Desde la retirada de “El Pelusa”, e incluso mientras estaba en activo, se ha buscado por todo el mundo al nuevo Diego Armando Maradona.

Todo el planeta futbolístico siempre ha estado ansioso por encontrar un talento capaz de igualar al “10”, en esa irrefrenable pasión hedonista que acompaña a los futboleros. Ninguno de sus “sucesores” lo ha conseguido.

En este artículo os traemos una selección de diez jugadores que fueron bautizados con el sobrenombre de “el nuevo Maradona”, muchos de ellos no eran zurdos, pocos lucieron el “10” y ni de lejos pudieron acercarse a la repercusión que tuvo “El Pelusa”.

Solo uno de ellos es argentino e íntimo amigo de infancia del verdadero y único Maradona.

Hagi y Maradona en el Argentina vs Rumanía del Mundial '90 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Hagi y Maradona en el Argentina vs Rumanía del Mundial ’90 (Fuente: twitter.com/mralacati)


El Maradona de los Cárpatos

Quizá el que mejor carrera tuvo fue “El Maradona de los Cárpatos”, Gheorghe Hagi, jugó en los dos grandes de la Liga española aunque solo ganó una Supercopa con el Real Madrid y otra con el FC Barcelona.

Fue líder de una de las mejores selecciones rumanas de la historia y lideró un gran Galatasaray, campeón de su primer torneo continental, la Copa de la UEFA de 2000.

Tenía un auténtico cañón en la zurda, marcó más de un gol “desde su casa” y, dejó detalles de genio allí por donde pasó, pero siempre necesitó un equipo de escuderos que le protegiese para sentirse cómodo y dar su mejor versión sobre el terreno de juego.

 

La inconstancia fue la tónica general de su carrera deportiva, mezclando geniales actuaciones con grandes lagunas. Con todo esto, entre los “otros” Maradona es el que más títulos coleccionó. Tocó metal hasta 16 veces en Rumanía, España y Turquía.

Es considerado como el mejor futbolista rumano de todos los tiempos, el segundo futbolista que más veces ha vestido la camiseta de Rumanía (125) y su máximo goleador histórico (35).

Gheorghe Hagi "El Maradona de los Cárpatos" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Gheorghe Hagi «El Maradona de los Cárpatos» (Fuente: as.com)


“El Maradona Griego”

Vasilis Hatzipanagis, con total seguridad el mediapunta griego ha sido el futbolista más dotado técnicamente de estos 10, pero tuvo un gran problema. Su club le “secuestró” durante 15 años.

Lástima que fuera del país heleno solo hayamos podido deleitarnos con su fútbol a través de los vídeos de Youtube, porque tenía que ser un auténtico espectáculo verle en directo. Su repertorio de regates fue inagotable.

“El Maradona Griego” fue un virtuoso del balón del que disfrutaron prácticamente en exclusiva en el Iraklis FC, al que llevó a conquistar el único título de su historia en 1976 y a conseguir su mejor clasificación (tercer puesto) en el campeonato heleno en 1980.

Vasilis Hatzipanagis "El Maradona Griego" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Vasilis Hatzipanagis «El Maradona Griego (Fuente: thesefootballtimes.co)


“El Maradona de los Balcanes”

Blaz Sliskovic se crio futbolísticamente en el Velez Mostar, club de su ciudad natal y, es una leyenda del Hajduk Split.

De niño hizo natación, baloncesto y llegó a graduarse en la escuela de música. Todo un artista, que en la adolescencia se dio cuenta que su mayor virtud estaba en los pies.

Durante su corta estancia en el Olympique de Marsella hubo un joven adolescente que más tarde entró en el Olimpo del fútbol que no se perdió ni uno de sus partidos en el Stade Vélodrome.

 

En palabras de Zinedine Zidane, “El Maradona de los Balcanes”, es uno de los mejores futbolistas que han visto sus ojos. Dato a tener en cuenta.

Tenía una diestra prodigiosa, con la que fue capaz de llenar estadios y con la que marcó más de un gol olímpico. “Baka”, un fumador empedernido y tan genial como díscolo. u gusto por las actividades extracurriculares le privó de tener una mejor carrera.

Blaz Sliskovic "El Maradona de los Balcanes" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Blaz Sliskovic «El Maradona de los Balcanes» (Fuente: www.jabuka.tv)


“El Maradona del Mar Negro”

Georgi Kinkladze nació en Tiflis. Un mediapunta muy técnico y dado a las filigranas. En el terreno de juego solo miraba hacia delante, aquello de defender no iba con él, lo que le granjeó la “enemistad” de más de un entrenador.

Con todo y con eso es uno de los futbolistas más queridos por la afición del Manchester City, uno de sus grandes iconos antes de la llegada de los petrodólares a los “Citizens”.

Fue nombrado mejor jugador del equipo en dos de sus tres temporadas en Manchester y mejor jugador georgiano del año 1993.

 

Con el cuello de la camiseta subida a lo Cantona, siempre con el balón pegadito al pie y con un don especial para el regate, estuvo en la agenda de todos los grandes en la década de los 90, pero su inconstancia les ahuyentó.

De los “otros” Maradona es el único que como “El Pelusa” vistió la camiseta de Boca Juniors, aunque en el caso de Kinkladze no llegó a debutar en La Bombonera.

Georgi Kinkladze "El Maradona del Mar Negro" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Georgi Kinkladze «El Maradona del Mar Negro (Fuente: www.wsc.co.uk)


“El Maradona del Desierto”

A Saeed Al-Owairan le conocimos en el Mundial de 1994, en el que logró un gol “maradoniano” que clasificó a Arabia Saudí para octavos de final en su primera participación en el torneo.

Sin duda fue el mejor momento de su carrera y por el que se ganó el sobrenombre de “El Maradona del Desierto”, apodo que el saudí terminó aborreciendo, cansado de una comparación, que seamos sinceros, no se sostenía.

 

One Club Man del Al-Shabab, aunque un poco por obligación, ya que, se rumorea que tras destacar le prohibieron fichar por ningún club europeo. Vistió su camiseta 13 años (1988-2001) y anotó 238 goles, siendo sin duda la etapa más gloriosa de “Los Leones Blancos”.

Cuatro años después de su genialidad en tierras estadounidenses se esperaba mucho de él en la cita francesa. Al-Owairan no compareció y dio muestras de su hartazgo hacia el fútbol en alguna que otra rueda de prensa. Se retiró poco después con 32 años.

Saeed Al-Owairan "El Maradona del Desierto" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Saeed Al-Owairan «El Maradona del Desierto» (Fuente: www.marca.com)


“El Maradona de los Alpes”

Del árido desierto nos trasladamos a las nevadas cimas de Austria. Ocho años después que Diego nació en Viena Andreas Herzog. Todo parecido con “El Pelusa” fue fruto de la casualidad.

El futbolista austriaco era un auténtico tanque, fortísimo y con una estatura cercana al 1,90. Sus cualidades sobre un terreno de juego también eran bastante dispares, únicamente se acercó un poquito al crack argentino en el lanzamiento de faltas.

Dejó huella en la afición del SK Rapid Viena, que le incluyó en su once ideal histórico. También tienen buen recuerdo de él en Bremen, con Herzog en el medio campo y “El Hombre Milagro” en el banquillo conquistaron la Bundesliga en 1993.

De la mano de Otto Rehhagel llegó al Bayern Múnich y ambos salieron despavoridos de Baviera apenas un año después.

Andreas Herzog "El Maradona de los Alpes" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Andreas Herzog «El Maradona de los Alpes» (Fuente: www.deichstube.de)


“El Maradona del Bósforo”

El gran problema de Emre Belozoglu (como él mismo reconoció) fue que las  circunstancias le superaron. Con apenas 17 años ya llevaba la manija del Galatasaray, rodeado por leyendas del club como Popescu, Hagi o Hakan Sukur.

En su tierra no lo hizo nada mal, pero en cuanto puso rumbo al Inter de Milán la cosa empezó a torcerse. “El Maradona del Bósforo” se perdió en la noche, dejó de cuidarse. La cosa no mejoró en su paso por el Newcastle United.

Volvió a acercarse a su mejor nivel en su regresó a Turquía, esta vez en las filas del Fenerbahçe. Ya tenía 28 años. Le quedaba fútbol, pero ni de lejos iba a alcanzar las cotas que apuntaba en sus inicios.

Tras una larguísima negociación recaló en el Atlético de Madrid. En el Vicente Calderón apenas jugó 7 partidos y seis meses después el “Cholo” Simeone le mandó de vuelta al Bósforo.

Hagi y Emre Belozoglu "El Maradona del Bósforo" - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Hagi y Emre Belozoglu «El Maradona del Bósforo» (Fuente: www.yeniakit.com.tr)


“El Maradona de Ostrava”

La rompió en la Eurocopa de 2004 en la que solo el “milagro griego” fue capaz de romper el sueño de la selección que mejor fútbol practicó en el torneo, la República Checa de los Nedved, Poborsky, Rosicky, Koller y compañía.

Milan Baros fue “pichichi” del torneo con 5 goles y un año después estuvo presente en el “milagro de Estambul”.

No se parecía en absolutamente nada a Maradona y pese a ser delantero sus cifras tampoco fueron excesivamente elevadas. 177 goles en 556 partidos.

 

“El Maradona de los Andes”

Roberto Merino, un auténtico trotamundos del fútbol. Ha vestido la camiseta de veintiún equipos en España, Suiza, Grecia, Italia, Kuwait Perú, Colombia y Tailandia.

Reclutado para el filial del FC Barcelona en 1995, nunca ha jugado en un gran club, algo que no ha sido impedimento para que sus compatriotas le bnautizen como “Meridona”, principalmente por su colección de filigranas que tienen miles de reproducciones en Internet.

Hasta 2020, cuando se quedó sin equipo, a sus 38 años, seguía en activo en el modesto ASD Sora Calcio 1907.

 

El «otro» Maradona

“Goyo” Carrizo es el único argentino de esta selección de los “otros” Maradona. Amigo de infancia de Diego, de él dicen que era mejor que “El Pelusa”, pero su carrera estuvo marcada por el infortunio.

Ambos se criaron en la humilde Villa Fiorito y dieron sus primeras patadas a un balón rodeados de barro y pobreza, pero una grave lesión de rodilla a los 20 años tiró por tierra el sueño de Carrizo de ser futbolista.

"Goyo" Carrizo y Diego Maradona - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

«Goyo» Carrizo y Diego Maradona (Fuente: www.ayayay.tv)

Share: