Los filiales en España no pueden subir a la máxima categoría por una cuestión obvia, no pueden coincidir en la misma categoría con el primer equipo.

A lo largo de la historia de Segunda División ha habido seis filiales que pese a no poder hacerlo por las normas o por impedimento de su propio club, ascendieron a Primera División.

El CD Condal el primero de los filiales en jugar en Primera División - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El CD Condal el primero de los filiales en jugar en Primera División (Fuente: www.panenka.org)


El caso más lejano en el tiempo lo encontramos en el CD Mestalla de la temporada 1951-1952, quedaron segundos en el Grupo II de la categoría de plata, dos puntos por detrás del CD Málaga.

Por entonces la tercera plaza que daba acceso a la élite se decidía en una fase de ascenso en la que participaban 2º y 3º de ambos grupos de Segunda División y los dos equipos que quedaban en los puestos inmediatamente superiores a los de descenso directo en Primera.

El sueño frustrado del CD Mestalla

Pelearon por un puesto en Primera División junto a CD Mestalla, CD Logroñés, Racing de Ferrol, CD Alcoyano y el tercer y cuarto peor clasificado de la máxima categoría, Sporting de Gijón y Racing de Santander respectivamente.

El 29 de junio de 1952 tras imponerse 5-1 al CD Logroñés el CD Mestalla se proclamó campeón de la liguilla de ascenso, superando en un punto al conjunto gijonés.

El CD Mestalla fue el primer filial en "ascender" a Primera División - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El CD Mestalla fue el primer filial en «ascender» a Primera División (Fuente: twitter.com/tomakino25)


En aquel momento la normativa no prohibía que los filiales jugasen en la misma categoría, en la que entonces militaba el Valencia CF. Fue el propio presidente che, Luis Casanova, quien consideró un día después poco ético que sus dos equipos compitiesen en la misma categoría.

De esta forma se frustró el sueño del Mestalla, entre cuyos jugadores estaba la leyenda che Vicente Peris, de competir en la élite del fútbol español. Su puesto fue ocupado por Racing de Santander que junto al Sporting de Gijón mantuvo su plaza en Primera.

La noticia cayó como un jarro de agua fría entre la afición valencianista. Gonzalo Medina, uno de los fundadores del club presentó su dimisión de inmediato. El debate fue tan acalorado que se llegó a pensar incluso en la escisión entre Valencia CF y CD Mestalla.

Noticia del ascenso del CD Mestalla - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Noticia del ascenso del CD Mestalla (Fuente: www.lasprovincias.es)


La “rebeldía” del CD Condal

Cuatro años después de la polémica con el CD Mestalla hubo un nuevo “problema” con los filiales en el fútbol español.

La SD Industrial, por entonces filial del FC Barcelona logró una plaza en al liguilla de ascenso junto a Real Betis, Real Oviedo y Real Zaragoza, mejores clasificados de la categoría de plata, así como Real Murcia y Deportivo Alavés tercero y cuarto por la cola en Primera.

Ganaron la fase de ascenso aventajando en tres puntos al cuadro maño. En el último partido disputado el 29 de junio de 1956 se impusieron 3-2 al Real Betis en Les Corts.

Encuentro de la SD Industrial en la temporada 1955-1956 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Encuentro de la SD Industrial en la temporada 1955-1956 (Fuente: www.mundodeportivo.com)


En aquel filial, que curiosamente vestía como el máximo rival de los culés en la Ciudad Condal, destacaban jugadores como Estrems, Olivella o Vergés que ese mismo año dieron el salto al primer equipo azulgrana.

Al igual que ocurrió con el CD Mestalla la directiva declinó el ascenso de su filial, pero estos no se resignaron, se desvincularon del cuadro culé y cambiaron su nombre a CD Condal para poder competir en Primera División.

Su sueño tan sólo duró una temporada y regresaron a la categoría de plata tras ocupar el último lugar en la temporada 1956-1957, volviendo a ser filial de los azulgrana.

En los años 60 el CD Condal se desvinculó de la empresa textil España Industrial (pasando a tener la misma equipación que el primer equipo) y, en 1970 desapareció cuando el presidente culé Agustí Montal fundó el Barça Atlètic, fusionando los dos filiales existentes, CD Condal y Atlético Cataluña.

El CD Condal jugó en Primera División en la 1956-1957 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

El CD Condal jugó en Primera División en la 1956-1957 (Fuente: www.panenka.org)


La revolución de los filiales

En la campaña 1983-1984 asistimos a una doble gesta de filiales con Castilla FC y Bilbao Athletic liderando la categoría de plata de cabo a rabo y empatados a 50 puntos en lo más alto de la clasificación a final de temporada.

El sistema había cambiado, ascendían los tres primeros clasificados y los filiales estaban vetados en Primera División, por lo que aquel año subieron Hércules CF, Racing de Santander y Elche CF, 3ª, 4ª y 5ª respectivamente.

Aquel Castilla CF dirigido por Amancio estaba formado por los componentes de “La Quinta del Buitre” que tanta gloria dio al cuadro merengue en la década de los 80.

Ese año los Butragueño, Martín Vázquez, Michel , Pardeza y Sanchís conquistaron el único campeonato de Segunda de los blancos hasta la fecha.

Castilla FC, filial del Real Madrid, en la temporada 1983-1984 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Castilla FC, filial del Real Madrid, en la temporada 1983-1984 (Fuente: futbolretro.es)


Años antes otra generación del Castilla hizo historia convirtiéndose en el único filial en jugar la Copa del Rey, partido que perdieron 6-1 frente a los mayores del Real Madrid.

Por su parte, el cuadro bilbaíno dirigido por otra leyenda como José Ángel Iribar también contaba con futbolistas que posteriormente dieron mucho que hablar en Primera División como Andrinua, Pizo Gómez y los hermanos Salinas, Patxi y Julio que fue pichichi ese año con 23 goles.

Estos dos filiales además de dominar la categoría pasaron a los anales de la historia del fútbol español el 4 de diciembre de 1983. Su enfrentamiento en el Santiago Bernabéu superó una afluencia de 80.000 espectadores, cifra nunca antes alcanzada en un partido de esta división.

Aquel histórico duelo terminó con victoria para los blancos con un solitario tanto de Emilio Butragueño.

Bilbao Athletic en la temporada 1983-1984 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Bilbao Athletic en la temporada 1983-1984 (Fuente: www.cihefe.es)


Generación sin suerte

El Atlético Madrileño, filial colchonero conocido en aquella época como Atlético de Madrid B, quedó segundo clasificado en la temporada 1998-1999.

Al no poder acceder a la máxima categoría por la normativa vigente, su puesto lo ocupó el tercer clasificado, CD Numancia. Además aquel año se ganaron una plaza en Primera en la fase de ascenso el Sevilla FC y Rayo Vallecano, venciendo a Villarreal y CF Extremadura respectivamente.

Aquella generación formada por los Rubén Baraja, Fortune Gaspar, Luis García, Pablo García, Paunovic, Tevenet o Sequeiros, que fue máximo goleador de la categoría empatado a 25 goles con Catanha, bordó el fútbol durante todo el año.

 

Y no se lo pusieron nada fácil, ya que, la inestabilidad afectaba a todas las parcelas del club. Sin ir más lejos el Atlético de Madrid B aquella temporada tuvo tres entrenadores, Aguiar, “Willy” y Zambrano.

Apenas un año después de este “ascenso”, perdió la categoría, pero no por deméritos deportivos, ya que, el filial se salvó, pero el descenso del primer equipo obligó al filial colchonero a jugar el siguiente año en Segunda División B. Desde entonces no han vuelto a jugar en la categoría de plata del fútbol español.

La gran mayoría de los futbolistas de esta generación o no debutó o no pudo tener mucha continuidad en el primer equipo, pese a ello muchos futbolistas si tuvieron papeles muy relevantes en otros equipos de Primera División.

Atletico de Madrid B en la temporada 1998-1999 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

Atletico de Madrid B en la temporada 1998-1999 (Fuente: www.marca.com)


El mejor filial culé

La primera aventura en los banquillos del actual seleccionador español, Luis Enrique, fue dirigiendo al filial del FC Barcelona. Tras dos temporadas en 2ªB lograron el ascenso a Segunda en 2010.

En la que sería su última temporada como técnico del Barça B, el equipo bordó el fútbol y quedó tercero (su mejor posición en la categoría), pero al no poder participar en la liguilla de ascenso, su puesto lo ocupó el Real Valladolid que se había clasificado en séptima posición.

FC Barcelona B en la temporada 2010-2011 - Odio Eterno Al Fútbol Moderno

FC Barcelona B en la temporada 2010-2011 (Fuente: twitter.com/fcbarcelonab)


El técnico asturiano contaba con una plantilla de peloteros en la que destacaban los hermanos Alcántara, Thiago y Rafinha, Bartra, Jonathan dos Santos, Nolito o Sergi Roberto.

Mención aparte merece la actuación aquel año de Jonathan Soriano. Pichichi de la categoría de plata con 32 tantos, la cuarta mejor marca histórica tras los 46 de Ricardo (Sporting de Gijón), 34 de Baltazar (Celta de Vigo) y 33 de Quinto (Real Betis)

Estos son los seis filiales que hasta el momento lograron el “ascenso” a Primera División y, salvo el CD Condal no pudieron jugar en la máxima categoría por uno u otro motivo.