como escuderos de dos magníficos peloteros, Bebeto y Romario.

Sea como fuere 12 años después de la tragedia brasileña en Sarriá, una generación con un fútbol más parecido al de sus oponentes se tomó la “venganza”. Fue en el Rose Bowl de Los Ángeles y, cosas del fútbol, gracias al error de uno de los mayores artistas del torneo, Roberto Baggio, en el último lanzamiento de penalti.

Roberto Baggio falló el penalti definitivo en la final del Mundial 1994 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno
Roberto Baggio falló el penalti definitivo en la final del Mundial 1994 (Fuente: soycalcio.com)

Entradas recientes

Categorías

Facebook

El 27 de febrero de 1977 con apenas contaba 16 años y 120 días Diego Armando Maradona hizo su debut con Argentina.odioeternoalfutbolmoderno.es/el-debut-de-maradona-con-argentina ... Ver másVer menos
View on Facebook
El Bayern de Múnich está de aniversario y aquí os contamos el motivo por el que su camiseta es roja.odioeternoalfutbolmoderno.es/camiseta-del-bayern-de-munich ... Ver másVer menos
View on Facebook
Se cumplen 30 años del día que el Real Betis se negó a jugar de blanco.odioeternoalfutbolmoderno.es/toledo-betis-polemica-camisetas ... Ver másVer menos
View on Facebook
La sequía casi interminable de Sabadell y Castellón.odioeternoalfutbolmoderno.es/sabadell-castellon-negados-gol ... Ver másVer menos
View on Facebook
Carlos Fernando Navarro "El Mono" Montoya tuvo una dilatada carrera de 25 años bajos palos, dejando especial huella en Boca Juniors, donde ganó todos sus títulos como profesional.odioeternoalfutbolmoderno.es/mono-montoya ... Ver másVer menos
View on Facebook
En este artículo recordamos el paso de Nicolas Anelka por el Real Madrid odioeternoalfutbolmoderno.es/fichaje-anelka-real-madrid ... Ver másVer menos
View on Facebook

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *